jueves, 28 de febrero de 2013

INSENSATEZ DE LOS CATÓLICOS ACTUALES



El Concilio Vaticano II se abstuvo de condenar las herejías y los errores que estaban activos en el mundo, además, desde la clausura de este Concilio, se tomó una actitud bastante extraña al catolicismo que tiende a hacer "amistad" con las demás religiones y movimientos sociales, no importa cuán anticristianos sean y hayan sido.

Biblia y Tradición

UNA NIÑA DE 12 AÑOS HABLA DEL ABORTO Y EL DERECHO A VIVIR

martes, 26 de febrero de 2013

FÁTIMA, VERDADERA VOZ PROFÉTICA PARA LOS TIEMPOS PRESENTES


FÁTIMA, VERDADERA VOZ PROFÉTICA PARA LOS TIEMPOS 
PRESENTES - ¿QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS?

De vez en cuando se encuentra la sofística objeción de que el mensaje de Fátima es solamente una revelación privada y que, por lo tanto, no debe ser creído con fe divina, como los dogmas de la Iglesia. E incluso, que se lo podría rechazar sin incurrir en pecado.

Sin embargo, el cielo mismo dio un sello público a la autenticidad y al origen divino de las palabras de la Madre de Dios con el gran milagro del sol que, el 13 de octubre de 1917, fue visto por 70.000 personas simultáneamente y también por el papa en roma, y publicado por los grandes periódicos del país. Con esta magna señal dada por Dios Omnipotente para subrayar la autoridad de la voz profética de su celestial Embajadora, Fátima dejó de ser una revelación de índole meramente privada. 

Por otra parte, aunque es justo que la divina revelación concluyó con la muerte del último apóstol, Santo Tomás el más célebre de los teólogos católicos, enseña que el don de profecía - es decir, la revelación privada - existe también en los tiempos del Nuevo Testamento; y esto, no para aumentar la revelación divina, sino para la dirección de las acciones humanas, en especial las de los gobernantes,(1) para el provecho de la Iglesia y para la guía de los pueblos.(2) Tomás de Aquino, “el más santo de los eruditos y el más erudito de los santos”, acota al respecto: 

“Faltando la profecía, el pueblo se desmoraliza” (Proverbios 29,18). Por eso, en todos los tiempos fueron los hombres instruidos por Dios de lo que debían practicar, según lo que convenía para la salud de los elegidos.(3)

Otras citas del santo apuntan en el mismo sentido: 

“La profecía se da a alguien para el provecho de la Iglesia y no por sí misma”.(4) 

“Los profetas que predijeron la venida de Cristo no pudieron durar sino hasta Juan, que señaló con el dedo a Cristo presente. Sin embargo, decía San Jerónimo que no se dice porque después de Juan se excluyan los profetas, pues leemos en los Hechos de los apóstoles que Agabo profetizó, y también las cuatro vírgenes, hijas de Felipe”. (…) Y en cada época nunca faltaron algunos dotados del espíritu de profecía, no para dar a conocer doctrinas nuevas, sino para la dirección de la vida humana, como san Agustín refiere (…)" (5) 

“La luz profética se extiende también a la dirección de los actos humanos, y por esto la profecía es necesaria para el gobierno del pueblo”(6). 

La palabra de la Escritura Santa citada por Santo Tomás en la objeción anterior se reafirma por eso positivamente: “Cuando falta la profecía el pueblo se desmoraliza” (Proverbios 29,18). 

“No hay ninguna duda sobre este punto: según santo Tomás, Dios no enmudeció desde la muerte del último apóstol, sino que entra en lo sucesivo en comunicación con el hombre no solamente por la gracia, sino también por la revelación para dirigir la vida moral y religiosa de los hombres según su Providencia”(7).

La profecía para nuestros tiempos está dada en Fátima por el mensaje de la misma Madre de Dios. ¡Quiera la Jerarquía de la santa Iglesia corresponder pronto a sus peticiones maternales! A la espera de la consagración de Rusia por el santo Padre, que aún está pendiente, es de todas maneras importante que se consagren personas particulares, familias, instituciones, parroquias, diócesis y países al Inmaculado corazón de la reina del cielo. Hemos visto ya los frutos que produjo la consagración de Portugal. El 2 de julio de 1957, el Papa Pío XII pidió expresamente a las familias que se consagrasen al Corazón Inmaculado de María. Era el deseo de este gran Papa que, en correspondencia con la consagración general del mundo, cada uno personalmente se consagrase a la Bienaventurada Virgen María: 

“Deseamos, en consecuencia, que esta consagración (al Corazón Inmaculado de María) la podamos realizar en todas las diócesis, como también en todas las parroquias y en las familias, cuando circunstancias apropiadas así lo aconsejen”(8)

¡Consagremos entonces nuestras personas y nuestro corazón al Corazón Inmaculado de la Madre de Dios! 

Pío XII también exhortó cálidamente a llevar el escapulario del Monte Carmelo “como expresión de la consagración al Corazón Inmaculado de la Virgen”. En efecto, las apariciones de Fátima revistieron el escapulario del Carmen de nueva importancia. 

“El 13 de septiembre de 1917, la Virgen de Fátima había anunciado a sus tres videntes la venida de Nuestro Señora del Carmen el mes siguiente. El 13 de octubre, en el momento de la clausura del ciclo de las apariciones, cuando la conversación de lucía con Nuestra Señora del Rosario hubo terminado, mientras la muchedumbre contemplaba el grandioso milagro cósmico, los tres pastorcitos gozaron de varías visiones. Les fue dado admirar en pleno cielo tres cuadros sucesivos, el último de los cuales fue el de Nuestro Señora del Monte Carmelo recordando los misterios gloriosos del Santo Rosario. Esa misma tarde, Lucía relatará su visión al canónigo formigao: al final, la virgen que se me presentó “me pareció ser Nuestra señora del Carmen”(9)

A fines de los años 40, conversando con tres sacerdotes de la Orden del Carmen. Sor Lucía recordó que la Santísima Virgen deseaba que fuese propagada la devoción al santo escapulario. Si Nuestra Señora, en su última aparición pública, lo sostenía en sus manos, era para animarnos a llevarlo, así como en las apariciones anteriores la presencia de su rosario había manifestado claramente los deseos de su Corazón. “El escapulario es el signo de nuestro consagración al Corazón Inmaculado de María”- dijo Sor Lucía. Y el 15 de octubre de 1950, al ser interrogada acerca del uso de este sacramental por el Padre Howard rafferty en nombre del padre General de los Cármenes, respondió: “Si, esta práctica es indispensable para cumplir con los pedidos de Nuestra señora de Fátima”. El escapulario y el rosario son inseparables”(10).

¡Llevemos entonces este atuendo de gracias que Nuestra Señora misma entregó a San Simón Stock al ser implorada por él. Atraeremos así grandes bendiciones sobre nosotros. 

Y sobre todo, ¡recemos diariamente el Santo Rosario! La Virgen María lo pidió fervorosamente en Fátima, en cada una de sus seis apariciones. Al contemplar así los grandes misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y de su Madre santísima, iremos creciendo en el conocimiento e imitación de sus virtudes. Fátima y el Rosario no pueden separarse. 

También se recomienda a los fieles católicos que reciten repetidas veces la oración de la consagración de Rusia al corazón Inmaculado de María (ver al final). Aunque esto no puede remplazar la consagración que deberá hacer el Papa, sí puede prepararla eficazmente y adelantar su realización y atraernos ciertamente, entretanto, considerables bendiciones del Cielo. 

Procuremos, en la medida de nuestras posibilidades y según nuestro estado de vida, difundir el contenido del presente libro que podría brindar mucho material para conferencias espirituales, cartas parroquiales y homilías. 

Atrevámonos, sí nos es factible, a suplicar a nuestros obispos y al Santo Padre que se dignen realizar la consagración de Rusia tal como Nuestro Señora de Fátima la pidió. 

¿Cómo podemos practicar el espíritu de reparación para con el Corazón Inmaculado de María? ¡Sigamos el ejemplo de los tres niños de Fátima, y ofrezcámosle gustosamente y con fervor, día a día, nuestras cruces! 

¡Cumplamos también la petición de los Cinco Primeros Sábados del mes en reparación al Corazón Inmaculado de María! 

Si, por la postergación de la consagración de Rusia, sobreviniesen grandes castigos y persecuciones contra los cristianos, entonces, nuevamente, no hallaríamos mejor refugio que bajo el manto de protección de la Madre de Dios. A sus manos maternales deberemos confiar nuestra vida terrenal y, sobre todo, la salvación de nuestra alma inmortal – y esto máxime en aquellos tiempos en que tanto peligrarán ambas. 

¡Veneremos el Corazón Inmaculado de María! ¡Veneremos a María Santísima como Esposa perfecta del Espíritu Santo, como Mediadora de Todas las Gracias y como Corredentora, pues Ella, participando tan profundamente de la Pasión de su Divino Hijo, padeció en su alma todo lo que Jesús sufrió en su cuerpo, llegando por este martirio espiritual a ser la Reina de los Mártires! 

Son éstas las verdades que constituyen el trasfondo de Fátima. Vivámoslas en espíritu de entrega y de reparación a la Bienaventurada Virgen, como prueba de nuestra Fe y confianza en el sublime rol que Ella, como Reina del Cielo y la Tierra, desempeña en la obra de la salvación y santificación de las almas y en la mediación universal de las gracias celestiales, por la voluntad de Dios Todopoderoso, que así la quiso honrar, a Ella, su hija predilecta y obra maestra de su creación 

 “Gaude María Virgo, 
 conctas haereses sola interemisti in universo mundo!” 

¡Regocíjate María, 
Tu sola has vencido todas las herejías del mundo entero!” 



CONSAGRACIÓN DE RUSIA AL INMACULADO 
CORAZÓN DE MARÍA

(Para la devoción privada) 

Postrados a los pies de tu trono de gracia, oh reina del Santo Rosario queremos en la medida de nuestras posibilidades cumplir las exigencias que impusiste en tu aparición en Fátima.

Los atroces pecados del mundo, la persecución a la Iglesia de Jesucristo y peor aún, la culpable apostasía de la Fe por parte de las Naciones y de las almas cristianas, el olvido por la mayor parte de los hombres de que Tú eres nuestra Madre Celestial y la Mediadora de Todas las Gracias, las innumerables asechanzas tendidas contra las almas inocentes y especialmente la deshonestidad de la vida y de los vestidos y los pecados de impureza, colman tu Corazón Inmaculado y Doloroso unido estrechamente por su compasión al Sacratísimo Corazón de tu Divino Hijo.

Para reparar tantos crímenes, Dios ha querido establecer la devoción expiatoria a tu Corazón Inmaculado. Y con el fin de detener los flagelos de Dios por ti anunciados. Tú te has hecho Embajadora del altísimo para requerir del Vicario de Cristo, en unión con todos los obispos del mundo, la consagración de Rusia a tu Corazón Inmaculado. 

Desgraciadamente, se ha desoído tu mensaje. Por lo cual queremos nosotros anticiparnos a ese bienaventurado día en el cual el Santo Padre responderá a las exigencias de tu Divino Hijo. Con esto no pretendemos atribuirnos una autoridad que no tenemos. Más bien, preocupados por la prosperidad de la Santa Iglesia, en unión con todos los fieles obispos, sacerdotes y seglares, aspiramos a responder, en lo que a nosotros atañe, a las exigencias del Cielo mediante una humilde súplica a tu Corazón Inmaculado. 

Recibe, oh Virgen Santísima, en primer lugar la satisfacción que queremos ofrecer a tu Corazón Inmaculado y al Sagrado Corazón de Jesús por todas las ofensas que os infligen los pecadores e impíos.

En segundo lugar, en cuanto está en nuestro poder, humildemente encomendamos y consagramos Rusia a tu Inmaculado Corazón. Te imploramos, que por tu maternal misericordia, aceptes esta nación bajo tu protección poderosa y hagas de ella tu imperio, en el cual Tú dominarás como bondadosa Reina. Transforma este país de persecución en un país de predilección y de ubérrima bendición celestial. Te rogamos suplicantes que sometas enteramente a Ti esta nación, de modo que, convertida de su ateísmo estatal, se vuelva un nuevo dominio real de Nuestro Señor Jesucristo, una nueva herencia para su manso cetro. Que se convierta también de su antiguo cisma a la unión de único aprisco del Eterno Pastor para que, así sujeta al Vicario de tu Divino Hijo, llegue a ser apóstol ardiente de la realeza de Jesucristo sobre todas las naciones del mundo. 

Además te imploramos, oh Madre de Misericordia, que por este deslumbrante milagro de la conversión de Rusia, fruto de tu omnipotente poder de intercesión, manifiestes al mundo la verdad de tu universal meditación de gracias.

Finalmente, oh Reina de la Paz, daños esa paz que el mundo no puede dar, la paz de las armas y la de las almas, la paz de cristo en el reinado de Cristo, y el reinado de Cristo a través del imperio de tu corazón Inmaculado. Amén. 

Notas

(1) Cfr.: Tomás de Aquino, Summa Theologiae, II II, q. 174, 6, ad 3; STh, II II, q. 171, en: Tomás de Aquino, Summa Teológica de Santo Tomás de Aquino, edición y traducción por una comisión presidida por Barbado Viejo, Francisco, Biblioteca de Autores Cristianos, t. 152, Madrid 1956. 
(2) Cfr.: STh, II II, q. 172, 1 ad 4. 
3) STh, II II, q. 174, 6 corp. 
(4) Tomás de Aquino, De veritate, 12,5 corp.,en: Tomás de Aquino, De veritate, Roma 1964. 
(5) STh, II II, q. 174, 6 ad 3.
(6) STh, II II, q. 172, 1 ad 4. 
(7) Volken, Laurenz, Die Offenbarungen der Kirche, Innsbruk 1965, pp. 82 s. 
(8) Pío XII, Encíclica Auspicia Quaedam del 1º de mayo de 1948.
(9) FJIEM, P. 165 
(10) Véase: Ibidem, p. 165

Padre Gérard Mura, "FÁTIMA ROMA MOSCÚ", ediciones San Pío X, año 2005.

lunes, 25 de febrero de 2013

¿DÓNDE ESTÁN LOS CISMÁTICOS Y HEREJES?


por Christopher Fleming 
Estos días ha salido la noticia de que la Conferencia Episcopal Alemana ha publicado una nota en que autoriza a los hospitales católicos a administrar la píldora “del día después” a las mujeres que han sido víctimas de una violación. Muy astutamente han aprovechado la situación de precariedad en el gobierno de la Iglesiapara lanzar una bomba así.  En su nota se habla de una píldora que no es abortiva, solo previene la concepción, argumentando que, en caso de violación, es permisible. El problema estriba en que no existe ninguna píldora de esas características. Todas las píldoras, la del día después o las llamadas anticonceptivas, son abortivas. Si se toman en un primer momento, sin saber si ha ocurrido la fertilización del óvulo, pueden provocar un aborto o puede simplemente actuar como barrera y prevenir un embarazo. Moralmente, cuando hay duda, siempre hay que optar por lo seguro. Es como si una empresa quiere demoler un edificio, y alguien advierte de que puede haber una persona aún dentro. Lo lógico sería asegurarse al 100% de que no queda nadie dentro, y en caso de duda, no volar el edificio. Pero los obispos alemanes han decidido que da igual si hay alguien dentro. Ellos reparten la píldora y se lavan las manos de las consecuencias.
Los obispos alemanes se parecen a una clase de chiquillos de primaria, que cuando sale la seño del aula, se desmadra. Bueno, no es del todo cierto; hace bastante tiempo que se que los obispos alemanes están desmadrados. Hemos leído noticias sobre recogidas de firmas, organizadas por curas alemanes, para pedir el celibato opcional, el sacerdocio femenino, la admisión a la sagrada comunión de los adúlteros (divorciados que se han vuelto a casar). La cosa viene de lejos, y esto es más bien la gota que colma el vaso. La Historia se repite; la tierra que nos dio a Lutero ahora amenaza con provocar otro cisma. En mi opinión ya están en un estado de cisma de facto. Sólo falta que la jerarquía de Roma declare oficialmente lo que es evidente; que los obispos de Alemania, al menos los que siguen la línea de la Conferencia Episcopal, ya no son católicos, porque se niegan sistemáticamente a reconocer la autoridad del Papa. Y si esos obispos ya no son católicos, significa que, por el bien de las almas que están a su cargo, el Santo Padre tiene que excomulgarlos, desposeerlos públicamente de sus funciones episcopales y nombrar a otros en su lugar. No puede pasar ni un minuto más con lobos semejantes guardando al rebaño de Alemania.
Pero, querido lector, espérese sentado. Eso no lo va a hacer el Papa; ni Benedicto XVI, ni el que venga después. ¿Cómo lo sé? Miro lo que está pasando en la Iglesia y he llegado a la conclusión de que ya no se excomulga a nadie (con la excepción de algún malvado tradicionalista), porque para los católicos modernistas ya no existen cismáticos  ni herejes. Es metafísicamente imposible hoy en día, en la Iglesia post-conciliar, ser hereje o cismático,- ¡y mira que algunos lo intentan! Es imposible porque, como muy bien explica Pedro Hispano en este artículo, la Iglesia  ya no tiene límites claramente definidas y la doctrina no se expresa con claridad. Igual que no se puede acusar a nadie de allanamiento de propiedad privada, si la propiedad no tiene unos límites bien definidos, y por tanto no se sabe dónde acaba la propiedad de uno y empieza la de otro, no se puede acusar a un católico de caer en el cisma si todos tenemos una “comunión parcial” con la Iglesia. Hasta los brujos vudú tienen una aportación apreciable para la paz en el mundo, según Benedicto XVI; ni no fuera así no los hubiera invitado a Asís III. Y si los brujos comparten nuestros deseos de paz y solidaridad, ipso facto deben compartir alguna comunión con la Iglesia Católica, aunque ellos ni siquiera lo sepan. Tampoco se puede acusar a nadie de herejía, si la doctrina católica se expresa en términos tan difusos que nadie sabe dónde acaba la Verdad y empieza el error.
  • Por eso los judíos son ahora “nuestros hermanos mayores en la fe”. Da igual que rechacen explícitamente a Cristo. Da igual su odio a la Cruz. Da igual que su libro “sagrado”, el Talmud sea una colección de blasfemias contra Nuestro Señor y la Santísima Virgen.
  • Por eso los “ortodoxos” (entre comillas, porque en realidad son herejes) son el otro pulmón de la Iglesia, según Juan Pablo II. La postura oficial de la jerarquía romana es que los “ortodoxos” ya no tienen que convertirse al catolicismo. Es decir, que SÍ hay salvación fuera de la Iglesia. Da igual que las iglesias orientales no-católicas nieguen el Purgatorio, permitan las segundas nupcias y los anticonceptivos, aparte del detalle de negar la autoridad suprema del Papa sobre la Iglesia universal. Da igual que durante el siglo XX hayan usurpado cientos de templos católicos en Rusia y Europa Oriental, que no piensan devolver. Da igual que el Papa tenga vetada la entrada en Rusia y que ningún Papa reinante en 2000 años haya pisado suelo ruso.
  • Por eso Benedicto XVI, en su visita a Tierra Santa, dice que los musulmanes “adoran al mismo Dios que nosotros”. En Francia se ha llegado a invitar a imanes a predicar en la Misa, y en la foto abajo, cortesía de esta página de Tradition in Action, vemos como el Koran es colocado al lado de las Sagradas Escrituras en el altar (a la derecha). Da igual que Mahoma fuera un falso profeta, que el Islam niegue el dogma de la Santísima Trinidad, que para ellos Jesús sea un simple profeta. Da igual que en el nombre del Islam, en varios países del mundo, se esté asesinando a cristianos, en un intento de imponer un régimen totalitario islámico, siguiendo el ejemplo y las enseñanzas de Mahoma.
  • Por eso, en el funeral de Juan Pablo II, el Cardenal Ratzinger da la comunión al Hermano Schütz, fundador de la comunidad ecuménica protestante, y luego como Papa dice que el recientemente fallecido Hermano Schütz, que nunca se convirtió al catolicismo, está en el Cielo, sin necesidad siquiera de pasar por el Purgatorio. Por eso Benedicto XVI viaja a Erfurt y alaba al heresiarca Lutero como un modelo para los católicos, como se aprecia aquí.
La doble vara de medir con respecto a la Hermandad SanPío X es tan flagrante que faltan palabras para calificarla. Un cura que expresa en televisión su deseo de que el Papado desaparezca, se queda tan pancho, mientras que sacerdotes católicos, que guardan heroicamente la fe y la Misa de sus padres, a pesar de todos los desprecios e humillaciones, en palabras de Benedicto XVI, “no tienen ningún ministerio legítimo en la Iglesia”.
Así que no hay que esperar absolutamente ninguna acción de Roma respecto a los obispos alemanes. Si Lutero hubiera vivido en el siglo XXI en vez del siglo XVI, no le hubieran excomulgado, ni le hubiera hecho falta fundar una iglesia nueva, ni hubieran tenido lugar las terribles guerras de religión. Se hubiera limitado a predicar y extender sus herejías dentro de la Iglesia Católica. Todos los obispos del mundo, el Papa incluido, sin perder su sonrisa mediática, le hubieran dado palmaditas en la espalda, ¡y aquí no ha pasado nada!

domingo, 24 de febrero de 2013

UN CORONEL, HIJO DE CRISTO REY


Un 1º de abril del año 1928, nuestro jefe Cristero Manuel Ramírez Oliva escribe esta carta en Teocaltiche, Jalisco a quienes firman haciéndole petición de que deponga las armas y se entregue a las autoridades. 

Coronel Manuel Ramírez Oliva, en Los Altos de Jalisco 

Muy señores míos os contesto por mi y mis compañeros. Realmente he sentido a la vez ira y tristeza al ver tanta firma haciendo una petición tan ruin. Hay entre vosotros dos clases de individuos: los que son adictos la administración abominable de Calles y los que guardándole un odio verdadero son arrastrados por su cobardía a la picota del ridículo y al colmo de la indignidad. Me dirijo a los clasificados en el primer término, para deciros, señores, que no comprendéis o no queréis comprender los sublimes ideales inscritos en nuestra bandera, porque no tenéis más Dios que el oro, y sólo os preocupáis de la bonanza de vuestros negocios aunque viváis en la esclavitud, juntamente con el pueblo entero, aún cuando nuestra Patria solloce oprimida por la tiranía más brutal que registra nuestra Historia, y aunque todos los valores morales se encuentren por completo desquiciados, despreciados, pisoteados por un puñado de bárbaros sin ley, a quienes también rendís culto. Porque, ¿cuál es la obra del gobierno de Calles? ¿Que hacen los militares depositarios de la fuerza pública, que deberían emplear la fuerza para proteger a la sociedad? Convertirse en verdugos de esa misma sociedad, asesinar sacerdotes, allanar moradas, violar doncellas, ultrajar familias enteras, incendiar hogares , asesinar pacíficos, insultar a los hombres honrados, lanzar millares de pobres a la miseria y llevar el latrocinio, el llanto, la desolación y el luto por dondequiera que pasan. Con esos hombres es con quienes estáis solidarizados. Las ofertas de dinero que se nos han hecho son objeto de nuestro desprecio; no tenéis ni vosotros ni el gobierno con que comprarnos, porque no nos vendemos, no traficamos con nuestras conciencias, no queremos aprovechar la sangre de nuestros mártires, de nuestros compañeros muertos, como pedestal de nuestra codicia. No nos arredran las fatigas, no desmayamos por las contrariedades, no hay nada que nos haga desistir de nuestro propósito, de seguir luchando por la libertad de la Iglesia, por la libertad de la Patria y la libertad humana. Nosotros dentro de nuestras privaciones os compadecemos, nos causa repugnancia vuestro servilismo. Perdéis vuestro tiempo tratando de convencerme: Soy hombre de criterio definido, siempre he sido Católico y siempre lo he confesado orgullosamente. Si queréis ayudar al gobierno en contra del movimiento libertador, en vez de firmas y polémicas faltas de sentido, empuñad las armas y sostened vuestras ideas donde mis compañeros y yo sostenemos las nuestras. Ahora dirigiéndome a los simpatizadores nuestros, que por miedo han firmado, les digo: ¿No os abochorna haber presenciado impasibles tanto crimen? ¿No os remuerde la conciencia ser cómplices de ellos con vuestra pasividad? Un esfuerzo unánime ya nos hubiera producido la victoria. Cada quien dentro de su capacidad y de su posibilidad, puede ayudar a tan grande obra como es la de salvar a la Patria. Aún es tiempo de cumplir con vuestro deber. ¿Qué hacéis sometidos a ese gobierno infame? ¿Cuáles garantías os concede? No sois dueños de vuestras familias, ni de vuestras vidas, ni de vuestros bienes, ni aún siquiera de creer en Dios. Arrojad la cadena que os han puesto al cuello, venid a luchar por vuestra libertad y por la de vuestros semejantes; venid a reunirnos con los hombres libres, para que junto con nosotros podáis lanzar a los cuatro vientos el grito majestuoso de ¡¡¡VIVA CRISTO REY!!! 

Soy de ustedes atto. y S. S. Manuel Ramírez Oliva

sábado, 23 de febrero de 2013

DICHOS DE SANTOS - 27


“El camino de la sabiduría es el camino de la humildad: cualquier otro es el camino de la necedad, porque es el de la soberbia”. 

San Antonio de Padua

viernes, 22 de febrero de 2013

LA NASA ALERTA DE UNA COLOSAL MANCHA SOLAR

ES TAN GRANDE QUE PODRÍA TRAGARSE SEIS PLANETAS COMO LA TIERRA


Ver aquí: http://noticias.es.msn.com/mundo/la-nasa-alerta-de-una-colosal-mancha-solar#image=1

TRES MUSULMANES DE NACIONALIDAD BRITÁNICA CONDENADOS POR PREPARAR ATENTADOS TERRORISTAS USANDO DONACIONES BENÉFICAS


RECAUDARON HASTA 20.000 DÓLARES DE FONDOS PARA UNA ORGANIZACIÓN BENÉFICA MUSULMANA
Irfan Naseer, de 31 años de edad e Irfan Jalid y Ashik Ali, ambos de 27, con residencia en Birmingham, afrontan sendas cadenas perpetuas, aunque la sentencia se conocerá en una fecha por determinar en abril o mayo. Ninguno de ellos reconoció su culpabilidad.
Los tres hombres son considerados figuras centrales dentro de una trama islamista. En las calles, recaudaron hasta 20.000 dólares de fondos destinados formalmente a una organización benéfica musulmana. Pero en realidad pretendían utilizar el dinero para la preparación de varios atentados.
La idea se les ocurrió en Pakistán, donde estuvieron entre los años 2009 y 2011 para recibir entrenamiento en actividades terroristas.
Según la acusación, tenían planeado hacer estallar hasta ocho mochilas cargadas con bombas y otros dispositivos explosivos en áreas muy concurridas. Los atentados que tramaban podrían haber sido mayores que los perpetrados en 2005 en Londres, en los que cuatro terroristas suicidas detonaron bombas en el metro y en un autobús causando la muerte de 52 personas y cientos de heridos.

martes, 19 de febrero de 2013

SUPER HEROES REMPLAZAN A LAS SANTAS IMAGENES EN LA LITURGIA

La “originalidad” en cuanto a aberraciones y sacrilegios litúrgicos no nos dejan de sorprender. Esta vez, contamos con el sacerdote mexicano de Saltillo Humberto Álvarez, que celebra la “misa de niños” con unos ornamentos “especiales” decorados con imágenes de Superman, Batman o el Hombre Araña. Las imágenes sagradas reemplazadas por los “super héroes”; los verdaderos héroes que han sido siempre los santos (para el cristiano) reemplazados por la versión “laica” de la “santidad”.


Los atuendos para la ocasión



El sacerdote ha atraído a niños y mayores a las misas del domingo. Dice que eligió a Batman y Superman porque sus historias hablan de actitudes de lucha y esfuerzo y vencer temores (El Universal) Foto: Reuters.


Los niños, con estas demostraciones, adquieren un sentido totalmente alejado de lo que es el Sacrificio de la Misa. Foto: Reuters.


Una de sus prédicas junto a Superman y Batman. Foto: Reuters.


La sacrílega ceremonia y ¿un nuevo modo de asperjar? Foto: Reuters.


¿La pistola de agua bendita? ¡IncreíbleFoto: Reuters.

Visto en el periódico mexicano El Universal.

Asistiendo a estas ceremonias, donde el sentido de lo sagrado ha desaparecido y ha sido suplantado por otro absolutamente contrario, se corre el peligro de perder la fe.


El remedio: la Misa católica:


La misa de siempre.

SACERDOTE CATÓLICO ASESINADO EN ZANZIBAR


Sello de 1963 celebra la "tolerancia religiosa" de Zanzibar

EL 99% DE LA POBLACIÓN DE ZANZIBAR ES DE RELIGIÓN MAHOMETANA
“No sabemos por qué ha sido asesinado el padre Evarist, estamos a la espera de los resultados de la investigación policial”, dice a Fides Mons. Augustine Shao, Obispo de Zanzíbar, donde ayer, domingo 17 de febrero, fue asesinado un sacerdote católico, el Padre Evarist Mushi, de 55 años.
“El p. Evarist ha sido asesinado a las 7 de la mañana del día de ayer. Acababa de llegar a la Catedral de San José de Zanzíbar para celebrar la misa. El sacerdote estaba bajándose del coche cuando dos personas en moto se le acercaron. El pasajero de la motocicleta le ha disparado tres veces mientras aún estaba dentro del coche”, dice Mons. Shao.
El Obispo aunque está a la espera de los resultados de las investigaciones para esclarecer el móvil del crimen, piensa que la muerte del sacerdote “está relacionada con lo sucedido con anterioridad. En los últimos días, algunos periódicos han publicado la noticia de amenazas explícitas, en las que se avisaba de asesinatos de obispos y sacerdotes. En Navidad, otro sacerdote local, Ambrose Mkenda resultó gravemente herido en una emboscada (véase Fides 3/1/2013). El p. Ambrose sigue en el hospital por las heridas que le provocaron.
Además, durante el año 2012 tres iglesias católicas en Zanzíbar fueron quemadas y otras iglesias cristianas sufrieron la misma suerte”. No sabemos cuán grande es el grupo que ha estado atacando a los cristianos en la isla, pero sin duda es un grupo fuerte”, dice el Obispo. La policía ha anunciado que ha arrestado a tres personas sospechosas de estar implicadas en el asesinato del sacerdote.

domingo, 17 de febrero de 2013

CUCARACHAS MODERNISTAS

PEQUEÑO TEMBLOR EN ITALIA, EPICENTRO CERCA DE ROMA




¿Esto que puede interpretarse como Señales? ¿Pueden ser avisos? Pensamos que puede ser. Igualmente lo que tenemos certeza es que tras la abdicación papal hubo una señal celeste que podemos ver aquí. Ahora se ha registrado un pequeño sismo o, como se dice popularmente, temblor de tierra, el cual se ha sentido en Roma.

Información de agencia EFE, Feb-16-2013. 

ROMA, 16 de febrero (EFE).- Un terremoto ha sacudido hoy a las 22:16 hora local (21:16 GMT) el centro de Italia y se ha sentido con fuerza en Roma, informaron desde el Instituto Italiano de Geofísica y Vulcanología. 

El epicentro del temblor se situó en la localidad de Sora, en provincia de Frosinone, en la región central de Lazio, y ha tenido una magnitud de 4.8 grados en la escala Richter y se ha producido a 11 kilómetros de profundidad. 

Por el momento no se tienen noticias de daños a personas o materiales. 

El sismo se ha sentido fuertemente en toda Roma, que dista unos 70 kilómetros de Frosinone, y sobre todo los edificios más altos han temblado en la capital. 

Pero también el terremoto ha afectado a otras localidades del Lazio y a las ciudades de Sulmona, Avezzano y Popoli, en la región central de Los Abruzzos. 

Tanto en Roma como en otras ciudades de Los Abruzzos, donde se vivió el terrible terremoto de abril de 2009, se han producido escenas de pánico con los habitantes que salían huyendo de sus casas. 

El cuerpo de bomberos y la Policía han explicado que se han recibido numerosas llamadas pidiendo información, pero que no se tiene constancia de que se hayan producido daños. 

El área donde se ha producido el temblor está considerada como una zona de alta peligrosidad sísmica.

sábado, 16 de febrero de 2013

DEL INEFABLE BIEN DE LA GRACIA DIVINA Y DEL GRAN MAL DE LA ENEMISTAD CON DIOS


No comprende el hombre su precio.
Job. 28, 13.
PUNTO 1

Dice el Señor que quien sabe apartar lo precioso de lo vil es semejante a Dios, que sabe desechar el mal y escoger el bien (Jer. 15, 19). Veamos cuán grande bien es la gracia divina, y qué mal inmenso la enemistad con Dios. No conocen los hombres el valor de la divina gracia (Jb. 28, 13). De aquí que la cambien por naderías, por humo sutil, por un poco de tierra, por un irracional deleite. Y, sin embargo, es un tesoro de infinito valor que nos hace dignos de la amistad de Dios (Sb. 7, 14): de suerte que el alma que está en gracia es regalada amiga del Señor.

Los gentiles, privados de la luz de la fe, creían cosa imposible que la criatura pudiera tener amistad con Dios; y hablando según el dictamen de su corazón, no se equivocaban, porque la amistad –como dice San Jerónimo– hace iguales a los amigos. Pero Dios ha declarado en varios lugares que por medio de su gracia podemos hacernos amigos suyos si observamos y cumplimos su ley (Jn. 15, 14). Por lo que exclama San Gregorio: “¡Oh bondad de Dios! No merecíamos ni aun ser llamados siervos suyos, y Él se digna llamarnos sus amigos”.

¡Cuán afortunado se estimaría el que tuviese la dicha de ser amigo de su rey! Mas si en un vasallo fuera temeridad pretender la amistad de su príncipe, no lo es que un alma sea amiga de su Dios. Refiere San Agustín que hallándose dos cortesanos en un monasterio, uno de ellos comenzó a leer la vida de San Antonio Abad, y conforme leía se le iba desasiendo el corazón de los afectos mundanos de tal modo, que hablaba así a su compañero: “Amigo, ¿qué es lo que buscamos?... Sirviendo al emperador, lo más que podremos pretender es el conseguir su amistad. Y aunque a tanto llegásemos, expondríamos a grave peligro la eterna salvación. Con harta dificultad lograríamos ser amigos del César. Mas si quiero ser amigo de Dios, ahora mismo puedo serlo”.

El que está, pues, en gracia, amigo del Señor es. Y aun mucho más porque se hace hijo de Dios (Sal. 81, 6). Tal es la inefable dicha que nos alcanzó el divino amor por medio de Jesucristo. Considerad cuál caridad nos ha dado el Padre queriendo que tengamos nombre de hijos de Dios y lo seamos (1 Jn. 3, 1).
Es también el alma que está en gracia esposa del Señor. Por eso el padre del hijo pródigo, al acogerle y recibirle de nuevo, le dio el anillo en señal de desposorio (Lc. 15, 22). Esa alma venturosa es, además, templo del Espíritu Santo. Sor María de Ognes vio salir a un demonio del cuerpo de un niño que recibía el bautismo, y notó que entraba en el nuevo cristiano el Espíritu Santo rodeado de ángeles.


PUNTO 2

Dice Santo Tomás de Aquino que el don de la gracia excede a todos los dones que una criatura puede recibir, puesto que la gracia es participación de la misma naturaleza divina. Y antes había dicho San Pedro: “Para que por ella seáis participantes de la divina naturaleza”. ¡Tanto es lo que por su Pasión mereció nuestro Señor Jesucristo Él nos comunicó en cierto modo el esplendor que de Dios había recibido (Jn. 17, 22); de manera que el alma que está en gracia se une con Dios íntimamente (1 Co, 6, 17), y como dijo el redentor (Jn. 14, 33), en ella viene a habitar la Trinidad Santísima.

Tan hermosa es un alma en estado de gracia, que el Señor se complace en ella y la elogia amorosamente (Cant. 4, 1): “¡Qué hermosa eres, amiga mía; qué hermosa!”. Diríase que el Señor no sabe apartar sus ojos de un alma que le ama ni dejar de oír cuanto le pida (Sal. 33, 16). Decía Santa Brígida que nadie podría ver la hermosura de un alma en gracia sin que muriese de gozo. Y Santa Catalina de Siena, al contemplar un alma en tal feliz estado, dijo que preferiría dar su vida a que aquella alma hubiese de perder tanta belleza. Por eso la Santa besaba la tierra por donde pasaban los sacerdotes, considerando que por medio de ellos recuperaban las almas la gracia de Dios.

¡Y qué tesoro de merecimientos puede adquirir un alma en estado de gracia! En cada instante le es dado merecer la gloria; pues, como dice Santo Tomás, cada acto de amor hecho por tales almas merece la vida eterna. ¿Por qué envidiar, pues, a los poderosos de la tierra? Si estamos en gracia de Dios podemos continuamente conquistar harto mayores grandezas celestiales.

Un hermano coadjutor de la Compañía de Jesús, según refiere el P. Patrignani en su Menologio, aparecióse después de su muerte y reveló que se había salvado, así como Felipe II rey de España y que ambos gozaban ya de la gloria eterna; pero que cuanto menor había él sido en el mundo comparado con el rey, tanto más alto era su lugar en el Cielo.

Sólo el que la disfruta puede entender cuán suave es la paz de que goza, aún en este mundo, un alma que está en gracia (Sal. 33, 9). Así lo confirman las palabras del Señor (Sal. 118, 165): “Mucha paz para los que aman tu ley”. La paz que nace de esa unión con Dios excede a cuantos placeres pueden dar los sentidos en el mundo (Fil. 4, 7).


PUNTO 3

Consideremos ahora el infeliz estado de un alma que se halla en desgracia de Dios. Está apartada de su Bien Sumo, que es Dios (Is. 59, 2): de suerte que ella ya no es de Dios, ni Dios es ya suyo (Os. 1, 9). Y no solamente no la mira como suya, sino que la aborrece y condena al infierno.

No detesta el Señor a ninguna de sus criaturas, ni a las fieras, ni a los reptiles, ni al más vil insecto (Sb. 11, 25). Mas no puede dejar de aborrecer al pecador (Sal. 5, 7); porque siendo imposible que no odie al pecado, enemigo en absoluto contrario a la divina voluntad, debe necesariamente aborrecer al pecador unido con la voluntad al pecado (Sb. 14, 9).

¡Oh Dios mío! Si alguno tiene por enemigo a un príncipe del mundo, apenas puede reposar tranquilo, temiendo a cada instante la muerte. Y el que sea enemigo de Dios, ¿cómo puede tener paz? De la ira de un rey se puede huir ocultándose o emigrando a algún otro lejano reino; pero ¿quién puede sustraerse de las manos de Dios? “Señor –decía David (Sal. 138, 8-10)–, si subiere al Cielo, allí estás; si descendiere al infierno, estás allí presente... Dondequiera que vaya, tu mano llegará hasta mí”.

¡Desventurados pecadores! Malditos son de Dios, malditos de los ángeles, malditos de los Santos, aun en la tierra malditos cada día por los sacerdotes y religiosos que, al recitar el Oficio divino, publican la maldición (Sal. 118, 21). Además, estar en desgracia de Dios lleva consigo la pérdida de todos los méritos.
Aunque hubiese merecido un hombre tanto como un San Pablo Eremita, que vivió noventa y ocho años en una cueva; tanto como un San Francisco Javier, que conquistó para Dios diez millones de almas; tanto como san Pablo, que alcanzó por sí solo, como dice San Jerónimo, más merecimientos que todos los demás Apóstoles, si aquél cometiera un solo pecado mortal, lo perdería todo (Ez. 18, 24); ¡tan grande es la ruina que produce el incurrir en desgracia del Señor!

De hijo de Dios, conviértese el pecador en esclavo de Satanás; de amigo predilecto se trueca en odioso enemigo; de heredero de la gloria, en condenado al infierno. Decía San Francisco de Sales que si los ángeles pudieran llorar, al ver la desdicha de un alma que cometiendo un pecado mortal pierde la divina gracia, los ángeles llorarían, compadecidos.

Pero la mayor desventura consiste en que, aunque los ángeles llorarían, si pudieran llorar, el pecador no llora. El que pierde un corcel, una oveja –dice San Agustín–, no come, no descansa, gime y se lamenta. ¡Perderá acaso la gracia de Dios, y come y duerme y no se queja!


AFECTOS Y SÚPLICAS

¡Ved. Redentor mío, el lamentable estado a que yo me reduje! Vos, para hacerme digno de vuestra gracia, pasasteis treinta y tres años de trabajos y dolores, y yo, en un instante, por un momento de envenenado placer, la he despreciado y perdido sin reparo. Gracias mil os doy por vuestra misericordia, porque me da tiempo de recuperar la gracia si de veras lo deseo.

Sí, Señor mío; quiero hacer cuanto pueda para reconquistarla. Decidme qué debo poner por obra para alcanzar el perdón. ¿Queréis que me arrepienta? Pues sí, Jesús mío, me arrepiento de todo corazón de haber ofendido a vuestra infinita bondad... ¿Queréis que os ame? Os amo sobre todas las cosas. Mal empleé en la vida pasada mi corazón, amando las criaturas, la vanidad del mundo.

De ahora en adelante viviré sólo para Vos, y a Vos no más amaré Dios mío, mi tesoro, mi esperanza y mi fortaleza (Sal. 17, 2). Vuestros méritos, vuestras sacratísimas llagas, serán mi esperanza. De Vos espero la fuerza necesaria para seros fiel. Acogedme, pues, en vuestra gracia, ¡oh Salvador mío!, y no permitáis que os abandone más otra vez. Desasidme de los afectos mundanos e inflamad mi corazón en vuestro santo amor.

María, Madre nuestra, haced que mi alma arda en amor de Dios, como arde la vuestra eternamente.

PREPARACIÓN PARA LA MUERTE 
San Alfonso Mª de Ligorio