sábado, 13 de marzo de 2010

SEGÚN MONS. BARREIRO-CAPELLÁN DE SU SANTIDAD-EL REY DE ESPAÑA ESTÁ EXCOMULGADO


Declaración de Human Life International sobre la sanción de Juan Carlos I de España de la ley que liberaliza el aborto

Por Mons. Ignacio Barreiro Carámbula
Director de la Oficina en Roma de Human Life International y Capellán de Su Santidad

Debemos expresar nuestra consternación ante las noticias que el Jefe de Estado de España ha sancionado una terrible ley que permite el aumento en una forma gravísima del numero de niños que podrán ser matados a través del aborto. Al mismo tiempo esta decisión del Jefe de Estado no nos sorprende porque en el pasado ha firmado leyes que son profundamente contrarias a la ley moral y a las enseñanzas católicas.

Debemos afirmar nuevamente, que aunque la Constitución no lo prevea, Juan Carlos de Borbón, conserva el derecho humano fundamental de seguir su conciencia cuando ésta esté formada en forma debida. Tiene que ser evidente para cualquier persona de buena voluntad, que el derecho positivo no le puede conculcar este derecho fundamental a ninguna persona, y mucho menos a la persona que debe ser la guía moral de su nación. Debemos recordar también que la legitimidad de un rey está basada en la forma en que éste sea fiel ejecutor de la Ley de Dios. Otros miembros de la realeza europea han demostrado su conciencia de esta norma moral básica y su coraje cuando se negaron a sancionar leyes injustas. Aún si el derecho positivo español requiere esta sanción, tanto la ley natural como la ley de Dios requieren que el Jefe de Estado se niegue a sancionar cualquier tipo de legislación inmoral, especialmente ésta que causará la muerte de tantos niños por nacer.

Tenemos que recordar que en el 2005, cuando el actual Jefe de Estado sancionó una ley autorizando el matrimonio entre personas del mismo sexo, esta oficina presentó esta misma línea de argumentación a las autoridades españolas.

Más aún, estamos convencidos que Juan Carlos de Borbón ha incurrido en una excomunión latae sententiae, debido a que su decisión traerá como consecuencia directa una grave e inmoral aumento del aborto. (Señalamos esta conclusión lógica de la clara enseñanza de la Iglesia, articulada por el Arzobispo Raymond Leo Burke, el actual Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, en su artículo; "Canon 915: The Discipline Regarding the Denial of Holy Communion to Those Obstinately Persevering in Manifest Grave Sin", Periodica De Re Canonica, vol. 96 (2007) pp. 3-58).

Después del escándalo de Recife en 2009, donde la mera apariencia de vacilación en la enseñanza inmutable de la Iglesia sobre el aborto fue utilizado por extremistas a favor del aborto para avanzar su causa, es más importante que nunca que la Iglesia articula claramente las consecuencias de la capitulación de figuras públicas con respecto al aborto.

Finalmente pedimos oraciones para la conversión del actual Jefe de Estado de España. Le pedimos al Señor que retorne a la Fe que fue vivida por sus antepasados en siglos mejores, antes de que entrase en España la ideología liberal.
___________________________________________

Monseñor Ignacio Barrero Carámbula nació el 22 de octubre de 1947 en Montevideo (Urguguay). Tras doctorarse en Derecho en Montevideo, ingresó en el Ministerio de Asuntos Exteriores uruguayo. Entre 1978 y 1983 fue miembro de la Delegación de Uruguay en las Naciones Unidas. En 1983 ingresó en el Seminariode Dunwoody en Nueva York y fue ordenado sacerdote por el Cardenal John O'Connor el 14 de noviembre de 1987, en la Catedral de San Patricio, de la ciudad de Nueva York.

Allí, en Nueva York, y al mismo tiempo que trabajaba en una parroquia, se involucró en el apostolado pro-vida. En 1991 ingresó en la Universidad de la Santa Cruz de Roma, donde se licenció en 1993 y obtuvo un doctorado en Teología en 1997 con una disertación sobre "La Experiencia de Dios y la Fe en Dios en Santo Tomás de Aquino". Habla con fluidez español, inglés, francés e italiano.

En septiembre de 1998 Monseñor Barreiro fue nombrado Director de la oficina de Vida Humana Internacional ( http://www.vidahumana.org/) en Roma, que se inauguró en noviembre de aquel mismo año, con la bendición del Papa Juan Pablo II. Esta oficina cuenta con varias responsabilidades:

Fortalecer las relaciones de Vida Humana Internacional con la Santa Sede. Provee de información a las oficinas romanas responsables de los asuntos de Familia y Vida.

Ayudar a la Oficina Central, sus ramas y afiliadas, con información técnica.

Incrementar el conocimiento y el compromiso de sacerdotes, seminaristas, religiosos y laicos que estudian en las Universidades Pontificias de Roma en los asuntos pro vida. Para ayudar a estos estudiantes, la Oficina de Roma tiene una biblioteca de alrededor de cinco mil volúmenes, además de numerosas colecciones completas de revistas académicas.

Conducir el apostolado pro-vida en Italia. Esta oficina ha participado en muchas conferencias, encuentros y jornadas difundiendo el Evangelio de la Vida en Italia.

Durante muchos años, Monseñor Barreiro ha celebrado según la liturgia tradicional de la Iglesia, esto es: la Misa tridentina acorde a los libros litúrgicos del Beato Juan XXIII. Él ha observado que existe una clara relación entre el respeto y la adoración al Señor Sacramentado y nuestro compromiso en la protección y la promoción de la vida y la familia.

Monseñor Barreiro ha publicado numerosos artículos y documentos sobre la vida, la familia y sobre materias teológicas, litúrgicas e históricas. El 26 de marzo de 2004 fue nombrado Capellán de Su Santidad por Juan Pablo II.

Fuente: HLI, Panorama Católico y Una Voce Sevilla

Visto en: Catolicidad