sábado, 27 de febrero de 2010

CARTA ABIERTA A D. JUAN CARLOS I, POR RAFAEL LÓPEZ-DIÉGUEZ

Rafael López-Dieguez en un acto contra el aborto en la sede madrileña del PSOE

Hace unas semanas los hombres y mujeres de AES nos concentrábamos en la plaza de Chamberí de Madrid para pedirle al Jefe del Estado, D. Juan Carlos I que, de aprobarse la criminal ley del aborto no la sancionara, que siguiera el ejemplo de su coetáneo el Gran Duque Enrique de Luxemburgo y se niegue a firmar cualquier ley en contra de la vida.
Se lo pedíamos apelando a su confesionalidad y se lo pedíamos apelando a su obligación de actuar acorde a la ley natural y la moral objetiva. Nadie le pondrá una pistola en el pecho, pero es que, aunque se la pusieran, su obligación seguiría siendo no firmar.
Un rey católico, que presume de ello, NO PUEDE SANCIONAR ESTA LEY, sí, yo me atrevo a decirlo, no titubeo y además digo que si lo hace será connivente moralmente con el crimen execrable del aborto, colaborador necesario del mismo, como lo han sido los que han votado a favor de la ley, y un colaborador necesario, es un pecador público y como tal sobre él ha de recaer todo el peso del Código Canónico. Es de esperar que la jerarquía de la Iglesia reaccione ante esta más que posible actitud del Rey. En 1985 cuando firmó la anterior ley del aborto solo se alzó una voz, la de Monseñor Guerra Campos, que fue acallada por los demás miembros de la jerarquía, hoy a quien le toca ese rol. Es la hora de que la Jerarquía se pronuncie, es la hora de que se diga sin tibiezas cuáles son las consecuencias de que un católico, como dice el Rey ser, de una forma pública y notoria colabore en una forma necesaria e imprescindible con el aborto. No nos vengan con aquello de las eximentes de obligatoriedad por razón de su cargo, no nos vengan con aquello de que está obligado constitucionalmente, ninguna norma de derecho positivo es susceptible de burlar las normas de derecho natural, porque esta burla la convierte en ilegitima y por lo tanto no ha de ser cumplida. El Rey SI puede negarse a firmar, como yo me puedo negar a cometer cualquier injusticia, aunque en ello vaya mi cargo o incluso mi vida.
Nadie olvide que un proyecto pasa a tener carácter vinculante y rango de ley exclusivamente por la firma del Rey, por lo que el Rey tiene “in fine” capacidad normativa, nada está regulado en cuanto a la negativa del Rey a firmar, es una laguna de ley; se establecen plazos, 15 días, pero nada se dice si este plazo se incumple, esta laguna puede ser aprovechada por el Jefe del Estado, esta laguna es su oportunidad. De la literalidad del artículo 91 de la Constitución no se desprende obligatoriedad alguna, pero insisto aunque existiera tal obligatoriedad él tendría el deber de no firmar y/o abdicar.
La pregunta que me hago es siempre la misma ¿el Rey sancionaría un proyecto de ley por el cual se extinguiera en España la monarquía y con ello su renuncia al trono?, seguramente en este caso pactaría, se movilizaría, intentaría llegar a acuerdos, lo que supongo no ha hecho en este caso.
Monseñor Temiño, quien fue Obispo de Orense, nos recordaba “si las leyes se oponen al bien común es deber de todos procurar que no se promulguen y promulgadas no cumplirlas. No pueden obligar. Antes bien, obliga lo contrario. Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”.
Señor, ya sé que no le ha de importar mucho la opinión de este español de a pie, sé que ni tan siquiera se molestará en leer esta mi carta, asumo que de leerla le importará muy poco, es más que se reirá de lo que dice este pobre españolito que paga sus impuestos para mantener una Casa Real, pero este españolito no tiene reparos en decirle en esta carta abierta que si usted llegara a sancionar la ley ya no representaría nada para él, que usted, que ya goza de una escasa credibilidad y legitimidad, la perdería por completo y que este españolito abogaría porque se marchara a su casa y con ello dignificara una institución por la que siento gran respeto, cual es la Monarquía.
Solo terminar con una frase de Lope de Vega que leyó mi buen amigo Jose Maria, monárquico por cierto, pero monárquico de verdad, de los que están dispuestos a darlo todo y de hecho lo ha dado, que se ha jugado su puesto de trabajo por ser consecuente con su Credo, si, su puesto de trabajo y lo ha hecho con alegría, con orgullo, casi lo mismo que usted, ¿verdad?, pues bien, el autor decía así:
“Todo lo que manda el Rey que va contra lo que Dios manda, ni tiene rango de ley, NI ES REY QUIEN ASI DESMANDA”.
En la monarquía de Jose María creo, pero Señor si usted vuelve a firmar, en la suya no, usted y los suyos me sobran.

Rafael López-Diéguez, presidente de Alternativa Española

Tomado de Manifiesto por la Vida.

viernes, 26 de febrero de 2010

SAN PEDRO DAMIÁN A LOS SODOMITAS: "LLORO PORQUE NO LLORÁIS"

“Este vicio no puede compararse en absoluto con ningún otro, pues a todos los supera enormemente. Este vicio es la muerte del cuerpo, perdición del alma; infecta la carne, apaga las luces de la mente, expulsa al Espíritu Santo del templo del corazón, hace que entre el diablo fomentador de la lujuria; induce al error, hurta la verdad de la mente, engañándola; prepara trampas al que camina, cierra la boca del pozo a quien en él cae; abre el infierno, cierra las puertas del Paraíso, transforma al ciudadano de la Jerusalén celeste en habitante de la Babilonia infernal: secciona un miembro de la Iglesia y lo arroja a las codiciosas llamas de encendida Gehenna.
Este vicio busca abatir los muros de la patria celeste y busca reedificar lo que fueron incendiados en Sodoma. Es algo que atropella la sobriedad, que asesina el pudor, que degüella la castidad, que destroza la virginidad con la hoja de una repugnante infección. Todo lo ensucia, todo lo ofende, todo lo mancha y como no tiene en sí nada de puro, nada exento de indecencia, no soporta que nada sea puro. Como dice el apóstol, “todo es puro para los puros, pero para los infieles y contaminados nada es puro” (Tito 1, 15). Este vicio expulsa del coro de la familia eclesiástica y obliga a rezar con los endemoniados y con aquellos que sufren a causa del demonio; separa el alma de Dios para unirla al Diablo.
Esta pestilentísima reina de los sodomitas convierte a quienes se someten a su ley en torpes para los hombres y odiosos para Dios. Exige hacer una abominable guerra contra el Señor, militar bajo las insignias de un espíritu absolutamente malvado; separa del consorcio de los ángeles y con el yugo de su dominación extraña al alma de su nobleza innata. A sus soldados les priva de las armas de la virtud y los expone, para que sean traspasados, a los dardos de todos los vicios. Humilla en la iglesia, condena en el tribunal, corrompe en privado, deshonra en público, roe la conciencia con un gusano, quema la carne como el fuego, empuja a satisfacer la lujuria, y por otro lado teme ser descubierta, mostrarse en público, que los hombres la conozcan. El que mira con aprensión a su mismo cómplice en la perdición, ¿qué no podrá temer?
[…]
La carne arde con el fuego del deseo, la mente tiembla helada por la sospecha, y el corazón del hombre infeliz hierve como un caos infernal: todas las veces que le golpean las espinas del pensamiento, en un cierto sentido, viene torturado con los tormentos del castigo. Una vez que esta venenosísima serpiente ha hincado sus dientes en un alma desgraciada, la pobrecita pierde inmediatamente el control, la memoria se desvanece, la inteligencia se oscurece, se olvida de Dios y hasta de sí misma. Esta peste expulsa el fundamento de la fe, absorbe las fuerzas de la esperanza, destruye el vínculo de la caridad, elimina la justicia, abate el vigor, retira la temperancia, mina el fundamento de la prudencia.
¿Qué debo añadir todavía? En el momento en el que ha desterrado del escenario del corazón humano la lista de todas las virtudes, como quebrando los cerrojos de las puertas, hace entrar en él la bárbara turba de los vicios. A este se le aplica con exactitud aquel versículo de Jeremías (Lament 1, 10) que trata de la Jerusalén terrena: “El enemigo echó su mano a todas las cosas que Jerusalén tenía más apreciables; y ella ha visto entrar en su santuario a los gentiles, de los cuales habías tú mandado que no entrasen en tu iglesia”
El que es devorado por los ensangrentados colmillos de esta famélica bestia, es mantenido lejos, como por cadenas, de cualquier obra buena, y es instigado sin freno que lo contenga, por el precipicio de la más infame perversión. En cuanto se cae en este abismo de total perdición, ipso facto se destierra de la patria celeste, se es separado del Cuerpo de Cristo, rechazados por la autoridad de toda la Iglesia, condenados por el juicio de los Santos Padres, expulsados de la compañía de los ciudadanos de la ciudad celeste. El cielo se vuelve como de hierro, la tierra de bronce: ni se puede ascender a aquél, pues se está lastrado por el peso de crimen, ni sobre aquella podrá por mucho tiempo ocultar sus maldades en el escondrijo de la ignorancia. Ni podrá gozar aquí cuando está vivo, ni siquiera esperar en la otra vida cuando muera, porque ahora deberá soportar el oprobio del escarnio de los hombres y después los tormentos de la condenación eterna.
[…]
¡Lloro por ti, alma infeliz entregada a las porquerías de la impureza, y te lloro con todas las lágrimas que poseo en mis ojos! ¡Qué dolor!
[…]
Compadezco a un alma noble, hecha a imagen y semejanza de Dios y comprada con la Preciosísima Sangre de Cristo, más digna que los grandes edificios y ciertamente más digna de ser antepuesta a todas las construcciones humanas. Por eso me desespera la caída de un alma insigne y por la destrucción del templo en el que habitaba Cristo. Deshaceos en llanto, ojos míos, derramad ríos abundantes de lágrimas y regad, lúgubres, las gotas con un llanto continuo! “Derramen mis ojos sin cesar lágrimas, noche y día, porque la virgen, hija del pueblo mío se halla quebrantada por una gran aflicción, con una llaga sumamente maligna” (Jer. 14, 17). Y ciertamente la hija de mi pueblo ha sido golpeada por una herida mortal, porque el alma, que era hija de la Santa Iglesia ha sido cruelmente herida por el enemigo del género humano con el dardo de la impureza; y a ella, que en la corte del rey eterno era suavemente alimentada con la leche de los sagrados parlamentos, ahora se la ve tumbada, tumefacta y cadavérica, mortalmente infectada por el veneno de la líbido, entre las cenizas ardientes de Gomorra. “Aquellos que comían con más regalo han perecido en medio de las calles; cubiertos se ven de basura los que se criaban entre púrpura” (Lam. 4, 5). ¿Por qué? El profeta prosigue y dice: “Ha sido mayor el castigo de las maldades de la hija de mi pueblo que el del pecado de Sodoma; la cual fue destruida en un momento” (Lam. 4, 6). Y ciertamente la maldad del alma cristiana supera el pecado de los sodomitas, porque cada uno peca tanto más cuanto más rechaza los preceptos de la gracia evangélica: el conocimiento de la ley evangélica lo fija, para que no pueda encontrar remedio con ninguna excusa. ¡Helas!, alma desgraciada, ¡helas! ¿Pero porque no te das cuenta de la altura de la dignidad de la que has caído y de cómo te has despojado del honor de una gloria y de un esplendor inmenso?
[... ]
Y tú dices: “Soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un desventurado y miserable y pobre y ciego y desnudo” (Ap. 3,17). ¡Infeliz, date cuenta de qué oscuridad ha envuelto tu corazón; advierte lo densa que es la tiniebla de la niebla que te rodea!
[...]
¡Ay de ti, alma desgraciada! Por tu perdición se entristecen los ángeles, mientras que el enemigo aplaude exultante. Te has convertido en prenda del demonio, botín de los malvados, despojo de los impíos. “Abrieron contra ti su boca todos tus enemigos; daban silbidos y rechinaban sus dientes, y decían: ‘Nosotros nos la tragaremos. Ya llegó el día que estábamos aguardando. Ya vino, ya lo tenemos delante’”. Por esto, ¡oh alma miserable!, yo te lloro con todas mis lágrimas: porque no te veo llorar a ti.
[... ]
Si tú te humillases de verdad, yo exaltaría con todo mi corazón en el Señor por tu renacimiento espiritual. Si un verdadero y angustiante arrepentimiento golpease la profundidad de tu corazón, yo podría con justicia gozar de una alegría inimaginable. Por esta razón, alma, eres por encima de todo digna de llanto: ¡porque no lloras! Se hace necesario el dolor de los demás, desde el momento que no experimentas dolor por el peligro de la ruina que te amenaza; y eres digna de condoler con las más amargas lágrimas de la compasión fraterna porque ningún dolor te turba y no te puedes dar cuenta de la envergadura de tu desolación. ¿Por qué finges no ser consciente del peso de tu condenación? ¿Por qué no detienes este continuo acumular la ira divina sobre ti, bien enfangándote en los pecados, bien ensalzándote en la soberbia?"

San Pedro Damián
[Del Liber Gomorrhianus. Traducción: El brigante]

Fuente: http://www.elbrigante.com/

Visto en: Congregación Obispo Alois Hudal.

jueves, 25 de febrero de 2010

EL SENADO ESPAÑOL APRUEBA CRIMINAL LEY A FAVOR DEL ABORTO



-LAS ADOLESCENTES DE 16 Y 17 AÑOS PODRÁN ASESINAR A SUS HIJOS SIN EL CONSENTIMIENTO DE SUS PADRES, BASTARÁ QUE SÓLO AVISE A ALGUNO DE LOS DOS, SIEMPRE QUE NO HAYA "RIESGOS DE MALTRATOS".

-EL DELITO SE CONVIERTE EN "DERECHO".

-CUALQUIER ESPAÑOLA PODRÁ ABORTAR "LEGALMENTE" A SU BEBÉ HASTA LA SEMANA 14 DE GESTACIÓN .

-TRIUNFÓ EL "DERECHO" A MATAR

MADRID — El Senado español aprobó el miércoles la reforma de la ley del aborto, que autoriza la interrupción libre del embarazo (término que se emplea para ocultar el homicidio de bebés) hasta la semana 14 y que ha chocado con una oposición frontal de la Iglesia Católica y los partidos conservadores.

El texto aprobado primero en el Congreso y ahora en el Senado eliminó la calificación de aborto como delito y lo convirtió en un "derecho". Así el crimen se convierte por arte magia en una "reivindicación".

El texto superó el trámite de la cámara alta sin una sola modificación, con lo que no deberá ser ratificado de nuevo por el Congreso. La normativa impulsada por el gobierno socialista entrará en vigor dentro de cuatro meses.

La nueva ley autoriza este crimen hasta la semana 14 o hasta la semana 22, en caso de que el médico diagnostique "un riesgo serio" para la vida del bebé o la madre. Uno de los puntos más controvertidos es el que permite abortar a las menores de 16 y 17 años sin consentimiento paterno.

El Partido Socialista salvó en las votaciones del miércoles tres vetos de los grupos conservadores y 88 enmiendas parciales para sacar adelante la "ley" sin tocar una sola coma del texto salido de la cámara baja el pasado diciembre.

La portavoz del opositor Partido Popular, Carmen Dueñas, acusó al ejecutivo de imponer el aborto y de despreciar la voz de los ciudadanos.

“El gobierno quiere acabar con uno de los pilares de la sociedad española como es la familia”, argumentó Dueñas.

La nueva legislación rompe con la tradición católica del país y se acerca más a las normativas del entorno europeo, como la francesa o la alemana. Desde que el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero asumió el poder en el 2004, leyes como la del "matrimonio" homosexual, la agilización del divorcio y ahora la del aborto han enturbiado la relación entre el ejecutivo y la jerarquía eclesial.

La ley reformada, que data de 1985, tipificaba el aborto como un delito, pero permitía la interrupción voluntaria hasta la semana 12 si era un embarazo por causa de violación y hasta la 22 si había un riesgo vital para la madre o el feto.

Además, consentía el aborto en cualquier fase del embarazo si un médico certificaba "riesgo físico o mental" para la madre. Esta cláusula era la más pretextada en la mayoría de los más de 100.000 abortos practicados cada año en España.

Además del aborto libre hasta la semana 14, la gran novedad del texto es el artículo que permite la privación de la vida de sus bebés a las menores de edad sin autorización paterna.

Este punto generó una enorme polémica. Finalmente, la ley establece que las jóvenes de 16 y 17 años deberán informar al menos a uno de sus padres o tutores, aunque no necesitarán de su aprobación legal para abortar. Así, mientras se les prohibe comprar cigarros o cervezas, se les autoriza asesinar a sus hijos.

La Iglesia Católica española pidió que el aborto fuera considerado un delito y dijo hace unos meses que los políticos que votasen a favor de la reforma se convertirían en “pecadores públicos” y no podrían comulgar.

En octubre, una gran manifestación en contra de la ley concentró a decenas de miles de personas en Madrid, demostrando que el aborto sigue siendo un asunto delicado en España, un país en el que, como prueban las encuestas, la mayoría de ciudadanos se declaran católicos y contrarios al aborto. Así, la ley contraría los principios supuestamente "democráticos".

Se espera que los grupos convocantes de aquella marcha vuelvan a movilizarse en los próximos días en rechazo de la normativa criminal.

Tomado de Catolicidad.

CORTE EUROPEA NO TIENE COMPETENCIA PARA PRONUNCIARSE CONTRA LOS CRUCIFIJOS


ROMA, 22 Feb. 10 (ACI). Los 47 países miembros del Consejo de Europa afirmaron que la Corte Europea de Derechos Humanos de Estraburgo no tiene competencia sobre asunto relacionados a la salvaguarda de las tradiciones y cultura nacionales; y por lo tanto no puede prohibir se coloquen crucifijos en las escuelas de Italia.

Esta declaración del Consejo de Europa se realizó en la ciudad de Interlaken, en Suiza, en donde se discute la reforma de la Corte Europea. En el texto se invita a este tribunal a "aplicar de manera uniforme y rigurosa" los criterios concernientes a su competencia.

L’Osservatore Romano señala que "la referencia al recurso de Italia contra una sentencia de la Corte fue hecho explícito en la intervención de los representantes lituanos y malteses. Según el ministro de justicia del estado insular, Carmelo Mifsud Bonnici, la Corte ‘no es suficientemente sensible’ a las ‘características culturales’ que forjan las ‘identidades nacionales’ y uno de estos casos es la reciente sentencia ‘contra Italia’".

Para el Ministro de Relaciones Exteriores lituano, Maris Riekstins, las sentencias de la Corte Europea debería ser "claras, precisas, no ambiguas y comprensibles para todas las partes", lo que no ha sucedido en el caso de la "presencia obligatoria del crucifijo en las escuelas".

Actualmente el recurso contra la sentencia del 3 de noviembre de 2009 con el que la Corte Europea de Estrasburgo prohibió el crucifijo en las aulas de las escuelas está siendo investigado por un panel de cinco jueces que resolverán el caso probablemente en marzo.

NOTA DE CATOLICIDAD: La Corte no puede atender los numerosos casos que se le presentan (ver video), pero sí está muy preocupada en querer obligar a que Cristo crucificado no presida una aula escolar.



Tomado de Catolicidad.

miércoles, 24 de febrero de 2010

¡¡PROTEJAMOS A NUESTROS HIJOS DE LOS SODOMITAS ANTES QUE SEA TARDE!!


De Congregación Obispo Alois Hudal

"La apariencia de sus rostros testifica contra ellos; porque como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para sí" (Isaías 3,9)

No denunciar, no discrepar, Votar por partidos que apoyan esto equivale a aceptar y a ceder ante uno de los más sucios y depravados pecados ideados por el ser humano caído.

El propósito de este breve estudio es hacer una denuncia pública del abominable pecado de la Homosexualidad, y hacerlo sin rodeos. Dios ama a las personas y quiere que éstas sean salvas, pero el pecado de los sodomitas en este tiempo está rebasando los límites de lo aceptable: El Gobierno socialista español ha legalizado estas uniones contra-natura equiparándolas al matrimonio (de hecho las llama matrimonio) con derecho a adopción de niños por parte de estos futuros -en muchísimos casos, demostrado- pederastas. El Gobierno autónomo vasco (donde en el tripartito hay más de un sodomita) acaba de nombrar como defensor del Pueblo a un destacado militante homosexual... En moderna Suecia recientemente se ha encarcelado a un pastor protestante por decir en público lo que la Biblia dice sobre la homosexualidad.

Pero ya no se trata de que esta o aquella "iglesia" protestante nombre como obispos a homosexuales declarados y practicantes o a que algún cura católico romano "salga del armario" como dicen ....

...los sodomitas ya no se conforman con tratar de hacer que les "aceptemos" en su depravada conducta pecaminosa, ellos quieren más: Matrimonio como las parejas normales, adopción de inocentes niños huérfanos (¡Ojalá el Señor Venga antes de que lo consigan!), y lo que es peor, quieren que se legalice la pederastia con una asociación que ellos llaman "Asociación para el amor entre hombre y niño" -en inglés las siglas son NAMBLA- ver los artículos de abajo de esta WEB titulados "Para saber más". Les han recibido hasta en la ONU (Dicen que por error y entre otras asociaciones de sodomitas, pero en todo caso les recibieron).

Ellos -de esta asociación- incluso tienen una página WEB donde reclaman este derecho -por si alguien no me cree: ver su web en http://www.nambla.org/ (No hay fotos obscenas, copie el enlace en su navegador para ver dicha web). La foto de abajo es de estos criminales en el día del "¿orgullo?" gay en una ciudad de USA con una pancarta reclamando el derecho al abuso y sodomía de niños:

EL PECADO DE SODOMA:
"Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera." (Génesis 13,13)

"Aún no se habían acostado cuando los hombres de la ciudad de Sodoma rodearon la casa. Todo el pueblo sin excepción, tanto jóvenes como ancianos, estaba allí presente. Llamaron a Lot y le dijeron: ¿Dónde están los hombres que vinieron a pasar la noche en tu casa? ¡Échalos afuera! ¡Queremos acostarnos con ellos! Lot salió a la puerta y, cerrándola detrás de sí, les dijo: Por favor, amigos míos, no cometan tal perversidad" (Génesis 19,4-7)

"Porque de la vid de Sodoma es la vid de ellos, y de los campos de Gomorra; las uvas de ellos son uvas ponzoñosas, Racimos muy amargos tienen. Veneno de serpientes es su vino, y ponzoña cruel de áspides." (Deuteronomio 32,32-33)

LA ACEPTACIÓN DE LA SODOMÍA: SIGNO DE LA DECADENCIA MORAL DE UNA SOCIEDAD:
"He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité" (Ezequiel 16,49-50)

LOS SEGUIDORES DE DIOS NO DEBEN TENER RELACIONES CON PUEBLO SODOMITA:
Comentario: Ojalá esos apostatas que se hacen llamar cristianos y que están diciendo que la homosexualidad es algo normal, que reciben a los homosexuales como tales en sus congregaciones (aunque no se arrepientan), e incluso pretenden casar religiosamente a estos pecadores leyesen alguna vez la Biblia.
"Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram" (Génesis 14,22)

LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO DE SODOMA: PRÓXIMO JUICIO DE DIOS:
Comentario: Antes del juicio de Dios (que siempre llega, tarde o temprano), Éste da la oportunidad de que nos arrepintamos del pecado de la homosexualidad o de cualquier otro en el que hayamos caído. Para eso Cristo murió en la cruz: para salvar también a los afeminados y a los homosexuales. ¡Ay de aquellos que desprecien esa salvación tan grande!
"Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo" (Génesis 18,20)

"Luego le advirtieron a Lot: ¿Tienes otros familiares aquí? Saca de esta ciudad a tus yernos, hijos, hijas, y a todos los que te pertenezcan, porque vamos a destruirla. El clamor contra esta gente ha llegado hasta el Señor, y ya resulta insoportable. Por eso nos ha enviado a destruirla" (Génesis 19, 12-13)

"Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste" (Lucas 17,28-29)

LO QUE DICE LA LEY DE DIOS:
"No te acostarás con un hombre como quien se acuesta con una mujer. Eso es una abominación" (Levítico 18,22) Comentario: Si se lee este pasaje de Levítico en su contexto se verá que se incluye la homosexualidad entre pecados abominables para Dios como el incesto, el bestialismo -relaciones con animales- etc.
"Cualquiera que practique alguna de estas abominaciones será eliminado de su pueblo" (Levítico 18,29)

EL JUICIO DE LA LEY DE DIOS SOBRE ESTE PECADO:
"Y miró hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de aquella llanura miró; y he aquí que el humo subía de la tierra como el humo de un horno" (Génesis 19,28)

"Si alguien se acuesta con otro hombre como quien se acuesta con una mujer, comete un acto abominable y los dos serán condenados a muerte, de la cual ellos mismos serán responsables" (Levítico 20,13) Comentario: No es el Dios de la Vida quien condena a muerte al homosexual o sodomita, es su propio pecado el que le condena y que le hace responsable y reo de muerte ante la Ley del Dios Santo. El Dios de la Vida quiere que el homosexual o sodomita se arrepienta de su pecado y viva.

"La apariencia de sus rostros testifica contra ellos; porque como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para sí" (Isaías 3,9) Comentario: ¿No es esto lo que pasa hoy en día con el pecado de la sodomía y el lesbianismo? Publican desvergonzadamente y sin disimulo a los 4 vientos su pecado para convencer a esta decadente y cauterizada moralmente sociedad de que les acepte. Bendito sea el Dios de Israel de que haya un remanente fiel que no dobla sus rodillas ante esta aberración.

"Porque se aumentó la iniquidad de la hija de mi pueblo más que el pecado de Sodoma, que fue destruida en un momento, sin que acamparan contra ella compañías" (Lamentaciones 4,6)

EL TRAVESTISMO ES ABOMINACIÓN ANTE DIOS:
"No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Yahvé tu Dios cualquiera que esto hace" (Deuteronomio 22,5)

LA HOMOSEXUALIDAD (LESBIANISMO) ES UNA PASIÓN CONTRA LA NATURALEZA:
"Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza" (Romanos 1,26)

LA HOMOSEXUALIDAD RECIBE EN SI MISMA CASTIGO:
Comentario: No debemos pensar que el castigo de Dios contra este pecado sea el SIDA u otra enfermedad similar que afecta a tantos inocentes (en ese caso todos deberíamos estar afectados por una enfermedad, porque todos somos pecadores ante Dios los unos lavados por la sangre de Cristo y los otros no-). Estas enfermedades que se han propagado en un principio por causa de prácticas sexuales contra-naturaleza no son comparables con el venidero juicio de Dios cuando estemos ante Su Santo Trono para ser juzgados. Personalmente, en tiempos peores para esta enfermedad y afortunadamente pasados, he visitado en hospitales a homosexuales afectados de SIDA a los que sus amigos "Gays" habían abandonado. ¡Que triste entonces ver que las falsas luces de éste mundo que perece se habían convertido en sombras, y las risas en lágrimas! Los homosexuales en lo profundo de sus corazones sufren por su depravado pecado más de lo que podemos imaginar, por eso hay tanta drogadicción entre ellos, y tanto suicidio.
"y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío" (Romanos 1,27)

LA HOMOSEXUALIDAD O EL SER AFEMINADO EXCLUYE DEL REINO DE DIOS:
Comentario: La homosexualidad es depravada hasta el extremo porque niega la imagen de Dios a la que el hombre ha sido creado. Niega el plan de Dios para la sociedad por medio de la institución de la familia (fundada por Dios aún antes que la iglesia). Por esto es un pecado especialmente desagradable a Sus santos ojos.
"¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios" (1ª Corintios 6,9-11)


LA HOMOSEXUALIDAD ES ENEMIGA DEL EVANGELIO:
Comentario: Ya es el tiempo en que en algunos países europeos, éstos depravados que reclaman para si mismos tolerancia y que no la tienen para los que pensamos que sus prácticas son pecados contra-natura, están promoviendo leyes que envían a la cárcel a los pocos mártires (confesores de la Palabra de Dios) modernos que denuncian y hablan claramente de esta abominación.
"Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito" (1ª Timoteo 1,8-11)

LA HOMOSEXUALIDAD ES CASTIGADA CON DESTRUCCIÓN:
"condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente" (2ª Pedro 2,6)

LA HOMOSEXUALIDAD ES CASTIGADA CON FUEGO ETERNO:
"como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno" (Judas 1,7)

HAY LIBERACIÓN DEL PECADO DE LA HOMOSEXUALIDAD:

"¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis (...) ni los afeminados, ni los que se echan con varones (...) heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios" (1ª Corintios 6,9-11)

Se hace necesario decir aquí, en justicia, que de los alrededor de 80 países del mundo donde la homosexualidad está penada, ninguno de ellos es cristiano. En 8 de ellos está penada con la muerte (todos ellos musulmanes), en otros 8 se les puede condenar a cadena perpetua, y en el resto es ilegal y está penada con penas más o menos duras. El cristiano no aprueba el pecado homosexual, pero debe entender que el homosexual está necesitado como cualquier otro hombre pecador, de la liberación de su pecado que solo Jesús puede dar.

SI ERES HOMOSEXUAL Y HAS LLEGADO HASTA AQUÍ DEBES SABER QUE:
No eres más o menos pecador que el autor de esta Web. La única diferencia entre el mejor cristiano y el peor de los homosexuales la hace Jesús de Nazaret. Tu pecado es una manifestación del pecado que hay en el corazón de todos nosotros. El ser "más o menos bueno" o ser un homosexual practicante o un hombre que va a la iglesia cada domingo intentando cumplir los mandamientos de la Ley de Dios no nos libra: "Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho trasgresor de la ley." (Santiago 2,10-11). Cuando incumplimos o transgredimos uno solo de estos mandamientos (en tu caso al ser homosexual y otros pecados) nos hacemos culpables ante toda la Ley de Dios, (como el que cumple todas las leyes de un país pero un día va y roba) y merecedores del castigo que Él en Su Santidad ha decretado para el pecado: "Porque la paga del pecado es muerte" (Romanos 6,23), hay un lugar terriblemente real destinado a los que mueren en sus pecados, sean homosexuales o "católicos" de nombre y de domingo: "Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga. Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga" (Marcos 9,43-48). Ahora bien, hubo Uno que cumplió perfectamente la Ley: "Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino Uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro." (Hebreos 4,14-16). Ese es Jesús, el Buen Jesús. Él pagó en la cruz el precio que merecían tus pecados, por eso Él es el Salvador: "El cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación" (Romanos 4,25), por eso dice la Biblia:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios" (Juan 3,16-18).

Jesús murió por culpa nuestra. Dios no nos perdona de cualquier modo o porque le apetezca: nos perdona porque ya castigó nuestros pecados en Su Hijo, que tomó el pecado también de los homosexuales en la cruz. Ahora si te arrepientes (cambias de vida) y te vuelves a Él te digo que hay esperanza para ti, Dios te puede dar limpieza, pureza y una nueva vida, porque Dios dice en Su Palabra:

"Venid luego, dice El Señor, y estemos a cuenta: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana." (Isaías 1,18)

A Usted, que no sabe de qué están hechos sus próximos 5 minutos de vida, le toca decidir ahora dónde quiere pasar una eternidad. Solo tiene que arrepentirse de sus pecados y entregarle su vida entera a Jesucristo. Así de sencillo: entregarle tú tu vida vida llena de miserias a Jesús y a cambio Él Te dará una nueva vida -Su Vida- de perdón y plenitud.

lunes, 22 de febrero de 2010

PROFECÍAS DEL VENERABLE PADRE BERNARDO MARÍA CLAUSI


Venerable P. Bernardo María Clausi, religioso de la orden de los Hermanos Franciscanos mínimos, muerto en Paola (Italia) en 1849. Parece haber heredado de su padre San Francisco de Paula el espíritu de profecía que le animó. Anuncia la catástrofe con las siguientes palabras:

“Este azote se hará sentir en todo el mundo y será tan terrible que cada uno de los que sobrevivieren se imaginará que será el único que ha quedado libre. Todos se arrepentirán y serán buenos. Este castigo será muy corto, instantáneo, pero terrible. Más antes que sucedan estas cosas habrá hecho el mal tantos progresos en el mundo que parecerá que los demonios han salido de los infiernos. Hasta el principio de las tinieblas, la persecución de los justos por los malos y los impíos será tan grande que habrán de padecer un verdadero martirio. Las cosas vendrán a tal extremo que parecerá imposible humanamente hacer nada y que todo está perdido. Entonces Nuestro Señor hará un cambio tan notable en un momento, como de la mañana a la noche, que El pondrá todas las cosas en orden. “El triunfo de la Iglesia vendrá precedido de un gran castigo. Será un nuevo castigo y principalmente contra los impíos, que serán juzgados y castigados. Serán muchos más los que sucumbirán a el que los que se verán libres. Y en seguida vendrá el gran triunfo de la Santa Iglesia y el reinado del amor fraternal; ¡Dichoso aquel que viva en tan venturosos días.” 

(Tomado en esencia del libro alemán “LA VENIDA DEL GRAN MONARCA” y del libro de López Galúa “FUTURA GRANDEZA DE ESPAÑA”, tercera edición, La Coruña, pág. 118.)  

Del libro ¡Alerta Humanidad!

domingo, 21 de febrero de 2010

REFLEXIÓN-PADRES RESPONSABLES


Artículo publicado en el Heraldo de Chihuahua,
por la Sra. Mónica Ruiz

Bueno, pero...¿Qué nos pasa? Qué es lo que nos hace suponer que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad???
Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales funcionarios públicos, dueños de bares y discotecas, miembros de comités ciudadanos y medios de comunicación se culpan unos a otros por algo que no es mas que falta de responsabilidad de nosotros los padres.
Que si en los bares le venden alcohol a menores; que si los agentes de tránsito reciben sobornos, que si no cierran estos lugares a la hora señalada...
¿Pero en dónde están los padres de este menor que tomó mas de la cuenta?, ¿Quién lo recibe en su casa a esas horas y en ese estado?, ¿Quién le dió dinero para entrar en el bar, para el alcohol y para el soborno?, ¿Dónde están los padres que le dieron el carro a un menor que no es capaz de hacerse responsable y maneja aunque esté tomado?
¡Por favor! En qué piensan los padres de esos jóvenes que salen de su casa a las 11 de la noche, habiendo empezado a tomar desde en la tarde, durante el partido de Tigres contra Rayados?
¿Y en qué están pensando los padres de la jovencita de 16 o 17 años, que va a conseguir ride de regreso con la mamá de fulanita, sin querer enterarse de que esa mamá ni siquiera está en la ciudad? ¿Quien será responsable de ver en que estado llegó esta joven? ¿Con quien se queda a dormir? ¿Cuáles son las costumbres de la familia en donde se quedó (si es que conocemos a la familia)?
Por qué queremos pasarles la responsabilidad de decidir en manos de quién ponen su vida si todavía no son capaces de decidir de qué color pintarse el pelo, hoy con rayitos, mañana mejor negro.
¿Por qué les damos permiso a nuestras hijas de irse a dormir después de la disco a casa de una amiga y cargamos la responsabilidad de llevarlas a los novios de 19, 20 años quien sabe a qué hora y no sabemos ni cómo, pues puede ser que tome de más? ¿Por qué queremos creer que son maduros y responsables si nosotros mismos no lo estamos siendo? Nos volvemos ciegos a los peligros por comodidad, nos hacemos los 'buena onda', 'es que yo sí le tengo confianza a mi hija'. Lo que tenemos es miedo!!, flojera, no queremos actuar como padres.
Nuestros hijos no necesitan que seamos sus amigos... Ellos ya tienen un montón de amigos de su edad. Nuestros hijos necesitan padres valientes y responsables, que pongan reglas seguras y luego estén ahí para ver que se cumplan.
¿Cómo va a depender la seguridad de mi hijo del barman de un antro o del agente de tránsito, o del dueño de la disco si cumple la ley y cierra a las 3:00 a.m. en lugar de las 6:00 a.m.?
Yo creo que sí debería haber una ley, pero para los padres de familia. Yo creo que sí debería de haber un horario, pero el que los padres pongan en su casa independientemente de la hora que cierren los antros.
¿De qué tenemos miedo, papás? ¿Por qué no podemos poner reglas para proteger a los hijos? ¿Por qué no podemos exigir que se cumplan?.
Si los jovenes no necesitaran guía, si no necesitaran límites o una autoridad a quien respetar... no existiríamos los padres.
Se nos encomendó una misión muy especial, la más grande: colaborar con Dios en la Creación y es a nosotros a quien se nos pedirá cuentas por nuestros hijos, no al dueño del bar, no al amigo de nuestro hijo que iba conduciendo borracho cuando chocaron, no al policía, no al maestro... ¡a nadie más!
Nunca, nadie podrá hacer que nuestros hijos regresen a casa a tiempo y a salvo, si nosotros no podemos hacerlo. No existe ley, ni horario, ni funcionario capaz de hacer por nuestros hijos lo que nosotros no queremos hacer;
ACTUAR COMO PADRES es muy difícil, claro, oír de ellos 'es que todos dicen que eres mala onda, papá', pues no importa! No estamos en campaña de elecciones para el papá más popular del año, ya cada quien tiene el padre que le tocó y sería estúpido poner en peligro la seguridad de nuestros hijos por quedar bien con sus amigos.
Es terriblemente injusto, además, que estén en peligro jóvenes que sí tienen reglas en su casa, que saben que al llegar, estarán esperándolos sus padres, desvelados pero contentos de saber que se divirtieron, y orgullosos de comprobar que van madurando y que actúan de acuerdo a lo que se les está tratando de inculcar: Libertad con Responsabilidad.
Es horrible oír de muertes de muchachos así, que han tenido la desgracia de toparse con esos otros jóvenes, hijos 'Huérfanos' de padres 'buena onda'.
No estaría mal ganarnos el respeto de nuestros hijos, tomando las riendas de su vida, haciéndonos responsables de su hora de llegada, de lo que toman, de sus calificaciones, haciéndoles saber lo que esperamos de ellos y creando los medios para ayudarles en su lucha para conseguirlo.
Pongamos los pies en la tierra, seamos conscientes...
Los jóvenes lo único que necesitan, es que ACTUEMOS COMO PADRES!!

Una madre de Chihuahua.
Enviado por el Padre Cardozo.

sábado, 20 de febrero de 2010

DIBUJOS ANIMADOS DE SANTOS (I)

Estos videos de Dibujos Animados de Santos vienen muy bién para la formación católica de los niños.

1 .San Francisco de Asís.


2.San Martin.


3. Santa Isabel


4. Santa Cecilia.


5. San Antonio Abad.


6. San Andres.


7. San Nicolas de Bari.


8. Santa Lucia.


9. San Pablo.


10. Santa María Inmaculada.

viernes, 19 de febrero de 2010

PROFECÍAS DE SAN MAXIMILIANO KOLBE


"Un día la bandera de la Inmaculada Virgen María ondeará sobre el Kremlin (centro del poder comunista), pero antes, la bandera roja flotará sobre el Vaticano". Es decir: Rusia se convertirá, pero no sin que antes el comunismo (sus errores, y el ateismo) lleguen hasta el mismísimo Vaticano, la sede del Papa.

jueves, 18 de febrero de 2010

REVELACIÓN DE LA BEATA MARÍA DE JESÚS CRUCIFICADO SOBRE LOS TRES DIAS DE TINIEBLAS


Beata Sor María de Jesús Crucificado, religiosa carmelita descalza, conocida en el siglo por Miryan de Abellin, de raza árabe y rito griego católico, es una de las maravillas místicas del Siglo XIX. Nació en 1846 en una de las aldeas más pobres de Palestina cerca del Monte Carmelo. Dios derramó sobre ella desde los albores de la infancia gracias singulares y dones místicos excepcionales. Su corazón, como el de su gloriosa Madre Santa Teresa, fue transverberado por una misteriosa flecha; llevó en su cuerpo los estigmas de Nuestro Señor, los éxtasis fueron casi continuos durante muchos años de su vida. Quedó huérfana a los pocos años, de padre y madre, y un tío suyo se encargó de su educación. Queriendo obligarla a casarse a los trece años, se resistió, pues había hecho ocultamente VOTO DE CASTIDAD, y huyó de casa, pero cayó en manos de un muslín que la obligó a trabajar como esclava y quiso convertirla al Islam. Habiendo intentado otra vez huir, en un momento de excitación, el muslín con un alfange la segó el cuello y la abandonó, dándola por muerta. Y aquí se produjo el primer milagro maravilloso e inaudito de su vida. Volvió en sí en una gruta y se encontró tratada y cuidada con toda delicadeza por una religiosa en la que reconoció a la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA. La herida de la garganta quedó cicatrizada, pero perfectamente visible por toda la vida. Varios médicos de Marsella, años después, declararon que se trataba de una curación milagrosa, pues con tal cicatriz en la garganta no podía vivir (el corte tenía 10 centímetro de largo por uno de ancho) sin un milagro permanente, ya que le faltaban varios trozos del aparato respiratorio. Fundó en Belén y Nazaret dos conventos carmelitas con la bendición del Papa Pío IX. Murió en 1878, con extraordinaria fama de santidad y considerada como una de las maravillas de la gracia más grande de los últimos tiempos. Son numerosos los testimonios sobre su espíritu de conocimiento interior de los corazones y visión del porvenir, como pueden leerse en las relaciones de su vida. Sobre los días de tinieblas tenemos el siguiente testimonio: “durante los tres días de tinieblas las personas entregadas a sus caminos depravados perecerán, de tal modo que sólo una CUARTA PARTE DE LA HUMANIDAD quedará con vida.”

(Cf. “Los estigmatizados”, de J. hocht, S. J., págs. 217-229, tomo I, Madrid; “Suplemento del Mensajero del Corazón de María”, Gabriel Mancera, 415, Col. Del Valle, Méjico, D. F.; “La Voz de Fátima”, Tucumán, 210, San Martín, Buenos Aires (Argentina).

Del libro: ¡Alerta Humanidad!

AVE MARÍA-CANTO GREGORIANO



martes, 16 de febrero de 2010

CARTA APOSTÓLICA SALUTIFERAE CRUCIS DE S.S. JUAN XXIII SOBRE EL VALLE DE LOS CAIDOS


Volvemos a reproducir la Carta Apostólica de S.S. Juan XXIII sobre el Valle de los Caídos por su tremenda actualidad y ante la agresión que sufre por parte del gobierno. Recomiendo prestar atención al último párrafo, palabras que cobran vigor ante la amenaza que estos días sacude a la obra de Cuelgamuros.

CARTA APOSTÓLICA SALUTIFERAE CRUCIS DE SU SANTIDAD JUAN XXIII CON LA QUE SE ELEVA AL HONOR Y DIGNIDAD DE BASÍLICA MENOR LA IGLESIA DE SANTA CRUZ DEL VALLE DE LOS CAÍDOS

Yérguese airoso en una de las cumbres de la sierra de Guadarrama, no lejos de la Villa de Madrid, el signo de la Cruz Redentora, como hito hacia el cielo, meta preclarísima del caminar de la vida terrena, y a la vez extiende sus brazos piadosos a modo de alas protectoras, bajo las cuales los muertos gozan el eterno descanso.

Este monte sobre el que se eleva el signo de la Redención humana ha sido excavado en inmensa cripta, de modo que en sus entrañas se abre amplísimo templo, donde se ofrecen sacrificios expiatorios y continuos sufragios por los Caídos en la guerra civil de España, y allí, acabados los padecimientos, terminados los trabajos y aplacadas las luchas, duermen juntos el sueño de la paz, a la vez que se ruega sin cesar por toda la nación española. Esta obra, única y monumental, cuyo nombre es Santa Cruz del Valle de los Caídos, la ha hecho construir Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España, agregándola una Abadía de monjes benedictinos de la Congregación de Solesmes, quienes diariamente celebran los Santos Misterios y aplacan al Señor con sus preces litúrgicas. Es un monumento que llena de no pequeña admiración a los visitantes: acoge en primer lugar a los que a él se acercan un gran pórtico, capaz para concentraciones numerosas; en el frontis ya del templo subterráneo se admira la imagen de la Virgen de los Dolores que abraza en su seno el cuerpo exánime de su Divino Hijo, obra en que nos ha dejado el artista una muestra de arte maravilloso. A través del vestíbulo y de un segundo atrio, y franqueando altísimas verjas forjadas con suma elegancia, se llega al sagrado recinto, adornado con preciosos tapices historiados; se muestra en él patente la piedad de los españoles hacia la Santísima Virgen en seis grandes relieves de elegante escultura, que presiden otras tantas capillas. En el centro del crucero está colocado el Altar Mayor, cuya mesa, de un solo bloque de granito pulimentado, de magnitud asombrosa, está sostenida por una base decorada con bellas imágenes y símbolos. Sobre este altar, y en su vértice, se eleva, en la cumbre de la montaña, la altísima Cruz de que hemos hecho mención. Ni se debe pasar por alto el riquísimo mosaico en que aparecen Cristo en su majestad, la piadosísima Madre de Dios, los apóstoles de España Santiago y San Pablo y otros bienaventurados y héroes que hacen brillar con luz de paraíso la cúpula de este inmenso hipogeo. Es, pues, este templo, por el orden de su estructura, por el culto que en él se desarrolla y por sus obras de arte, insigne entre los mejores, y lo que es más de apreciar, noble sobre todo por la piedad que inspira y célebre por la concurrencia de los fieles.

Por estos motivos, hemos oído con agrado las preces que nuestro amado hijo, el Abad de Santa Cruz del Valle de los Caídos, nos ha dirigido, rogándonos humildemente que distingamos este tan prestigioso templo con el nombre y los derechos de Basílica Menor. En consecuencia, consultada la Sagrada Congregación de Ritos, con pleno conocimiento y con madura deliberación y con la plenitud de nuestra potestad apostólica, en virtud de estas Letras y a perpetuidad, elevamos al honor y dignidad de Basílica Menor la iglesia llamada de Santa Cruz del Valle de los Caídos, sita dentro de los límites de la diócesis de Madrid, añadiéndola todos los derechos y privilegios que competen a los templos condecorados con el mismo nombre. Sin que pueda obstar nada en contra. Esto mandamos, determinamos, decretando que las presentes Letras sean y permanezcan siempre firmes, válidas y eficaces y que consigan y obtengan sus plenos e íntegros efectos y las acaten en su plenitud aquellos a quienes se refieran actualmente y puedan referirse en el futuro; así se han de interpretar y definir; y queda nulo y sin efecto desde ahora cuanto aconteciere atentar contra ellas, a sabiendas o por ignorancia, por quienquiera o en nombre de cualquiera autoridad.

Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día siete del mes de abril del año mil novecientos sesenta, segundo de nuestro Pontificado.

Tomado de: Las Cruces de las Espadas



lunes, 15 de febrero de 2010

"EPISODIOS DE CRISTOFOBIA", POR JUAN MANUEL DE PRADA

EL Cristo de Monteagudo que la cristofobia pretende ahora derruir fue erigido, en honor al Sagrado Corazón de Jesús, durante el reinado de Alfonso XIII. El diario La Verdad de Murcia, en un clarificador artículo de Pedro Soler, detalla las vicisitudes que precedieron a la inauguración del monumento: el proyecto, impulsado en 1921 por una comisión de próceres locales, fue financiado por suscripción popular y encomendado al escultor José Planes, entre el alborozo de los murcianos, que organizaron diversos actos religiosos, recordando la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, mientras el periódico de la ciudad publicaba relaciones de las donaciones populares recibidas, que permitían entrever que «lo que parecía cosa irrealizable y que muchos calificaban de utópica, por las dificultades surgidas, en breve espacio de tiempo va a tener feliz realización». Tales dificultades motivarían que Planes se apartase del proyecto; y a la postre la imagen del Sagrado Corazón que se erigió en Monteagudo fue obra del joven escultor murciano Antonio Nicolás. La inauguración del monumento se celebró el 31 de octubre de 1926; acontecimiento que, según nos narra Pedro Soler, se desarrolló entre romerías y numerosas manifestaciones de fe popular.
Aquel Cristo de Monteagudo -como el del Cerro de los Ángeles- sería destruido diez años más tarde, en plena vorágine cristofóbica desatada por la Guerra Civil. Algunos años más tarde, en 1951 exactamente, otro monumento fue levantado sobre las ruinas del antiguo; y ahora, como ocurriera en 1936, otra vorágine cristofóbica trata de derribarlo, aduciendo que se trata de «una reliquia del totalitarismo católico impuesto por Franco». El odium fidei se disfraza con ropajes diversos, aclimatándose a la época en que trata de imponerse; en esta fase «democrática» de la historia, el odium fidei, que en épocas perfumadas por el aroma de la sangre no necesitaba para imponerse sino la expansión de los más sórdidos instintos criminales, se emperifolla con la coartada legalista, amparándose además en la ignorancia histórica que corrompe a un pueblo reducido a la esclavitud. El Cristo de Monteagudo no es ninguna «reliquia del totalitarismo católico impuesto por Franco», sino expresión de una fe popular que fue perseguida y abatida por el plomo durante la Guerra Civil; y este episodio cristofóbico que trata de volver a destruirlo, como ocurriera en 1936, no es sino otra expresión -más meliflua, si se quiere- del mismo odio de antaño.
Otro episodio cristofóbico más abyecto aún se está desarrollando en estos días, al cobijo de la llamada ley de Memoria Histórica, en el monasterio de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, que los cristófobos de hogaño pretenden convertir en una suerte de museo de los horrores del franquismo. Pero para ello hace falta primeramente negar el sentido religioso de aquel monumento, que la cruz de piedra más alta de Europa pregona a los cuatro puntos cardinales; un sentido que la presencia de monjes benedictinos en el lugar hace patente. La coartada legalista ha prohibido ya el acceso al recinto; pero su objetivo más inmediato es expulsar a los monjes benedictinos del monasterio. Tal expulsión, que podría consumarse en las próximas semanas, permitirá invertir la verdadera naturaleza del Valle de los Caídos: un monasterio benedictino encomendado, bajo la advocación de la Cruz, a la oración por los muertos caídos en una guerra fratricida se convierte así en un monumento al odio; o sea, la «abominación de la desolación» de la que nos hablaba el profeta Daniel. Y es que en el episodio del Cristo de Monteagudo, como en la expulsión de los monjes del Valle de los Caídos, disfrazado de coartadas legalistas, hallamos el mismo odio de antaño, la misma cristofobia que derribaba estatuas del Sagrado Corazón y vaciaba de monjes los monasterios.


Fuente: abcdesevilla.es
Visto en: La Santa Alianza.

domingo, 14 de febrero de 2010

CARTA ABIERTA A LOS CATÓLICOS PERPLEJOS (II)


"NOS CAMBIAN NUESTRA RELIGION"

Ante todo debo disipar un malentendido, para no tener luego que volver a él: no soy un jefe de movimiento y aún menos el jefe de una iglesia en particular. No soy, como no dejan de escribir, "el jefe de los tradicionalistas". Hasta se ha llegado a decir que ciertas personas son "lefebvristas", como si se tratara de un partido o de una escuela. Aquí hay un equívoco verbal.
No tengo doctrina personal en materia religiosa. Toda mi vida me atuve a lo que me enseñaron en el seminario francés de Roma, es decir, la doctrina católica según la transmisión que de ella hizo el magisterio de siglo en siglo desde la muerte del último apóstol, que marca el fin de la Revelación.
En esto no debería haber un alimento apropiado para satisfacer el apetito de lo sensacional que sienten los periodistas y a través de ellos la actual opinión pública. Sin embargo, toda Francia se conmovió el 29 de agosto de 1976 al enterarse de que yo iba a decir misa en Lille. ¿Qué había de extraordinario en el hecho de que un obispo celebrara el Santo Sacrificio? Tuve que predicar ante una gran cantidad de micrófonos y cada una de mis palabras era saludada con estrépito. Pero, ¿decía yo algo que no hubiera podido decir cualquier otro obispo?
¡Ah! Aquí está la clave del enigma: desde hace varios años los otros obispos ya no dicen las mismas cosas. ¿Se los ha oído hablar acaso a menudo del reino social de Nuestro Señor Jesucristo, por ejemplo?
Mi aventura personal no cesa de asombrarme: esos obispos, en su mayor parte, fueron mis condiscípulos en Roma, se formaron de la misma manera. Y de pronto yo me encontraba completamente solo. Ellos habían cambiado, ellos renunciaban a lo que habían aprendido. Yo no había inventado nada nuevo, continuaba en la línea de siempre. El cardenal Garrone llegó a decirme un día-. "Nos han engañado en el seminario francés de Roma". Engañado, ¿en qué? ¿No hizo él mismo recitar millares de veces a los niños de su catecismo el acto de fe antes del concilio-. "Dios mío, creo firmemente en todas las verdades que habéis revelado y que nos enseñáis por medio de vuestra Iglesia, porque vos no podéis engañaros ni engañamos"
¿Cómo pudieron metamorfosearse de semejante manera todos esos obispos? Encuentro una explicación: ellos se quedaron en Francia y se dejaron infectar lentamente. En África, yo estaba protegido. Regresé a Francia justamente en el año del concilio; el mal ya estaba hecho. El concilio Vaticano II no hizo sino abrir las compuertas que contenían la marea destructora. En un santiamén y aun antes de que quedara clausurada la cuarta sesión, el desastre era evidente. Todo o casi todo iba a quedar eliminado y, en primer término, la oración.
El cristiano que tiene el sentodo y el respeto de Dios se siente lastimado por la manera en que se le hace rezar hoy. Se ha tildado de "machaqueo" a las fórmulas aprendidas de memoria que ya no se enseñan a los niños y que ya no figuran en los catecismos con la excepción del Padre nuestro, en una nueva versión de inspiración protestante que obliga al tuteo. Tutear a Dios de una manera sistemática no es señal de gran reverencia ni procede del espíritu de nuestra lengua que nos ofrece un registro diferente según nos dirijamos a un superior, a un padre, a un camarada. En ese mismo Padrenuestro posconciliar, se le pide a Dios que no nos "someta a la tentación", expresión equívoca puesto que nuestra traducción francesa tradicional representa un mejoramiento por comparación con la fórmula latina calcada bastante torpemente sobre el hebreo. ¿Qué progreso hay aquí? El tuteo invadió el conjunto de la liturgia vernácula: el Nuevo Misal de los domingos emplea el tuteo de manera exclusiva y obligatoria sin que se vean las razones de semejante cambio, tan contrario a las costumbres y a la cultura francesas.
En escuelas católicas se hicieron test a niños de doce y trece años. Sólo algunos conocían de memoria el padrenuestro, en francés naturalmente, algunos sabían el Avemaría. Con una o dos excepciones, esos niños ignoraban el Símbolo de los Apóstoles, el Confíteor, los Actos de fe, de esperanza, de caridad y de contrición, el Ángelus. .. ¿Cómo habrían de saber estas cosas si la mayor parte de ellos nunca oyeron ni siquiera hablar de ellas? La oración debe ser "espontánea", hay que hablar a Dios improvisando, se dice ahora, y no se hace ningún caso de la maravillosa pedagogía de la Iglesia que cinceló todas esas oraciones a las que hubieron de recurrir los mayores santos.
¿Qué alienta todavía a los cristianos a decir la oración matinal y vespertina en familia, a recitar el Benedícite y la acción de gracias? Me he enterado de que en muchas escuelas católicas ya no se quiere decir la oración al comenzar las clases tomando como pretexto que hay alumnos no creyentes o miembros de otras religiones y que no hay que chocar su conciencia ni hacer uno alarde de sentimientos triunfalistas. Las autoridades escolares se felicitan de admitir en esas escuelas a una gran mayoría de no católicos y hasta de no cristianos y de no hacer nada para conducirlos a Dios. Niños católicos de esas escuelas deben ocultar su credo bajo el pretexto de respetar las opiniones de sus camaradas.
La genuflexión ya no es practicada más que por un número muy restringido de fieles; se la reemplazó por una inclinación de cabeza o más frecuentemente por absolutamente nada. La gente entra en una iglesia y se sienta. El mobiliario ha sido reemplazado, los bancos con reclinatorio se transformaron en leña para calefacción; en muchos lugares se han colocado en su lugar butacas idénticas a las de salas de espectáculos, lo cual por lo demás permite instalar más cómodamente al público cuando las iglesias se utilizan para dar conciertos. Me han citado el caso de una capilla del Santo Sacramento en una gran parroquia parisiense a la que acudían a hacer una visita a la hora del almuerzo muchas personas que trabajaban en los alrededores; un día esa capilla se cerró a causa de los trabajos que debían realizarse; cuando reabrió sus puertas los reclinatorios habían desaparecido, sobre una gruesa y cómoda alfombra se habían instalado asientos acolchados y profundos, de un precio ciertamente elevado y comparables a los que se pueden encontrar en la sala de recepción de las grandes sociedades o de las compañías aéreas. El comportamiento de los fieles cambió completamente; unos pocos se arrodillaban en la alfombra, pero la mayor parte se instalaba cómodamente y con las piernas cruzadas meditaba frente al tabernáculo. Es seguro que en el espíritu de esa parroquia había una intención; no se procede a realizar disposiciones tan costosas sin reflexionar en lo que se hace, se comprueba aquí una voluntad de modificar las relaciones del hombre con Dios en la dirección de la familiaridad, de la desenvoltura, como si se tratara con Dios de igual a igual. ¿Si se suprimen los gestos que materializan la "virtud de religión" ¿cómo puede uno estar persuadido de que se encuentra en presencia del Creador y soberano, Señor de todas las cosas? ¿No se corre así el riesgo de disminuir el sentimiento de Su Presencia real en el tabernáculo?
Los católicos están también desorientados por la trivialidad y hasta por la vulgaridad que se les impone en los lugares de culto de manera sistemática. Se tildó de triunfalismo todo aquello que contribuía a la belleza de los edificios y al esplendor de la ceremonia. Hoy la decoración debe aproximarse a la decoración cotidiana, a lo "vivido". En los siglos de fe, se ofrecía a Dios lo que el hombre poseía de más precioso-, en las iglesias de aldea se podía ver precisamente aquello que no pertenecía al universo cotidiano: piezas de orfebrería, obras de arte, ricos tejidos, encajes, bordados, estatuas de la Santa Virgen coronadas de joyas. Los cristianos hacían sacrificios financieros para honrar lo mejor que podían al Altísimo. Todo eso contribuía a la oración, ayudaba al alma a elevarse, y éste es un fenómeno natural en el hombre: cuando los reyes magos acudieron al pobre pesebre de Belén, llevaban oro, incienso y mirra. Hoy se embrutece a los católicos haciéndolos rezar en un ambiente trivial, en "salas polivalentes" que no se distinguen de ningún otro lugar público y a veces son incluso peores que los lugares públicos. Aquí y allá se abandona una magnífica iglesia gótica o románica para construir al lado una especie de cobertizo pelado y triste, o bien se organizan 'eucaristías domesticas en comedores y hasta en cocinas. Me han hablado de una de ellas celebrada en el domicilio de un difunto en presencia de su familia y de amigos; después de la ceremonia se retiró el cáliz y sobre la misma mesa cubierta por el mismo mantel se instaló el refrigerio. Durante todo ese tiempo y a algunos centenares de metros, los pájaros eran los únicos que cantaban al Señor alrededor de la iglesia del siglo XIII provista de magníficos vitrales.
Aquellos lectores que hayan conocido la época anterior a la guerra seguramente se acuerdan del fervor de las procesiones de Corpus Christi, con las múltiples estaciones, los cantos, los incensarios, la custodia resplandeciente a los rayos del sol, llevada por el sacerdote bajo el dosel bordado de oro, las banderas y las flores, las campanas. El sentido de la adoración nacía así en el alma de los niños y les quedaba grabado para toda la vida. Este aspecto primordial de la oración parece muy descuidado. ¿Se podrá aducir el motivo de la evolución necesaria, de los nuevos hábitos de vida? Las complicaciones del tránsito de automóviles no impiden las manifestaciones callejeras, y los que participan de ellas no sienten ningún respeto humano para expresar sus opiniones políticas o sus reivindicaciones justas o injustas. ¿Por qué tendría que ser Dios el único en quedar descartado y por qué sólo los cristianos deberían abstenerse de rendirle el culto público que le corresponde?
La desaparición casi total de las procesiones no tiene por origen un desafecto de los fieles. La procesión está prescrita por la nueva pastoral que sin embargo insiste incesantemente en la busca de una "participación activa del pueblo de Dios". En 1969 un cura de Oise era destituido por su obispo después de haber recibido la prohibición de realizar la tradicional procesión de Corpus, pero esa procesión se realizó así y todo y atrajo a diez veces más personas que los propios habitantes de la aldea. ¿Se podrá decir que la nueva pastoral, por lo demás, en contradicción en este punto con la contribución conciliar sobre la Santa Liturgia, está de acuerdo con las aspiraciones profundas de los cristianos que permanecen aferrados a esas formas de piedad?
¿Qué les proponen en cambio? Muy poco, pues el servicio del culto se redujo muy rápidamente. Los sacerdotes ya no celebran todos los días el Santo Sacrificio y concelebran el resto del tiempo; el número de misas disminuyó en grandes proporciones. En el campo es prácticamente imposible asistir a misa en los días hábiles; los domingos es necesario usar algún vehículo para llegar a la localidad a la que le toca recibir al sacerdote del "sector". Numerosas iglesias de Francia han quedado definitivamente cerradas, otras se abren algunas veces en el año. Si se agrega a esto la crisis de las vocaciones, el resultado es que la práctica religiosa se hace año tras año más difícil. Las grandes ciudades están en general mejor servidas, pero la mayoría de las veces es imposible comulgar, por ejemplo, los primeros viernes o los primeros sábados del mes. Naturalmente ya no hay que pensar en la misa cotidiana; en muchas parroquias de ciudades las misas se celebran por encargo, para un grupo dado de personas a una hora convenida y de manera tal que el que entra por casualidad donde se dice la misa se siente extraño a una celebración salpicada de alusiones a las actividades especiales y a la vida del grupo. Se ha tratado de desacreditar lo que se ha dado en llamar celebraciones individuales por oposición a las celebraciones comunitarias; en realidad, la comunidad se disgregó en pequeñas células; no es raro ver a sacerdotes celebrar misa en casa, de un cristiano entregado a actividades de la acción católica y en presencia de algunos militantes. También se comprueba que el horario del domingo a la mañana está distribuido entre las diferentes comunidades lingüísticas y entonces hay misa en francés, misa en portugués, misa en español... En una época en la que los viajes al exterior se han difundido tanto, los católicos deben asistir a misas en las que no comprenden una palabra, aunque se les da a entender que no es posible orar sin "participar". ¿Cómo podrían participar?
Ya no hay misas o hay muy pocas, ya no hay procesiones, ya no hay bendiciones del Santo Sacramento, ya no hay vísperas... La oración en común ha quedado reducida a su expresión más simple. Pero cuando el fiel logró superar las dificultades de horarios y de traslado, ¿qué encuentra para apagar su sed espiritual? Más adelante hablaré de la liturgia y de las graves alteraciones que sufre. Por el momento observemos el exterior de la cuestión, observemos la forma de esta oración común. Con harta frecuencia el clima de las "celebraciones" resulta chocante para el sentido religioso de los católicos. Se ha producido la intrusión de ritmos profanos con toda clase de instrumentos de percusión, guitarras, saxofones. Un músico responsable de música sagrada de una diócesis del norte de Francia escribía con el apoyo de eminentes y numerosas personalidades del mundo musical: "A pesar de las designaciones corrientes, la música de esos cantos no es moderna: ese estilo musical no es nuevo, sino que se practicaba en lugares y medios muy profanos (cabarets, music-halls, a menudo para bailar danzas más o menos lascivas con nombres extranjeros)... y sus ritmos impulsan a menearse o al swing: todo el mundo tiene ganas de agitarse. Esta es ciertamente una expresión corporal extraña a nuestra cultura occidental, poco favorable al recogimiento y cuyos orígenes son bastante turbios... La mayor parte del tiempo nuestros conjuntos a los que les cuesta ya tanto trabajo no igualar las negras y las corcheas en una medida de 6/8 no respetan el ritmo exacto y el conjunto falla: entonces uno ya no siente ganas de menearse pues el ritmo se hace informe y muestra tanto más la pobreza habitual de la línea melódica."
¿En qué se convierte la oración en medio de todo esto? Felizmente parece que en más de un lugar la gente ha retornado a costumbres menos bárbaras. Entonces, si uno quiere cantar, está sujeto a las producciones de los organismos oficiales especializados en la música de iglesia, pues ya a nadie se le ocurre utilizar la maravillosa herencia de los siglos pasados. Las melodías habituales, siempre las mismas, son de una inspiración muy mediocre. Los trozos más elaborados, ejecutados por coros, se resienten por la influencia profana y excitan la sensibilidad en lugar de penetrar en el alma como el canto llano; la letra inventada con un vocabulario nuevo, como si un diluvio hubiera destruido unos veinte años atrás todos los libros antifonarios en los cuales se podría haber buscado inspiración aun queriendo hacer algo nuevo, adopta el estilo del momento y pasa rápidamente de moda; al cabo de muy breve tiempo ya no es comprensible. Innumerables discos destinados a la "animación" de las parroquias difunden paráfrasis de salmos que se dan como si fueran salmos y que suplantan el texto sagrado de inspiración divina. ¿Por qué no cantar los salmos mismos?
No hace mucho tiempo apareció una novedad; en la entrada de las iglesias podían leerse unos letreros que decían: "Para alabar a Dios, batid palmas". Así, durante la celebración y a una señal del animador los concurrentes levantan los brazos por encima de la cabeza y golpean las manos cadenciosamente con entusiasmo, de suerte que producen un insólito estrépito en el recinto del santuario. Este tipo de innovaciones, que ni siquiera tiene relación con nuestros hábitos profanos, intenta implantar una actitud artificial en la liturgia y sin duda no tendrá gran futuro; sin embargo contribuye a desalentar a los católicos y a aumentar su perplejidad. Uno puede abstenerse de frecuentar las Gospel Nights pero ¿qué hace cuando las raras misas del domingo están invadidas por estas desoladoras prácticas?
La pastoral de conjunto, según la expresión adoptada, obliga al fiel a hacer nuevos gestos, cuya utilidad él no comprende y van contra su naturaleza. Ante todo es menester que las cosas ocurran de una manera colectiva, con intercambios de palabras, intercambios de evangelio, intercambios de miradas, apretones de manos. El pueblo sigue estas prácticas refunfuñando y a regañadientes, como lo demuestran las cifras estadísticas: las últimas estadísticas registran entre 1977 y 1983 una nueva disminución en la frecuentación de la Eucaristía en tanto que la oración personal registra un ligero aumento.(1) La pastoral de conjunto no logró pues conquistar a la población católica. Véase lo que puede leerse en un boletín parroquial de la región parisiense: " Desde hace dos años la misa de las nueve y media tenía de vez en cuando un estilo un poco particular por cuanto a la proclamación del Evangelio seguía un intercambio en el cual los fieles se reunían por grupos de a diez. En realidad, la primera vez que se intentó semejante celebración, sólo sesenta y nueve personas constituyeron grupos de intercambio y ciento treinta y ocho permanecieron al margen de la ceremonia. Se podía pensar que corriendo el tiempo se modificaría ese estado de cosas, pero nada de eso ha ocurrido."
Entonces el equipo parroquial organizó una reunión para establecer si continuarían o no las "misas con intercambios". Se comprende que las dos terceras partes de los asistentes que se resistieron hasta entonces a las novedades posconciliares no se hayan sentido encantados con esas chácharas improvisadas en plena misa. ¡Que difícil es hoy ser católico! La liturgia francesa, aun sin "intercambios", aturde a los asistentes con oleadas de palabras, de suerte que muchos se quejan de que ya no pueden rezar durante la misa. Entonces, ¿cuándo rezarán?
Los cristianos desconcertados comprueban que se les proponen recetas admitidas por la jerarquía siempre que se alejen de la espiritualidad católica. El yoga y el zen son las más extrañas. ¡Desastroso orientalismo que conduce a la piedad por falsos caminos al pretender realizar una "higiene del alma"! ¿Quién podrá exagerar, por otro lado, los efectos nefastos de la expresión corporal, degradación de la persona y al mismo tiempo exaltación del cuerpo que es contraria a la elevación hacia Dios? Estas nuevas prácticas introducidas hasta en los monasterios de monjes contemplativos, como muchas otras, son extremadamente peligrosas y dan la razón a aquellos a quienes oímos decir: "Nos están cambiando nuestra religión".

Monseñor Marcel Lefebvre.

Notas:
(1) Sondeo Madame Figaro-Sofres, septiembre de 1983. La primera pregunta formulada era: ¿Comulga usted una vez por semana o mas; alrededor de una vez por mes? Lo cual corresponde más o menos a la asistencia a misa, puesto que hoy todo el mundo comulga. Las respuestas afirmativas pasaron de un dieciséis a un nueve por ciento.

(Continuará)

sábado, 13 de febrero de 2010

LA CARA OCULTA DEL TERREMOTO DE HAITÍ


Haití, es el único país del mundo consagrado al demonio. En 1791 Haití se consagró al demonio por 200 años y fue el primer país americano en obtener la independencia. En el 2005, fue nuevamente consagrado al demonio por otros 200 años.

El 12 de enero de 2010, a las 16:53 hora local, Haití sufrió un devastador terremoto de 7,0 grados, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, su capital.

Este es un excelente análisis que nos envía Hernando Rojas y Rojas desde Salamanca, a través del padre Andres García Torres que comparte sus conceptos, donde expresa que nada es casual, y que las desastrosas condiciones de vida de Haití, hay que buscarlas en la opción tomada a favor del mal, sobre cuyas consecuencias la Biblia muestra muchos ejemplos.

Los Foros de la Virgen María piden a sus lectores solidaridad activa con el pueblo haitiano y oración por los muertos y por sus familiares que sufren.

Una vez llegadas las noticias del terrible terremoto de grado 7 en la escala de Richter, ocurrido en la antigua Isla de la Española, (nombre dado por Cristóbal Colón a lo que actualmente corresponde a Haití y la República Dominicana), me viene a la memoria una imagen fotográfica que representa fielmente su triste y desgraciada realidad: la pobreza, la esclavitud, el hambre, la plaga del Sida,(de allí partió el sida hacia los EEUU y resto del mundo) el azote de los 3 huracanes acaecidos en 2008: IKE, GUSTAV y HANNA que dejaron a su paso un millar de muertos, inundaciones y tormentas catastróficas.

Haití es un país que social y políticamente, vive un gran desequilibrio, con un cumulo de golpes de estado (alrededor de 30), dictadores asesinos y practicantes del vudú como fue Francoise Duvalier y su hijo, corrupciones, analfabetismo, etc.

En el ámbito ecológico, sufre una gran deforestación con graves consecuencias en el equilibrio medioambiental, fruto de la tala indiscriminada que sufren los bosques, como último recurso de sus habitantes para utilizarlo como combustible.

Socialmente, Haití se parece a un enorme puzle, con piezas rotas, descoloridas, desgastadas, y muchas que faltan simplemente porque no existen: son los grandes suburbios, donde las bandas armadas se enfrentan unas con otras, se compran armas fácilmente en cualquier mercado a precios bajos, conviven codo con codo con los “niños de la calle” fruto de los huérfanos que nunca han conocido a sus padres, se reporta la existencia, solo en Puerto Príncipe de aproximadamente 5000 niños de la calle, muchos de ellos hijos de padres fallecidos de sida y contagiados de esta terrible enfermedad, la desnutrición de estos niños se detecta hasta un 3º grado, siendo ya una desnutrición crónica.

La malaria y la fiebre tifoidea, son otras plagas endémicas del país que se ceban en estos inocentes. El 80% de los niños que nacen en Haití, no sabe quién es su padre.

Haití, el país más pobre de toda América Latina, y uno de los países más pobres del globo; todo el mundo se pregunta a que se debe tanta desgracia, no podemos echarle la culpa a los conquistadores españoles, ni a los colonos franceses, ni tampoco a los EEUU, pues a pesar de ser la primera colonia europea en obtener la independencia, desde entonces lleva los no pocos 200 años de una terrible maldición, que subyace en las profundidades del satanismo y la magia negra como segura causa primigenia.

Resulta poco ético la comparación con otro país que comparte la misma isla, pero la historia se escribe con los hechos de los hombres, me refiero a la República Dominicana, quién sin ser un país rico como los EEUU, Canadá, o la UE, se vive digna y prósperamente, siendo sitio de frecuentes visitas turísticas de muchos países del mundo.

LA TRISTE HISTORIA DE HAITÍ

La historia de Haití, es una historia “interesante” desde el punto de vista religioso-antropológico, y digo interesante porque poca gente sabe que es el único país del atlas que fue consagrado explícitamente al Demonio, y donde se le sigue rindiendo culto a él y a sus huestes satánica en las diversas modalidades del Vudú y la Santería.

El Vudú, religión animista fue oficialmente reconocida por el Gobierno como elemento propio de su idiosincrasia nacional. Fué en abril de 2003 cuando el entonces presidente Jean-Bertrand Aristide (ex-sacerdote católico que llegó al poder como el primer presidente de la democracia), autorizó la práctica del VUDÚ para que fuera reconocida oficialmente en paralelo a la Católica.

La población mayoritariamente es negra: esclavos: traídos por cientos de hombres y mujeres desde las costas occidentales de África, (Togo, Benin, Ghana y Nigeria)

La Isla se transformó en la principal colonia francesa y posiblemente la más rica colonia europea, debido al cultivo y comercio de azúcar, café, maderas, tabaco, etc.

Como dato característico, hay que resaltar qué toda esta población africana, trajo además de sus costumbres étnicas algo sumamente importante para su desgracia, su religión: EL VUDÚ o Voodoo y sus variantes: Candomblé, Lukumbi, Umbanda, culto Shangó, Palo Mayombé, Obeah o la Santería, esta última fusionada con la religión católica, que enmascara las prohibiciones que en siglos pasados tenían al no poder practicar sus sangrientos ritos, ante la religión católica, autorizada y practicada por sus amos.

¿QUÉ ES EL VUDÚ?

Vudú es la deformación de la palabra “vadoux”, referida a un ídolo en forma de serpiente (zoolatría) adorado en África como un oráculo, dentro de su jaula, no como una divinidad en sí, sino como una representación de un principio de carácter divino..

En la religión Vudú, se cree en la vida después de la muerte, y en la existencia de una serie de jerarquías espirituales malignas o benignas llamadas “Loas”(demonios) que interfieren en el mundo terrenal gracias a la mediación de un hierofante (sacerdote de ritos ocultos y misteriosos) llamado houngan, quien puede conseguir curaciones, obtener ciertos secretos y tener poder sobre la naturaleza, esto en el caso del hombre, pues la mujer si es apta también puede representar este papel, se la llama mambo.

Los rituales vudú por lo general son muy complejos: hay varias deidades, ocurren multitudinarias posesiones demoniacas, brutales orgías sexuales, sacrificios rituales con derramamiento de sangre de gallinas o cabras, danzas frenéticas acompañadas de fuertes ruidos de tambores, bajo el consumo de ron y tabaco que terminan en varios “éxtasis”, se cree que los muertos caminan y danzan al mismo tiempo que ellos. Los posesos, entran en éxtasis cuando uno o varios Loas los “cabalgan” produciendo extrañas contorsiones y los ojos en blanco, es cuando el Loa habla a través del danzante (posesión diabólica).

Es habitual que en la práctica del vudú se consagre a los niños a estas deidades (Demonios), los niños a pesar de ser inocentes de los actos de los adultos, quedan esclavos de los espíritus malignos y debiendo obedecer todo lo que ellos les digan o de lo contrario los espíritus los asesinan. También se ofrecen bebes a los demonios, quemándolos vivos, esto en los siglos precedentes, en la actualidad no se reportan, pero puede que clandestinamente se realicen. Es muy difícil salir de esta religión, así cuando un miembro de la familia se arrepiente porque llega a conocer el mensaje del evangelio, la familia llega a ser un blanco perfecto como víctima de Satanás: enfermedades, ruina, muerte inexplicable de algún miembro, ropa destrozada antes de ir a la iglesia, accidentes, etc. Esta táctica del terror y del miedo que el Demonio utiliza surte sus efectos, la persona cede y vuelve atrás ante el temor de sufrir más maldiciones.

LA CONSAGRACIÓN DE HAITÍ AL DIABLO

Los primitiva población negra traída como esclavos desde África, sufrió toda clase de avatares propia de una acción deleznable e inhumana, me refiero a la esclavitud, esclavitud que fue propiciando un gran sufrimiento a este colectivo racial; abrumados ante la desesperanza y el dolor, deseando ser libres de sus opresores los amos blancos, de ver libre a su pueblo e independizarse como una nación libre y autónoma, recurrieron al pacto con Satanás, utilizando para ello los conocimientos ocultistas de la religión Vudú:
Corría el año del Señor de 1791, un 20 de agosto, cuando el poderoso sacerdote vudú (bokor), Boukman encabezó un alzamiento general para poner fin a la esclavitud de su pueblo en una ceremonia vudú en la población de Bois-Cayman, era esta una ceremonia “de pacto” con el Demonio, donde en nombre de todo el pueblo haitiano, consagraba su país Haití y sus moradores al Diablo con un pacto de compromiso por 200 años (consagración temporal) ofreciéndole adoración, a cambio pedían la liberación de los lazos opresores de sus amos los blancos franceses. Habría una señal que daría comienzo a la revolución, sería el fuego prendido a centenares de plantaciones de caña de azúcar y de molinos. Se iniciaba así un proceso revolucionario, cuyo principal líder fue Toussaint Louverture, esclavo negro que detuvo las masacres e hizo pactos entre negros y blancos, pero posteriormente fue capturado y deportado a Francia donde murió en 1803. El brujo o bokor Boukman, falleció en circunstancias extrañas el mismo año de 1791.

La revolución continuó bajo el liderazgo del también esclavo negro Jean Jacques Dessalines, (nombre perteneciente a su amo y que adoptó como propio) escapó de su amo a las montañas, reclutó otros esclavos sumados a su causa, y que escondidos en las recónditas montañas selváticas continuaban practicando sus ritos Vudú.

Un año después el 1º de Enero de 1804, J.J. Dessalines proclamó la independencia diciendo que el Acta de la Constitución debía de haberse escrito sobre el pergamino de la piel de un blanco, su calavera como tintero, y la bayoneta usada como pluma entintada con la sangre de los hacendados que se lucraron con la sangre de los suyos. Nacía así la 1ª República negra independiente donde se había logrado abolir la esclavitud. Jean Jacques Dessalines falleció 2 años mas tarde de la proclamación de independencia.

LAS DESGRACIADAS CONSECUENCIAS DE LA “CONSAGRACIÓN” DESDE HACE 206 AÑOS HASTA NUESTROS DÍAS

Curioso es para el observador de la historia, que al mismo tiempo que Haití obtenía la anhelada libertad, conseguida mediante la ayuda del demonio y su consagración en el año de 1804, comenzaba también una larga cadena de desgracias. Jean Jacques Dessaline se nombra Gobernador General y más tarde se autoproclama Emperador: Jacques I, pero solo pudo vivir unos pocos meses al caer asesinado violentamente. Nace entonces paralelamente, una era de calamidades naturales, sociales, políticas y económicas que no han tenido descanso hasta estos momentos en que ha ocurrido el terrible terremoto.

Al caer asesinado el “prócer independentista”, sufre el país la invasión norteamericana en 1915; posteriormente suben al poder 23 gobernantes desalmados y corruptos a cual más; quizás sea la saga sanguinaria de Francois Duvalier la más larga y la más sangrienta, duró desde 1957 hasta 1986, 30 largos años de grandes desajustes sociales. Es claramente notorio que Duvalier se autoproclamara practicante del Vudú. Ya en 1954 con la colaboración de Lorimer Denis, publicó una obra escrita denominada L’Evolution graduelle du vaudou (La evolución gradual del Vudú), libro de conocimientos y práctica de esta religión y que utilizó inteligentemente durante su mandato político, se llegan a contabilizar como víctimas de este sangriento dictador hasta 200.000 muertos.

Nada más tomar el poder, Francoise Duvalier (Papá Doc) nombró como Comandante en Jefe de su Milicia, al temido brujo bokor Zacharie Delva, reivindicando la religión Vudú como la religión oficial, funda una especie de policía esotérica de tientes parecidos a las SS hitlerianas, eran los llamados Voluntarios de la Seguridad Nacional (Los Tontons Macoutes) que sembraron de terror al país.

Entre el terror, el temor y la reverencia casi idolátrica que se le tenía a Duvalier, se llegaba a decir por sus calles: “El hombre habla pero no actúa, Dios actúa pero no habla, Duvalier es un Dios”.

En 1971, muere F. Duvalier y le sucede su hijo Jean Claude Duvalier, llevando al país a una decadencia más trágica aún que la de su padre, y permanece en el poder 29 años, hasta que es obligado a exiliarse en Francia.

Surgen en 1988 las primeras elecciones semi-democráticas, tras haberse promulgado la nueva Constitución, y resultando vencedor Leslie Manigat que luego es derrocado por un golpe de estado por el General Henry Namphy. Dos meses después toma el poder otro general, Proper Avril que se autoproclama presidente. Pocos meses después a raíz de fuertes protestas populares, Avril renuncia a su cargo, relevándole en él la magistrada de la Corte Suprema Ertha Pascal-Trouillot. A finales de 1990 y tras las primeras elecciones auténticamente democráticas resulta elegido Jean Bertrand Aristide, un sacerdote católico.

En Febrero de 1991, toma posesión Aristide pero es derrocado por un nuevo golpe de estado propiciado por el General Raoul Cedras en el mes de septiembre. La OEA interviene tomando la determinación de congelar todos los bienes del país en el exterior y declara un embargo comercial para obligar al gobierno a reinstalar a Aristide, al tiempo que la Cámara de diputados y el Senado ratifica como primer ministro a Jean Jacques Honoret.

En enero de 1992, Aristide en el exilio norteamericano acepta a René Theodore como primer ministro. Finalmente en julio se llega a un acuerdo con la ONU, de cumplir las resoluciones dictadas y se promueve la posesión del cargo al presidente legítimo Jean Bertrand Aristide que culmina su mandato en Febrero de 1996. En febrero de 1994, la comisión de derechos humanos de la ONU, estima que alrededor de 3000 personas han sido asesinadas a partir del golpe militar que había derrocado a Aristide al comienzo de su toma de posesión en 1991.

En el 2001, se presenta de nuevo a las elecciones Jean Bertrand Aristide y es nuevamente constituido presidente, hasta el año 2004 cuando nuevamente es forzado a exiliarse y deponer su cargo a favor de un gobierno interino, siendo presidente provisional Boniface Alexandre hasta el 14 de mayo de 2006. En 2006 es elegido René Préval, actual presidente.

LA OFICIALIZACIÓN DEL VUDÚ

Es obligatorio reseñar en cuanto al tema que nos atañe: Vudú-Satanismo-Haití, que después de la retirada de las tropas estadounidenses en 1935, el gobierno haitiano luchara para erradicar estas prácticas, imponiendo penas de prisión y multas dinerarias, pero todo ello consecuencia de la poderosa influencia que tenía EEUU en los años de intervención de sus marines.

La práctica del Vudú permaneció así inalterada hasta 1987, con la caída de J.C. Duvalier se redactó una nueva Constitución donde se reconocía el derecho a practicar cualquier religión, entendiéndose implícitamente que la práctica del vudú quedaba incluida en dicha libertad de culto, recogida en la SECCIÓN D, de la CONSTITUCION HAITIANA DE 1987, en su artículo 30: De la libertad de conciencia.

Sin embargo el Status legal como religión propiamente dicha, y expresamente firmado bajo declaración de ley, se obtuvo bajo la presidencia del ex-sacerdote católico Jean Bertrand Aristide el 7 de mayo de 2003. “Siempre fuimos la mayoría en Haití y nunca fue ilegal la práctica del vudú. Lo que el presidente Aristide hizo por nosotros, y por ello estamos agradecidos, fue hacer más fácil la obtención del status necesario para que las ceremonias religiosas tengan valor legal”, dijo la sacerdotisa Mambu Racine Sumbu, en entrevista concedida a la BBC.

Mambu es una sacerdotisa americana que está en Haití desde hace 15 años. Según ella, más del 90 por ciento de la población haitiana practica el vudú. Una definición popular dice que el 70% de los haitianos son católicos, 30% son protestantes, y 100% son seguidores del vudú.

En la práctica del vudú, se celebran dos veces al año, la llamada “fiesta de acción de gracias a sus ídolos, es decir a Satanás y los demonios.

RENOVACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN A SATANÁS, HECHA HACE 206 AÑOS

Transcurridos los 200 años concedidos por el Demonio al sacerdote bokor Baukman y sus seguidores revolucionarios, en el “pacto de sangre” donde el Ángel caído prometió su pronta liberación e independencia de las cadenas opresoras de los franceses, era de suma importancia para los sacerdotes del vudú, volver a consagrar al país a Satanás, tal y como lo hicieron sus predecesores en 1803.

Fue el 14 de agosto de 2004, cuando miles de cristianos haitianos se unieron en oración para reparar y desagraviar a Dios Nuestro Señor, a la vez que tratar de contrarrestar en el día nacional de la oración, la pronta ceremonia de pacto vudú que se iba a realizar bajo el respaldo del presidente Jean Bertrand Aristide. Este día los sacerdotes brujos vudú, guiarían a Haití a una re-consagración del pacto de sangre hecho con el demonio hacía 206 años atrás.

Jean Bertrand Aristide, hizo todo lo que pudo en cuanto a su ámbito de autoridad máxima del país, para sostener dicho pacto satánico; pues ya en abril de 2003, emitió una ley en la que se reconocía el vudú, como la religión oficial de Haití. Además pagó e hizo viajar a 400 practicantes de dicha religión desde el África occidental hasta la isla.

Esta noticia, que los grandes periódicos y cadenas de TV o de radio no difundieron, se ha conocido porque hubo cristianos que fueron enviados como espías al lugar donde se iba a celebrar el nuevo pacto de sangre por los brujos vudú en el mismo sitio del PACTO ORIGINAL de 1803, donde se intercambió el alma de Haití por la victoria sobre los franceses. Los espías reportaron que se habían traído multitud de animales (cerdos, cabritos y pollos) para hacer los sacrificios, pero (y esto se atribuye a la fuerza de la oración) de pronto surgió mucha confusión, discutían las personas y al final la gente se desbandó sin que se realizara el sacrificio sangriento. No obstante el fracaso anterior, no fue óbice para que se renovara este pacto satánico el 1º de enero de 2005, día nacional de la Independencia de Haití, y ¡¡ también por otros 200 años!!

Un dato curioso que no dejamos escapar del tintero: una de las zonas más devastadas por el terremoto ha sido el suburbio en Puerto Príncipe llamado “Carrefour”, que nadie piense que se trata de un barrio edificado con las ayudas de la gran cadena internacional francesa de supermercados, ojalá fuera así. Carrefour es el nombre de un demonio del vudú, se le considera el señor del inframundo, del lugar inferior de los muertos, la representación de la sombra y las tinieblas. Por cierto, el logotipo de los almacenes Carrefour, dicen algunos entendidos en misterios esotéricos que guarda curiosa analogía cuando se le representa girado 90º, con otro correspondiente a una sociedad secreta francesa, (El Priorato de Sión, secta aludida en la Obra masónica “El Código Da Vinci”).
Sin embargo no olvidemos que la destrucción del barrio Carrefour, está evaluada en un ¡90%!…. Sin palabras…CONCLUSIONES

Una vez conocida la trágica historia de Haiti, a nadie con sentido común, se le escapa la idea de que este país abandonó hace 206 años la gracia que Dios inherentemente regala a todos sus hijos que le reconocen como tal, y guardan sus mandamientos. El pueblo en masa, cambió la adoración de su Creador por la adoración a Satanás, echaron a Dios de sus corazones, no es que Dios los haya abandonado, sino que ellos abandonaron a Dios, para dejarse seducir por las atracciones de las artes maléficas del vudú, invocación de espíritus, práctica de magia negra, asesinatos, orgías sexuales y demás ritos sangrientos.
Está escrito: “Ved, Yo os pongo hoy delante bendición y maldición; la bendición, si cumplís los mandamientos de Yavé, vuestro Dios, que Yo os prescribo hoy; la maldición, si no cumplís los mandamientos de Yavé, vuestro Dios, y, apartándoos del camino que Yo os prescribo hoy, os vais tras otros dioses que no habéis conocido”. (Dt. 11, 26-28).

También está escrito: “Todo hombre o mujer que evoque a los muertos y se dé a la adivinación, será muerto, lapidado; caiga sobre ellos su sangre”

Lo que ha ocurrido en Haití como consecuencia de la desobediencia a las leyes de Dios, se ha repetido a lo largo de la historia desde el principio de los tiempos. Recordemos algunos casos:

1) El Diluvio Universal: murió toda carne viviente, solo se salvó Noé y su familia.

2) Sodoma y Gomorra: la homosexualidad, la lujuria, la soberbia, la inmoralidad, la embriaguez, la ociosidad hicieron que el fuego descendido del cielo terminara con sus días.

3) La ciudad de Pompeya: sepultada por completo por la lava de un volcán con todos sus habitantes. Los historiadores no relacionan este desastre apocalíptico con un “castigo divino”, aunque los arqueólogos hayan encontrado en los restos que se han podido recuperar de las casas y mansiones, multitud de pinturas con temas pornográficos, pederastas y de homosexualidad que indican claramente su vida y costumbres. Sobran las palabras.

4) La catástrofe de la pequeña ciudad de Armero (Colombia): sepultó bajo un alud de lava y lodo provocado por un volcán (El nevado del Ruiz) a 20.000 seres humanos mientras dormían. Era el amanecer del 14 de noviembre de 1985, de Armero solo quedaba la historia y algunos supervivientes que recordaban la historia del sacerdote Pedro María Martínez… “¡Se trata de la maldición!” decían algunos en medio del dolor.Volvamos en el tiempo: 9 de abril de 1948 cuando las noticias informaban de los disturbios de la guerra civil (“el bogotazo”) una horda de violentos se acercó al templo de Armero y atacó al sacerdote, lo asesinaron a machetazos tras agredirlo primero y posteriormente arrastró su cuerpo hasta la puerta del cementerio, ninguno de los habitantes corrió en su auxilio, a pesar de los quejidos del sacerdote. Lo mataron porque en Armero se concentraba un cierto número de prostíbulos, y el sacerdote D. Pedro María exhortaba fuertemente al pueblo a la conversión y a la desaparición de la prostitución, de hecho varias prostitutas bailaron alrededor del cadáver y una multitud iba a asesinar a seis monjas que querían impedir la danza macabra. El Arzobispo del lugar declaró la parroquia en entredicho y excomulgó a los asesinos, fue el inicio de lo que se conoce popularmente como la “maldición de Armero” y del proceso de canonización del sacerdote mártir. Como dato curioso, el hombre que arrastro su cuerpo utilizando un carro de caballos, murió 8 días después en el mismo sitio, pateado, y arrastrado por el caballo que encabritado lo llevó por los mismos sitios que recorrió con el cadáver del sacerdote.

El día anterior a la erupción del volcán, se hallaba reunido un encuentro de sacerdotes de la Diócesis del lugar, y en el momento de la oración conjunta un sacerdote se puso de rodillas y pidió perdón por el pueblo armerita, vaticinando así una tragedia para sus habitantes: esa misma noche hizo erupción el volcán. Al año siguiente, S.S. Juan Pablo II visitó la zona, y aprovechando la ocasión se contrató un grupo de especialistas para tratar de ubicar la Cruz de Tierra Santa, sepultada bajo la lava y el lodo en el lugar donde quedaba el templo, pudiéndose comprobar que dicho símbolo fue encontrado en el centro del parque, en el mismo sitio donde fue hallado el cadáver del P. Don Pedro María.

5) Terremoto de Irán en 2003: 50.000 muertos.

6) El tsunami asiático ocurrido en la madrugada del 26 de diciembre de 2004 que asoló varios países de la región: (Sumatra, Indonesia, Tahilandia, Sri Lanka, India y las Islas Maldivias). Allí era donde se concentraba multitud de turistas procedentes de todos los países del mundo en búsqueda de placeres sexuales ilícitos, como la prostitución, pederastia, pornografía, homosexualidad, drogadicción, embriaguez, etc. Murieron 200.000 personas de 34 nacionalidades distintas, que estaban pecando sin respetar la fecha del Nacimiento del Salvador y Redentor Nuestro Señor Jesucristo. Murieron ahogadas bajo las olas de más de 10 metros de altura. Es conveniente decir que también murieron muchas víctimas totalmente inocentes.

7) El huracán Katrina que asoló Nueva Orleans: Katrina significa “pura” en griego. Llegó a la costa del golfo el 29 de Agosto de 2005, fiesta del martirio de Juan Bautista, profeta que predicó la necesidad de conversión ante la venida del Mesías. Murieron aproximadamente 10.000 personas y unos 500.000 afectados directos.

En muchos lugares de EEUU, sobre todo en las grandes ciudades, existen barrios negros con tiendas y almacenes que venden productos vudúes. Nueva York, Detroit, San Francisco, Los Ángeles y Seattle son algunas de las ciudades densamente pobladas de vudúes. Pero es NUEVA ORLEANS, la que continúa siendo la capital Vudú de Estados Unidos. No en vano se llama a esta ciudad “Sin City”, la ciudad del pecado, la capital de la música y la alegría y de hecho es una ciudad de pecado, con numerosos casinos de juego, 5 clínicas abortistas, y justo antes del huracán Katrina se estaba preparando un carnaval del “orgullo” gay. Todos los años se celebraba este festival orgiástico llamado el Southern Decadence (Decadencia Sureña) que iba a comenzar el 31 de Agosto y que duraría todo el fin de semana, era tal el grado de depravación de los organizadores que decían: “Haremos sonrojar hasta Sodoma y Gomorra”.

En 2004 contó con 125.000 participantes y duró una semana. Fueron practicados actos sexuales en lugares públicos, frente a la policía, la Municipalidad y el Concejo Deliberante. ¡La provocación fue filmada y la grabación entregada a las autoridades! Éstas no sólo no tomaron medidas, sino que promovieron otra semana de abominaciones para la edición del año 2005 –la 34ª– y se esperaban 150.000 participantes.

El “French Quarter” (Barrio Francés) de New Orleans, de antaño pintoresco y musical, se convirtió en centro de ocultismo y depravación moral. Los sourvenirs representativos de la ciudad pasaron a ser artículos relacionados con esas cosas.

Sin embargo… llegó el huracán Katrina: un día antes del comienzo de la fiesta, se rompieron los diques de la ciudad, y nadie se había acordado que una imagen peregrina de la Virgen de Fátima hecha por un artista portugués, lloró en Nueva Orleans en 1972, vaticinando proféticamente el destino trágico de la ciudad 30 años más tarde.

Que quede claro que este documento no pretende dogmatizar en cuanto a los juicios divinos sobre Haití, ni sacar partido de una denuncia propia de periodismo “amarillista” con tintes xenófobos o clasistas, en el que se regocija en las desgracias de los pecados de todo un pueblo.

Sin embargo, y ajustándonos a la realidad que perciben nuestros sentidos, nuestra inteligencia y nuestra memoria vemos claramente que una gran mayoría de habitantes de esta nación cambió las leyes de Dios por las leyes de Satanás.

Hay algunos “pensadores modernos” e “ingenieros sociales” que analizando estas catástrofes le echan la culpa a la herencia dejada por los colonizadores europeos, a los políticos, a las multinacionales, a la pobreza en la que se encuentran sumidos, o a la misma Iglesia…

Pues no, no y no, todo ser humano tiene una conciencia que le habla cada vez que el hombre planea sus actos, y todo ello se encuentra enraizado en las profundidades de la conciencia humana, aunque no se crea en Jesucristo, pero si el cuerpo que es el Templo del Espíritu Santo, lo contaminamos con toda clase de abominaciones, es lógico pensar que El Divino Espíritu, modelador de las almas se vaya de allí instantáneamente y su lugar lo ocupe Satanás, para desgracia suya y todo su entorno.

Nos merecemos todo lo que tenemos: nuestros gobernantes, nuestras leyes, nuestros políticos corruptos, la homosexualidad reinante en todas las sociedades, la pederastia, la prostitución, la drogadicción, los asesinatos mutuos de los matrimonios, el aborto, la piratería marítima, las enfermedades endémicas y pandémicas que son espejo de las plagas bíblicas. La tentación de Satanás ha triunfado como en el antiguo Paraíso, volvemos a escuchar las seductoras palabras de la antigua serpiente: “Seréis como Dioses”, y las hemos escuchado y llevado a cabo. El hombre al abandonar la gracia y bendición de Dios, deja las puertas abiertas a la actividad de las fuerzas poderosas de las tinieblas, la naturaleza misma se rebela ante la maldad sin límite de esta humanidad animalizada.

Mucha gente dice en estos días en relación al desastre de Haití: “¿Cómo puede existir un Dios que permita tanto mal, tanta muerte y tanta destrucción? Estos pobres hombres, no analizan donde radica el verdadero mal, y la causa de sus desastres y errores que nos conducirían irremediablemente -si Dios no interviene-, a la autodestrucción.

Se cumple para esta humanidad pecadora la frase célebre del filósofo ateo F. Nietzsche: “Dios ha muerto”, pero sabemos bien que aunque el filósofo se recreara en su soberbio ateísmo, la teología cristiana nos revela a un Dios vivo, que mora eternamente en los Cielos, y en los corazones de los hombres que le aman; en verdad Dios ha muerto… si, pero en aquellos corazones pecadores, donde sólo habitan sus vicios y maldades. Dios no nos abandona, le abandonamos a Él.

Guardemos una evocadora esperanza y un gran optimismo, encerrados en la Divina Misericordia de Jesús Nuestro Señor: La Conferencia Episcopal Haitiana, debería de instar a sus fieles, a las fuerzas políticas, militares y sociales a un autoanálisis de estos catastróficos eventos, de que vean una relación directamente proporcional sobre las costumbres sociales y religiosas con el reciente terremoto; de ver que sus habitantes no van por buen camino, que el pacto con Satanás hace 206 años condujo a una maldición cuyos frutos los tenemos en este terremoto, no se puede continuar así. Pero si hay un verdadero arrepentimiento y conversión y oración al Dios verdadero, es seguro que su infinita Misericordia hará que se renueve un pacto con Él, y la nación sea restaurada, amada, y rescatada de la miseria y el dolor con las bendiciones y prosperidades que Dios provee a todo aquel que se arrepienta y se convierta de corazón, Así lo prometió en Job. 22, 23-30:

“Si vuelves al Todopoderoso con humildad y alejas de tu tienda la injusticia; si arrojas el oro en el polvo y el oro de Ofir entre las piedras del torrente, entonces el Todopoderoso será tu oro, él será un montón de plata para ti. En el Todopoderoso estará tu deleite y levantarás tu rostro hacia Dios. Tú le suplicarás y Él te escuchará, y podrás cumplir tus votos. Si te propones algo, te saldrá bien, y sobre tus senderos brillará la luz. Porque Él humilla la altivez del soberbio pero salva al que baja los ojos. Él libra al hombre inocente, y tú te librarás por la pureza de tus manos”.

Hernando Rojas y Rojas
(Salamanca a 23 de Enero del año del Señor de 2010)

Fuente: Sursum Corda.
Visto en Devoción Católica.