domingo, 6 de marzo de 2011

MILAGRO EUCARÍSTICO DE ONIL

El Milagro Eucarístico de Onil ocurrió luego que una custodia con la Hostia consagrada fue robada de la iglesia parroquial. Después de algunos días, una mujer del pueblo vecino, llamado Tibi, halló la custodia junto con la Partícula robada en medio de un campo de hortalizas. Exactamente, 119 años después, el 28 de noviembre de 1943, Don Guillermo Hijarrubia, delegado del Arzobispo de Valencia, confirmó la autenticidad del Milagro confirmando la conservación incorrupta de la Hostia. Aún hoy, luego de 182 años, se mantiene intacta.