viernes, 5 de abril de 2013

FRANCISCO ELOGIA LA AMISTAD ENTRE MUSULMANES Y CATÓLICOS


El papa Francisco I nos dice que el islam es una religión de paz, mejor dicho: el islam es la religión de la Paz. Este insólito papa nos dice que la inmensa mayoría de los musulmanes son pacíficos (y moderados, faltaría más) y que sólo desean vivir en paz. Esa afirmación es a lo mejor verdad, o a lo mejor no (más bien no), pero es totalmente intrascendente y sin interés. Es simple parloteo sin sentido cuyo única función es tranquilizar a los occidentales y disimular algo el espectro de los fanáticos que actúan en todo el mundo en nombre del islam. Y estos si que son bien reales, y además son algo más que un puñado.

La realidad es que son los fanáticos los que lideran el islam en el momento actual. Son los fanáticos los que se mueven, son los fanáticos los que llevan a cabo unas 50 guerras en todo el mundo a día de hoy. Pero no perdamos la calma ni nos dejemos engañar por las apariencias, nos dice el papa argentino: la inmensa mayoría de los musulmanes son pacíficos (y moderados, claro).
De una punta a la otra del orbe terráqueo, los musulmanes ponen países, regiones y continentes a fuego y a sangre. Son los fanáticos los que masacran sistemáticamente a los cristianos o grupos tribales africanos en toda África, son los fanáticos los que han hecho huir de los países de Oriente Próximo a cientos de miles de cristianos, son los fanáticos que asesinan a diario a los cristianos en Pakistán, en Siria, o a los budistas en Tailandia, o a los hindúes en Bangla Desh… Son los fanáticos quienes cometen atentados, incluso contra otros musulmanes, culpables de no ser lo suficientemente fanáticos, son los fanáticos los que decapitan, los que cometen crímenes de honor, los que lapidan, los que asesinan… Son los fanáticos los que toman el control de las mezquitas, son los fanáticos los que cuelgan a los homosexuales de las grúas, los tiran por las ventanas o los queman vivos. Son los fanáticos los que predican el odio, la intolerancia, los que imponen castigos para las víctimas de violación…
“Responder al mal con el bien”
El papa argentino Francisco invitó a los cristianos a “responder al mal con el bien” y elogió “la amistad” entre católicos y musulmanes, al término de su primer viacrucis nocturno alrededor del Coliseo de Roma.
“Hemos visto cuando el Papa Benedicto fue al Líbano: hemos visto la belleza y la fuerza de la comunión de los cristianos de aquella Tierra y de la amistad de tantos hermanos musulmanes y muchos otros”, dijo al recordar que su predecesor visitó ese país en septiembre pasado, cinco meses antes de renunciar a su pontificado.
“Ha sido un signo para Oriente Medio y para el mundo entero: un signo de esperanza”, recalcó.
“A veces nos parece que Dios no responde al mal, que permanece en silencio. En realidad Dios ha hablado, ha respondido, y su respuesta es la Cruz de Cristo: una palabra que es amor, misericordia, perdón”, dijo.
“Queridos hermanos, la palabra de la Cruz es también la respuesta de los cristianos al mal que sigue actuando en nosotros y a nuestro alrededor. Los cristianos deben responder al mal con el bien, tomando sobre sí la Cruz, como Jesús”, explicó.
“No quiero añadir muchas palabras. En esta noche debe permanecer sólo una palabra, que es la Cruz misma. La Cruz de Jesús es la Palabra con la que Dios ha respondido al mal del mundo”, dijo.

Varios agentes de la Policía con uno de los cuatro detenidos en la trifulca/Foto Melilla Hoy
Varios agentes de la Policía con uno de los cuatro detenidos en la trifulca/Foto Melilla Hoy
AV.- El mismo día que el Papa argentino elogiaba la “amistad” entre católicos y musulmanes, un grupo de musulmanes provocaron graves altercados en la Semana Santa de Melilla tras increpar e insultar a los asistentes al paso de penitencia de Nuestra Señora de la Soledad, perteneciente a la Venerable y muy piadosa Cofradía de la Soledad de nuestra Señora y del Cristo de la Paz.

Los hechos se produjeron al filo de la medianoche del viernes, solo minutos después de que el paso procesional saliese del templo del Sagrado Corazón. A la altura del bar ‘El caracol’, cuatro musulmanes increparon a los penitentes, arrojando contra ellos vasos, botellas e incluso sillas pertenecientes al citado establecimiento hostelero. Se produjeron momentos de gran tensión y una estampida por parte de un sector del público asistente. Muchos hicieron frente a los cuatro musulmanes, quienes finalmente fueron reducidos, detenidos y conducidos hasta la Jefatura Superior de Policía. Tres de ellos son residentes en Melilla y en posesión de la nacionalidad española.
Informa el portal Norteafrica.com que, como consecuencia de los altercados, varias personas fueron atendidas en el hospital comarcal de múltiples contusiones. Asimismo, una mujer sufrió un cuadro de ansiedad.
Efectivo extraordinario de la Policía Local
Ante la gran cantidad de personas que aguardaban el paso semanasantero, la Policía Local montó un dispositivo de seguridad, a fin de garantizar que la procesión continuara su marcha. Finalmente, la Virgen de la Soledad pudo hacer su estación de penitencia según el programa previsto.
Silencio absoluto de las autoridades
Tanto el ejecutivo local (PP) como la Delegación del Gobierno guardan un silencio sepulcral sobre los incidentes. Muchos ciudadanos ya han expresado su indignación por el mutismo de las autoridades y recuerdan que, desde el nombramiento de un musulmán al frente de la Delegación del Gobierno, la ciudad vive en un permanente estado de convulsión. Es un nuevo caso que prueba hasta qué punto la convivencia con los musulmanes resulta una pretensión utópica.