lunes, 19 de agosto de 2013

LOS ISLAMISTAS EGIPCIOS DESATAN LA CAZA DE CRISTIANOS



MÁS DE 35 IGLESIAS, CONVENTOS Y ESCUELAS CRISTIANAS ATACADAS
El sacerdote Hani Bakhoum Kiroulos, asistente del Patriarcado copto-católico en la capital egipcia, hizo un balance de todos y cada uno de los lugares atacados –más de 30– por los extremistas musulmanes durante la masacre de este miércoles que cobró (en total) la vida de unas de 520 personas y alrededor de 3 mil 700 heridos.
En Suez, un convento de la Congregación del Buen Pastor, la escuela adyacente y el hospital fueron saqueados e incendiados. Una iglesia franciscana también fue atacada e incendiada.
En la ciudad de Minya, en la zona noreste del país, los extremistas musulmanes la emprendieron contra la Iglesia copta-católica Mar Guirguis, la iglesia (también copta-católica) de San Marcos; y contra un convento y una escuela de las hermanas de San José.
En Beni Souef, en la zona central del norte, los extremistas prendieron fuego al convento franciscano del Inmaculado Corazón de María.
En la localidad de Asyut en la zona centro de Egipto, el ataque fue también a la Iglesia franciscana Santa Teresa y a un convento de hermanas franciscanas.
Los extremistas musulmanes también atacaron la Basílica de Nuestra Señora de Fátima en El Cairo, lanzaron piedras y violentaron las puertas pero no pudieron entrar.
El Patriarcardo informó además que otros 26 locales de Iglesias ortodoxas y evangélicas fueron blanco de los extremistas musulmanes.
Desde Castel Gandolfo en donde celebró una Misa y rezó el Ángelus con miles de fieles por la fiesta de la Asunción de la Virgen María, el Papa Francisco elevó una oración por las víctimas de la masacre en Egipto.
Los disturbios de este miércoles en Egipto se dieron luego de la operación policial lanzada para desmantelar las acampadas de los hermanos musulmanes que apoyan al depuesto presidente Morsi.