jueves, 28 de noviembre de 2013

LA VIRTUD DE LA HUMILDAD (XIV)


CAPÍTULO 14 

De algunos grados y escalones por donde hemos de subir a 
la perfección de este segundo grado de humildad. 

Por ser este segundo grado de humildad de lo más práctico y dificultoso que hay en el ejercicio de esta virtud, dividámosle, como lo dividen algunos Santos, y haremos de él cuatro grados o escalones, para que así poco a poco, y como por sus pasos contados, vayamos subiendo a la perfección de la humildad que este grado nos pide. 

El primer escalón es no desear ser honrado y estimado de los hombres, antes huir de todo lo que dice honra y estimación. Llenos tenemos los libros de ejemplos de Santos que estaban tan lejos de desear ser tenidos y estimados del mundo, que huían de las honras y dignidades y de todas las ocasiones que les podían acarrear estimación delante de los hombres como de un enemigo capital. 

De esto nos dio primero ejemplo Cristo nuestro Redentor y Maestro, que huyó cuando entendió que querían venir a elegirle por rey (Jn 6, 15), después de aquel famoso milagro de haber hartado a cinco mil hombres con cinco panes y dos peces, no teniendo Él peligro alguno en ningún estado, por alto que fuese, sino para darnos ejemplo. Y por la misma razón, cuando manifestó la gloria de su sacratísimo cuerpo a sus tres discípulos en su admirable transfiguración, les mandó que no lo dijesen a nadie hasta después de su muerte y gloriosa Resurrección (Mt 9, 30); y dando vista a los ciegos y haciendo otros milagros, les encargaba el secreto (Mc., 7, 36); todo para darnos a nosotros, ejemplo que huyamos de la honra y estimación de los hombres, por el gran peligro que en ello hay de desvanecernos y perdernos.

En las Crónicas de la Orden del bienaventurado San Francisco se cuenta que oyendo fray Gil contar la caída de fray Elías, que había sido ministro general y gran letrado, y entonces era apóstata y descomulgado, porque se fue para el emperador Federico II, rebelde a la Iglesia, se echó fray Gil en tierra oyendo estas cosas, y se apretaba fuertemente con ella. Y preguntado por qué hacía aquello, respondió: Quiero descender cuanto pudiere, porque aquél cayó por subir mucho. Gerson trae a este propósito aquello que fingen los poetas de Anteo, gigante, hijo de la Tierra, que peleando con Hércules, cada vez que se echaba en la tierra cobraba nuevas fuerzas, y así no podía ser vencido; pero Hércules, cayendo en la cuenta, le levantó en alto y así le cortó la cabeza. Eso, dice Gerson, pretende el demonio con las alabanzas, honra y estimación del mundo, levantarnos en alto para degollarnos y hacernos dar mayor caída; y por eso el verdadero humilde se echa en la tierra de su propio conocimiento, y teme y huye tanto ser levantado y estimado. 

El segundo escalón, dice San Anselmo, es sufrir con paciencia ser despreciado de otros; qué cuando se os ofreciere alguna ocasión que parezca que en menoscabo y desprecio vuestro, la llevéis bien. Ahora no tratamos que deseéis injurias y afrentas, y que la andéis a buscar y os holguéis y regocijéis en ellas; de eso trataremos después, que es cosa más alta y más perfecta. Lo que decimos es que a lo menos cuando se nos ofreciere la ocasión de alguna cosa que toque a vuestro desprecio, la llevéis con paciencia, si no podéis con alegría, conforme a aquello del Sabio (Eccli 2, 41): Todo lo que se te ofreciere, aunque sea muy contrario al gusto y a la sensualidad, recíbelo bien, y aunque te duela; súfrelo con humildad y paciencia. Este es un medio muy grande para alcanzar la humildad y para conservarla. Porque así como honra y estimación de los hombres es ocasión para ensoberbecernos y desvanecernos, y por eso huían tanto de ella los Santos; así, todo lo que es en nuestro desprecio y desestima, es muy grande medio para alcanzar la humildad y conservarnos y crecer en ella. 

Decía San Laurencio Justiniano que la humildad es semejante al arroyo o corriente, que en el invierno lleva grande avenida y en el verano pequeña; así, la humildad, con la prosperidad desmedra y con la adversidad crece. Muchas son las ocasiones que de esto se nos ofrecen cada día, y grande ejercicio de humildad podríamos traer si anduviésemos con atención y cuidado de aprovecharnos de ellas. Dice muy bien aquel Santo: «Lo que agrada a los otros, irá adelante; lo que a ti te contenta, no se hará; lo que dicen los otros, será oído; lo que dices tú, será contado por nada: pedirán los otros, y recibirán; tú pedirás, y no alcanzarás; otros serán muy grandes en la boca de los hombres; de ti no se hará cuenta; a los otros se encargarán los negocios; tú serás tenido por inútil. Por esto se entristecerá la naturaleza; mas será grande cosa si lo sufres callando.» Cada uno entre en cuenta consigo y vaya discurriendo en particular por las ocasiones que se pueden y suelen ofrecer, y vea cómo le va en ellas. Mirad cómo os va cuando alguno os manda con imperio y resolución; mirad cómo lo tomáis cuando os avisan o reprenden alguna falta; mirad lo que sentís cuando os parece que el superior no hace mucha confianza de vos, sino que antes anda con recato. Dice San Doroteo: Cualquier ocasión de éstas que se os ofreciere, recibidla como remedio y medicina para curar y sanar vuestra soberbia, y rogad a Dios por el que os ofrece esa ocasión, como por médico de vuestra alma, y persuadíos que el que aborrece estas cosas, aborrece la humildad. 

El tercer escalón que hemos de subir es no holgarnos ni tornar contentamiento cuando somos alabados y estimados de los hombres. Esto es más dificultoso que lo pasado. Dice San Agustín: «Aunque es fácil cosa carecer de alabanzas y no se nos dar nada de no ser alabados y honrados cuando eso no se ofrece; pero no holgarse uno cuando le alaban y estiman, y no tomar contentamiento en eso, es muy dificultoso.» San Gregorio trata muy bien este punto, sobre aquellas palabras de Job (31, 26): Si vi al sol cuando resplandecía, y la luna cuando andaba claramente, y se alegró allá dentro mi corazón. Dice San Gregorio, que esto dice Job porque no se holgaba ni tomaba vano contentamiento en las alabanzas y estimación de los hombres, que eso es mirar al sol cuando resplandece, y a la luna cuando está con gran claridad; mirad uno la buena fama y opinión que tiene cerca de los hombres y sus alabanzas, y holgar alabanzas suya, de allí toma ocasión para humillarse y contentarse de eso. 

Pues dice que esta diferencia hay entre los soberbios y los humildes, que los soberbios se huelgan cuando los alaban, y aunque sea mentira el bien que dicen de ellos, se huelgan, porque no tienen cuenta con lo que son verdaderamente en sí y delante de Dios; sólo pretenden ser tenidos y estimados de los hombres, y así se alegran y engríen con eso como quien ha alcanzado el fin que pretendía. Empero el verdadero humilde de corazón, cuando ve que le alaban y estiman y dicen bien de él, entonces se encoge y se confunde más, conforme a aquello del Profeta (Sal 87, 16): Cuando me ensalzaban, entonces me humillaba yo más, y andaba con mayor vergüenza y tentar. Y con razón, porque teme no sea más castigado de Dios por no tener aquello de que es alabado, o si por ventura lo tiene, teme no se libre su premio y galardón en aquellas alabanzas: y le digan después (Lc 16, 25): Ya recibiste en tu vida el premio de tus obras. De manera, que de lo que los soberbios toman ocasión para engreírse y desvanecerse, que es de las alabanzas de los hombres, de eso toman los humildes ocasión para confundirse y humillarse. 

Y eso es, dice San Gregorio, lo que dice el Sabio (Prov. 27, 21): Así como la plata se prueba en el lugar donde es fundida, y el oro en el crisol, así es probado el hombre en la boca de quien le alaba. La plata o el oro, si es malo, en el fuego se consume, mas si es bueno, en el fuego se clarifica y purifica más. Pues así, dice el Sabio, se prueba el hombre con las alabanzas. Porque el que cuando es alabado y estimado se ensalza y envanece con las alabanzas que oye, ése es oro o plata no buena, sino reprobada, pues le consume el crisol de la lengua; pero el que oyendo alabanzas suyas, de allí toma ocasión para humillarse y confundirse más, es plata y oro finísimo, pues no se consumió con el fuego de las alabanzas; antes quedó más acendrado y clarificado con ellas, porque quedó más humillado y confundido. Pues tomad ésta por señal de si vais aprovechando en virtud y humildad, o no, pues por tal nos la da el Espíritu Santo. Mirad si os pesa cuando os alaban y estiman, o si os holgáis y contentáis de eso, y ahí veréis si sois oro u oropel. 

De nuestro Padre San Francisco de Borja leemos que ninguna cosa le daba tanta pena como cuando se veía honrar por santo o por siervo de Dios Y preguntado una vez por qué se afligía tanto de ello, pues él no lo deseaba ni procuraba, respondió que temía la cuenta que había de dar a Dios por ello, siendo el tan otro del que se pensaba; que es lo que decíamos de San Gregorio. Así nosotros hemos de estar tan fundados en nuestro propio conocimiento, que no basten los vientos de las alabanzas y estimación de los hombres a levantarnos y sacarnos de nuestra nada. Antes entonces nos hemos de confundir y avergonzar más, viendo que son falsas aquellas alabanzas, y que no hay en nosotros aquella virtud de que nos alaban, ni somos tales, cuales el mundo nos predica y habíamos de ser. 

EJERCICIO DE PERFECCIÓN Y 
VIRTUDES CRISTIANAS.
Padre Alonso Rodríguez, S.J.

lunes, 25 de noviembre de 2013

HERMANN COHEN, APOSTOL DE LA EUCARISTIA

Por Charles Sylvayn


                       Muerte de la señora de Cohen

La señora de Cohen falleció el 13 de diciembre de 1855, mientras el padre Hermann predicaba el adviento en Lion. Él mismo refiere la noticia a su amigo De Cuers:

«Dios acaba de descargar un terrible golpe sobre mi corazón. Mi pobre madre ha muerto... ¡y yo quedo en la incertidumbre! Sin embargo, tanto se ha rogado que debemos esperar que entre su alma y Dios algo habrá ocurrido en esos últimos instantes que nosotros no conocemos.

«He recibido orden de ir a París a consolar a la familia»...

Fácil será imaginarse el dolor del padre Hermann al enterarse de la muerte de su madre. Había rogado tanto y tanto había hecho rogar por su conversión...

«Yo tengo también madre -exclamaba un día, después de hablar de Mónica conversando, la víspera de su muerte, con su hijo Agustín-. La he dejado para seguir a Jesucristo, y ya no me llama su buen hijo. Sus cabellos están encanecidos, ya se le surca la frente, y tengo miedo de verla morir. ¡Oh, no! No quisiera que muriese antes de que amara a Jesucristo, y desde hace muchos años espero para mi madre lo que Mónica esperaba para Agustín. Y¿quién sabe si Dios no ha ligado la gracia de su conversión al fruto que sacáis de mis palabras?»

No obstante, si su dolor fue muy profundo, su esperanza en la bondad infinita de Dios no desfalleció ni un momento. La noche del mismo día en que recibió esta penosa noticia, debía predicar. Después de haber rogado y llorado mucho, subió al púlpito como de ordinario, conmoviendo a todos con un sermón sobre la muerte.

Algún tiempo después, confiaba al santo Cura de Ars las inquietudes que sentía sobre la muerte de su pobre madre, muerta sin la gracia del bautismo.

«Tenga esperanza, le respondió el hombre de Dios, y espere. Usted recibirá un día, en la fiesta de la Inmaculada Concepción, una carta que le traerá un gran consuelo».

Estas palabras proféticas estaban casi olvidadas, cuando el 8 de diciembre de 1861, seis años después de la muerte de su madre, un Padre de la Compañía de Jesús entregaba al padre Hermann una carta. Estaba escrita por una venerable sierva de Dios, que murió más tarde con fama de santidad y que era conocida por sus numerosos escritos sobre temas de espiritualidad, especialmente por su Eucaristía meditada, que alcanzó numerosas ediciones. La carta decía así:

«El 18 de octubre, después de la santa comunión, me hallaba en uno de esos instantes de unión íntima con Nuestro Señor, en los que me hace sentir su presencia en el sacramento de su amor de manera tan grata, que la fe ya no me parece necesaria paracreer en ella. Al cabo de un rato, hizo que oyera su voz y se dignó darme algunas explicaciones relativas a una conversación que yo había tenido la víspera. Me acordé entonces de que, en dicha conversación, una de mis amigas me había manifestado su extrañeza de que Nuestro Señor, que había prometido otorgar todo a la oración, hubiese permanecido sordo, sin embargo, a las que el Rdo. padre Hermann le había dirigido tantas veces para obtener la conversión de su madre. Su sorpresa iba casi hasta el descontento, y me costó trabajo hacerle comprender que debíamos adorar la justicia de Dios y no tratar de penetrar sus secretos. Me atreví a preguntar a mi buen Jesús cómo era posible que, siendo la bondad misma, hubiera podido resistir a los ruegos del padre Hermann y no hubiese concedido la conversión de su madre.

«Ésta fue su respuesta:

«¿Por qué Ana quiere siempre sondear los secretos de mi justicia y trata de penetrar los misterios que no puede comprender? Dile que no debo la gracia a nadie, que la doy a quien me place, y que al obrar así no dejo de ser justo ni ceso de ser la justicia misma. Pero ha de saber también que, antes de faltar a las promesas que tengo hechas a la oración, trastornaré el cielo y la tierra, y que todo ruego que busca mi gloria y la salvación de las almas, siempre es oído favorablemente, cuando va acompañado de las cualidades necesarias».

«Luego añadió: "Y para probaros esta verdad, quiero enterarte de lo que ocurrió cuando la muerte de la madre del padre Hermann". Mi buen Jesús me iluminó entonces con un rayo de su luz divina y me dio a conocer, o mejor, me hizo ver en Él lo que voy a procurar contar.

«En los últimos momentos de la madre del padre Hermann, cuando estaba a punto de exhalar el último suspiro y que parecía estar privada de conocimiento, casi sin vida, María, nuestra buena Madre, se presentó ante su divino Hijo y, postrándose a sus pies, le dijo: "Gracia, piedad, Hijo mío, por esta alma que va a perecer. Un instante más y estará perdida, perdida para siempre. Haz, te lo ruego, por la madre de mi siervo Hermann, lo que quisieras que él hiciera por la tuya, si ésta estuviese en su lugar y tú estuvieras en el suyo. El alma de su madre es su bien más querido. Mil veces me la ha dedicado, y la ha confiado a mi amor, a la solicitud de mi corazón. ¿Podré soportar que perezca? No, no; esta alma me pertenece, la quiero, la reclamo como herencia, como el precio de tu sangre y de mis dolores al pie de tu cruz".

«Apenas la excelsa suplicante había acabado de hablar, cuando una gracia fuerte, poderosa, brotó del manantial de todas las gracias, del corazón adorable de nuestro Jesús, y fue a iluminar el alma de la pobre judía moribunda, triunfando instantáneamente de su obstinación y resistencia. Esta alma se volvió inmediatamente con amorosa confianza hacia Aquél cuya misericordia la perseguía hasta en los brazos de la muerte, y le dijo: "¡Oh Jesús, Dios de los cristianos, Dios que mi hijo adora! Yo creo, yo espero en ti ¡ten piedad de mí".

«En este grito, oído de Dios solo y que partía de las más íntimas profundidades del corazón de la moribunda, estaba encerrado el arrepentimiento sincero de su obstinación y de sus culpas, el deseo del bautismo, la voluntad expresa de recibirlo y de vivir según las reglas y los preceptos de nuestra santa religión, en el caso de que hubiera podido volver a la vida. Este impulso de fe y de esperanza en Jesús fue el último sentimiento de su alma. En el instante en que ella subía hacia el trono de la divina misericordia, los débiles lazos que la retenían a su envoltura mortal se rompieron y caía a los pies de Aquél que había sido su salvador antes de erigírsele en juez.

«Después de haberme mostrado todas estas cosas, Nuestro Señor añadió: "comunica todo esto al padre Hermann; es un consuelo que quiero otorgar a sus prolongadas penas, para que bendiga y haga bendecir por todas partes la bondad del corazón de mi Madre y el poder que ejerce sobre el mío».

Esta carta, verdaderamente sorprendente e imprevisible, había sido anunciada al padre Hermann con toda precisión por el santo Cura de Ars con seis años de antelación.

domingo, 24 de noviembre de 2013

DICHOS DE SANTOS - 39


“Los cristianos fieles a la Tradición, aunque sean reducidos a un puñado, son la verdadera Iglesia de Jesucristo Nuestro Señor”.

San Atanasio

sábado, 23 de noviembre de 2013

“DE DIOS NADIE SE BURLA”*




1) Noticia del 6 de noviembre: “En una histórica votación la Cámara estatal de Illinois aprobó la legalización del matrimonio entre homosexuales. 

Con una votación de 61-54 los legisladores enviaron la medida de regreso al Senado para un cambio técnico aunque esa Cámara ya aprobó en febrero. La ley pasará luego al gobernador Pat Quinn, quien se ha comprometido a firmarla. 

Illinois es el estado natal del presidente Barack Obama, quien dijo recibir con agrado la noticia”.


Nota catapúltica 

El presidente de la Cámara de Diputados, el católico Michael Madigan, del Partido Demócrata, antes de votar afirmativamente, citó en su apoyo la infelicísima respuesta de Francisco a un periodista, a su vuelta de las Jornadas Mundiales de la Juventud (Río de Janeiro, julio 2013): ¿Quién soy yo para juzgar a un gay? 

http://rorate-caeli.blogspot.com/2013/11/words-have-consequences.html 

2) Noticia del 17 de noviembre: 


Al menos cinco personas murieron en Illinois, como consecuencia de los fenómenos climáticos, dijo el jefe de los servicios de emergencia del estado Jonathon Monken a la cadena CNN, a la vez que advirtió que “las cifras van a crecer considerablemente”. 

http://www.infobae.com/2013/11/17/1524479-un-fuerte-tornado-arraso-el-estado-illinois-al-menos-cinco-muertos

*San Pablo, Epístola a los Gálatas,6,7 

“Sacerdotes, religiosos y laicos participarán este 20 de noviembre en la oración de súplica y exorcismo presidida por el Obispo de Springfield, Illinois (Estados Unidos), Mons. Thomas Paprocki, como acto de reparación por la aprobación del “matrimonio” gay que el Gobernador de ese estado, Patt Quinn, firmará ese mismo día”. 

http://www.aciprensa.com/noticias/obispo-hara-oracion-de-exorcismo-ante-aprobacion-de-matrimonio-gay-en-eeuu-33935/#.Uou_9NJyFVY 

Notas catapúlticas

1) ¿El Cardenal Bergoglio y los obispos no podrían haber hecho lo mismo cuando se implantó el putimonio en la Argentina?

2) En mayo de 2011, Monseñor Paprocki, que parece tener los pantalones bien puestos, ordenó que después de la misa se volviese a rezar la oración a San Miguel Arcángel, desterrada por el Novus Ordo. He aquí un obispo que sí cree en la existencia del diablo y no de la boca para afuera. 

http://www.catapulta.com.ar/?cat=23

LA NUEVA RELIGIÓN: “FRATERNAL”, HUMANISTA Y MASÓNICA



El cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, intervino ayer en la sesión de apertura del Global Forum del KAICIID, el Centro Internacional para el Diálogo Interreligioso y Cultural “Rey Abdulah Ben Abdelazid”, con sede en Viena, fundado por Arabia Saudita, España y Austria, con la Santa Sede en calidad de organismo observador y fundador. 

Durante su intervención de apertura, el cardenal subrayó que “el diálogo interreligioso nos enseña a prestar atención para no dar de las otras religiones una imagen negativa en lugares como las escuelas y las universidades, a través de los medios de comunicación o, sobre todo, en los discursos religiosos. Nos enseña a no disminuir las convicciones religiosas de los otros, especialmente cuando están ausentes. Nos enseña a considerar la diversidad en todos sus aspectos, – étnico, cultural, o de visión del mundo – como una riqueza y no como una amenaza”. Asimismo, explicó que en este mundo cambiante que se está volviendo cada vez más ‘provisional’, “las religiones están llamadas a proponer – no imponer – razones para vivir“. 

Del mismo modo, el purpurado destacó que “en el centro de nuestras preocupaciones está la persona humana, hombres y mujeres. Son ellos el objeto de atención de los líderes políticos y religiosos. Cada uno de nosotros es un ciudadano y un creyente y no un ciudadano o un creyente. Todos pertenecemos a la misma familia humana. Y esto significa que compartimos la misma dignidad, afrontamos los mismos problemas, gozamos de los mismos derechos y estamos llamados a cumplir el mismo deber”. 

Para concluir, el presidente del dicasterio para el Diálogo Interreligioso reiteró que una de las tareas del KAICIID debe ser la promoción de “la inteligencia del corazón, es decir, la que nos inspira a respetar todo lo que Dios cumple en cada ser humano y, al mismo tiempo, el misterio que cada ser humano representa. Debemos evitar, absolutamente, que las religiones engendren miedos y actitudes de superioridad o exclusión”. Y con esta finalidad el Centro puede representar “un lugar donde conocerse mejor y compartir capacidades para poder construir un mundo más seguro e iluminado, en el que todos sus habitantes vivan en espíritu de fraternidad”. 

viernes, 22 de noviembre de 2013

CARTA DE UNA ESPAÑOLA A MONSEÑOR POLI, SOBRE LO SUCEDIDO EN LA CATEDRAL

Interesante Carta de una mujer Española que le escribe a Monseñor Poli, sobre lo sucedido en la Catedral.
Para la gente que no sabe muchas cosas sobre profanación, masonería y demás cosas. 
Es bueno informarse para no caer en lo que dicen los medios y demás.


María Luz Mozo

A LA ATENCIÓN DE:

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Mario Aurelio Poli.

Su Excelencia, me dirijo a usted consternada por lo acaecido en la Catedral Metropolitana el pasado 12 de noviembre. Primero deseo presentarme, me llamo María Luz Mozo Weisz, como puede usted ver por mí segundo apellido, la familia de mi madre era judía, y murió en Auswitch.

Yo soy española, nací en Madrid en 1975. Mí padre es español y vivo en España, pero hasta aquí han llegado las tristes noticias de lo acaecido en Buenos Aires, la televisión, las redes sociales se han hecho eco de la noticia y cada día amanezco con algún triste titular que hace referencia a ella, y sinceramente como católica no entiendo, como familiar de víctimas de la Shoa tampoco.

Permítame explicarme: mí familia era originaria de kosice una ciudad que ahora pertenece a Eslovaquia y que en el momento de la Segunda Guerra Mundial pertenecía a Hungría, como usted sabrá los judíos de kosice fueron en su inmensa mayoria deportados y masacrados en Auswitch. Yo me siento feliz y orgullosa de mi ascendencia, pues llevó en mis venas una gota de la Sangre de Mí Redentor, por ello y por el dolor que el triste destino de mí familia supuso para mí madre, viaje a Polonia y Eslovaquia para seguir el rastro de los nuestros. Ver Auswitch es algo que recomiendo a todo el mundo, pues verdaderamente el Holocausto es algo que la humanidad no debería olvidar Jamás.

Pero yo fui educada en el catolicismo conciliar, que es el que me ha tocado vivir, usted que es mayor y tiene más bagaje y experiencia, y también por edad, le tocó conocer también el catolicismo preconciliar, así tiene usted la suerte de tener una visión con perspectiva. Yo la tengo sólo con retrospectiva, y aunque el método científico siempre prefiere un método prospectivo al retrospectivo, menos da una piedra.

Se preguntara por que le cuento todo esto, pero créame tiene sentido. Y es que no entiendo que están haciendo, porque lo están haciendo y cuál es el verdadero objeto de todo esto.

¿Qué sentido tiene rememorar una circunstancia tan dolorosa como la noche de los cristales rotos cada año? ¿Qué sentido tiene hacerlo en Buenos Aires? ¿Qué sentido tiene hacerlo en una Catedral Católica? ¿Y por qué tanto empeño cada año en celebrar esa desgracia en una Catedral católica cuando hay parte de la feligresía “católica” que se siente ofendida y permítame decírselo CON RAZÓN.?

Como descendiente del judaísmo no lo entiendo, no entiendo tampoco el empeño de los judíos en conmemorar ese acto cada año en una Catedral Católica. Como Católica no entiendo, el empeño de los prelados en realizar actos que nada tienen que ver con el culto en una Catedral, y aunque fuese una ermita tampoco lo entendería. Usted es Arzobispo y sabe de teología, de derecho canónico, de tradición católica, muuucho más que yo.

Lo primero que debo decirle es que una de las organizaciones responsables del encuentro interreligioso que se realizó en la Catedral, es la B’nai Brith de Argentina, que es una organización judeo-masónica nacida en New York en el 1843.

Wikipedia dice literalmente:

La B'nai B'rith (בני ברית) (Literalmente: Hijos del Pacto) es una organización judía con un sistema de filiales, fundada en Nueva York por Henry Jones y otras 11 personas el 13 de octubre de 1843. Está organizada según el modelo de las logias masónicas.

Como ve no lo digo yo lo dice wikipedia.

La masonería ha sido condenada por la Iglesia en muchas ocasiones mediante pronunciamientos papales:

Clemente XII, Carta Apostólica: In Eminenti, 24 de abril de 1738.
Benedicto XIV, Constitución Apostólica: Providas, 18 de mayo de 1751.
Pío VII, Constitución: Ecclesiam a Jesu Christo, 13 de septiembre de 1821.
León XII, Constitución: Quo Graviora, 13 de marzo de 1825.
Pío VIII, Carta Encíclica: Traditi Humilitati, 24 de mayo de 1829.
Gregorio XVI, Carta Encíclica: Mirari Vos, 15 de agosto de 1832.
Pío IX, Carta Encíclica: Qui Pluribus, 9 de noviembre de 1846;
Alocución: Quibus Quantisque, 20 de abril de 1849;
Carta Encíclica: Nostis et Nobiscum, 8 de diciembre de 1849;
Carta Encíclica: Cuanta Cura, 8 de diciembre de 1864;
Alocución: Multiplices Inter, 25 de septiembre de 1865;
Constitución: Apostolicae Sedis, 12 de octubre de 1869;
Carta: Quamquam, 29 de mayo de 1873;
Carta: Exortae, 29 de abril de 1876.
León XIII, Carta Encíclica: Humanum Genus, 20 de abril de 1884;
Carta Encíclica: Dall´alto dell ´Apostolico Seggio, 15 de octubre de1890;
Carta Encíclica: Inimica Vos, 8 de diciembre de 1892.
Carta Encíclica: Custodi di Quella Fede, 8 de diciembre de 1892.
San Pío X alude a la masonería en las Cartas Encíclicas: Vehementer Nos, 11 de febrero de 1906 y Une Foi Encore, 6 de enero de1907.
Denuncian ocasionalmente la masonería los papas:
Pío XI, Carta Encíclica: Non Abbiamo Bisogno, 29 de junio de 1931. Pío XII, Carta a Monseñor Montini, 29 de mayo de 1958. También el Sínodo Romano de 1960, bajo Juan XXIII, recuerda la condena de la masonería.

¿Sería tan amable de explicarme que hace Un Arzobispo de la Iglesia Católica con Judíos masones en una Catedral? Dentro del judaísmo hay corrientes, si desean mostrar repudio hacia la violencia y el nazismo ¿por qué La Iglesia Católica lo hace de la mano de la masonería?

¿Y siendo que no es una acto de culto a Dios por que hacerlo dentro de una catedral?

El Código de Derecho Canónico de 1917 señala esa misma condena en los cánones 684, 1349 y 2335. La participación de grupos contrarios a la fe o que promulgan ideas contra la Iglesia o su destrucción dentro de la Iglesia suponen profanación y conforme al canon 1376 del CDC vigente, este acto merece un castigo de pena justa.

Por consiguiente el acto de los católicos rezando el Rosario en la Catedral en la conmemoración de la noche de los cristales rotos lejos de ser considerado un acto violento o de intromisión más bien fue un acto de desagravio ante esta realidad que aquí le muestro. Tal acto (el de la conmemoración) pudo haber sido realizado en otro lugar y no en un Templo Católico.

El Código de Derecho Canónico en vigencia apunta a que es prohibitivo el uso de un lugar santo para fines contrarios a la santidad del lugar, canon 1210. A pesar que conforme el canon 1213 se estipula que la Autoridad Eclesiástica ejerce libremente sus poderes y funciones en los lugares sagrados, no es menos cierto que esa libertad no puede estar en contraposición o menoscabo a lo establecido en el canon antes citado y en lo que ha promulgado la Iglesia con autoridad papal como lo es las condenas a la masonería tal como acabo de evidenciar.

El canon 1371 dice que debe ser castigado con pena justa quien enseña una doctrina condenada por el Romano Pontífice o por un Concilio Ecuménico o rechaza pertinazmente la doctrina descrita en el c. 752, (Se ha de prestar un asentimiento religioso del entendimiento y de la voluntad, sin que llegue a ser de fe, a la doctrina que el Sumo Pontífice o el Colegio de los Obispos, en el ejercicio de su magisterio auténtico, enseñan acerca de la fe y de las costumbres, aunque no sea su intención proclamarla con un acto decisorio; por tanto, los fieles cuiden de evitar todo lo que no sea congruente con la misma.) y, amonestado por la Sede Apostólica o por el Ordinario, no se retracta. Lo cual supondría profanación si quien incumple uno de estos cánones no asiente a nuestra forma de fe con respeto y coherencia. Por lo cual entiendo que sería profanación ya que aquellos que participaron de esa actividad en la Catedral de Buenos Aires no asienten en nuestra fe, sino todo lo contrario, esto en el caso de la B'nai B'rith que se dice pertenecer a la masonería, por lo cual aplica como le dije el canon 1376 que lee así: “Quien profana una cosa sagrada, mueble o inmueble, debe ser castigado con una pena justa.”

Podría seguir citando pero estaría entrando en redundancia.

¿Por qué un Arzobispo Católico y El ahora Papá se empeña año tras año en consentir en actos de esta índole en una Catedral católica? ¿Por qué un Pastor católico permite el insulto y la difamación de su feligresía? ¿ Por qué no es padre para sus hijos y si es todo cortesía para los extraños? ¿Porque permite que insulten y acosen a niños católicos que defendían Su Catedral y Su Fe? ¿Por qué los católicos del mundo tenemos que contemplar tan triste espectáculo y que se tilde a nuestros hermanos de fundamentalistas católicos?
Su Excelentísima persona, bien sabe que dentro del catolicismo hay diferentes carismas y los Lefebristas son uno más. ¿No debemos agradecer tanta riqueza espiritual que el Señor nos otorga, en vez de querer eliminarlos como ha saltado en algún medio? ¿En serio le molestan los tradicionalistas?

Mire honestamente confieso que no he asistido para mí desgracia a ninguna Misa Tridentina, pues como le dije crecí en el conciliarismo, pero usted si. ¿Es tan malo? ¿Es malo adorar a Dios como lo ha hecho la Iglesia por casi 2000 años? 
¿O quizás alguien se equivocó en los años sesenta? Como le dije yo no tengo la mirada prospectiva pero si la retrospectiva. ¿Cree sinceramente que salimos ganando con el cambio? ¿No se ha enfriado nuestra fe y nuestro amor? ¿No tiene que ver eso con la desacralización de los sacramentos y nuestros actos de piedad que se tornan cada vez más gélidos? 

Y ahora le pregunto:

¿Cree honestamente que cumple con la labor que Dios le encomendó como prelado, con la pulcritud y la caridad que su cargo así debe ameritar?

Llama provocadores a los católicos que fueron a desagraviar el agravio, y también los han llamado nazis. Yo sinceramente no se quién es el provocador. Y si ellos son Nazis, ¿lo soy yo, que llevo sangre judía a mucha honra en mis venas?

Mire su excelentísima, los católicos sufrimos constantemente profanaciones en nuestros templos, cuando no nos echan una bomba fétida como recientemente en Paris nos pone una de verdad masacrando a nuestros hermanos, Siria, Irak, Paquistán, Nigeria, China... y un largo y triste etc…¿Cree que es necesario que nos sintamos también abandonados y violentados por los nuestros?

¿Cree que un judío o un musulmán prestarían sus templos para esos eventos?
NO, NO LO HARIAN, NI SE LES PASARIA POR LA CABEZA, POR QUE PARA ELLOS SU TEMPLO ES SAGRADO. ¿Y PARA USTED LO ES?

Porque si no lo es tiene usted una grave crisis de identidad, y ya no sabe que religión profesa.

Atentamente

Maria
 
 
 
También la publica en Inglés
 
TO THE ATTENTION OF:

Most Reverend Mario Aurelio Poli.

Your Excellency, I am writing to you shocked by what happened in the Metropolitan Cathedral on 12 November. First I want to introduce myself, my name is Maria Luz Mozo Weisz, as you can see on my last name, my mother's family was Jewish, and died in Auswitch.

I am Spanish, born in Madrid in 1975. My father is Spanish and I live in Spain, but so far down here have reached the sad news of what happened in Buenos Aires, television, social media have echoed the news and every day I wake up with a sad headline that references it , and honestly I do not understand it as a Catholic, as a relative of victims of the Shoah either.

Let me explain: my family was originally from Kosice a city that now belongs to Slovakia and that at the time of the Second World War belonged to Hungary, as you know Kosice Jews the vast majority were deported and massacred in Auswitch. I feel happy and proud of my ancestry, it led in my veins one drop of the Blood of Me Redeemer, for this and for the pain the sad fate led me to my mother's family, travel to Poland and Slovakia to follow the trace of us. See Auswitch is something I recommend to everyone, for truly the Holocaust is something that mankind should never forget.

But I was raised a Catholic conciliar, which is what I have to live, you who is older and has more background and experience, and age, you also got to meet pre-conciliar Catholicism, so you have the luck of having a perspective vision. I have it only in retrospect, and even the scientific method always prefer a prospective method to retrospective than nothing.
You may wonder why I tell you all this, but believe me it makes sense. And I do not understand that they are doing why they are doing it and what the real purpose of all this.

What sense does recall a circumstance as painful as the night of broken glass every year? What sense does it have done it in Buenos Aires? What sense does it have to do it at a Catholic Cathedral? Why so much effort each year to celebrate that misfortune into a Catholic Cathedral when part of the congregation "Catholic" who is offended, and let me tell WITH REASON?

As a descendant of Judaism I do not understand it, I do not understand either the commitment of Jews commemorate this event every year in a Catholic Cathedral. As a Catholic I do not understand, the efforts of the prelates in performing acts that have nothing to do with worship in a cathedral, and although it was a hermitage I do not understand it either. You are Archbishop and know of theology, canon law, Catholic tradition, waaaaay more than me. 

The first thing I should say is that one of the organizations responsible for the interreligious meeting that took place in the Cathedral, is the B'nai Brith of Argentina, a Jewish-Masonic organization born in New York in 1843. 

Wikipedia says literally: 
The B'nai B'rith (בני ברית) (Literally: Sons of the Covenant) is a Jewish organization with a system of subsidiaries, founded in New York by Henry Jones and 11 others on October 13, 1843. It is organized on the model of the Masonic lodges.

As you can see is not me who says it is wikipedia who says that.
Freemasonry has been condemned by the Church on many occasions by papal pronouncements:
Clement XII, Apostolic Letter: In Eminenti, April 24, 1738.
Benedict XIV, Apostolic Constitution: Providas, May 18, 1751.
Pius VII, Constitution: Ecclesiam a Jesu Christo, September 13, 1821.
Leo XII, Constitution: Quo Graviora, March 13, 1825.
Pius VIII, Encyclical Letter: Traditi Humilitati, May 24, 1829.
Gregory XVI, Encyclical: Mirari Vos, August 15, 1832.
Pius IX, Encyclical Letter: Qui Pluribus, November 9, 1846;
Address: Quibus Quantisque, April 20, 1849;
Encyclical Letter: Nostis et Nobiscum, December 8, 1849;
Encyclical Letter: How much Cura, December 8, 1864;
Address: Inter Multiplices, September 25, 1865;
Constitution: Apostolicae Sedis, October 12, 1869;
Letter: Quamquam, May 29, 1873;
Letter: Exortae, April 29, 1876.
Leo XIII, Encyclical Letter: Genus humanum, April 20, 1884;
Encyclical Letter: dall'alto dell 'Seggio Apostolico, October 15 de1890;
Encyclical Letter: INIMICA Vos, December 8, 1892.
Encyclical Letter: Custodi di Quella Fede, December 8, 1892.
St. Pius X refers to Freemasonry in Encyclicals Letters: Vehementer We, February 11, 1906 and Encore Une Foi, January 6 de1907.

Occasionally denounce Freemasonry, the popes:
Pius XI, Encyclical Letter: Non Abbiamo Bisogno, June 29, 1931. Pius XII, Letter to Monsignor Montini, May 29, 1958. Also the Roman Synod of 1960, under John XXIII, recalls the condemnation of Freemasonry.

Would you please to explain me what does a Archbishop of the Catholic Church, with Jewish Masons in a cathedral? Within Judaism there are currents, if they want, to show repudiation of violence and Nazism. Why does the Catholic Church by the hand of Freemasonry apparently do the same?
And still it is not an act of worship to God, why do it inside a cathedral?

The Code of Canon Law of 1917 states the same condemnation of Freemasonry in canons 684, 1349 and 2335. The participation of groups opposed to faith or thoughts on the Church promulgated or destruction within the Church presumes desecration, and in accordance with current CDC, the 1376 canon states that, this event deserves punishment just penalty.

Consequently, the act by Catholics pray the Rosary at the Cathedral in remembrance of the night of the broken glass far from being considered a violent act or an interference rather it was act of atonement to this reality that I show here. Such an act (the commemoration) could have been done elsewhere and not in a Catholic temple.

The Code of Canon Law in force suggests that is prohibitive to use a holy place for purposes contrary to the holiness of the place, canon 1210. Although as the canon 1213 states that the Ecclesiastical Authority freely exercises its powers and functions in sacred places, it is equally true that this freedom cannot be in opposition or prejudice to the provisions of the aforementioned canon and what Church has promulgated with the papal authority, such as Freemasonry sentences such as I demonstrate.

Canon 1371 says it should be punished just who teaches a doctrine condemned by the Roman Pontiff, or by an Ecumenical Council, or obstinately rejects the teachings mentioned in canon 752, (It has to provide a religious submission of intellect and will , without allowing it to be of faith, the doctrine which the Supreme Pontiff or the College of Bishops, exercising their authentic magisterial, teach about faith and morals, but do not intend to proclaim it with a decisive act, therefore, the faithful care to avoid everything that is not consistent with it.) and, when warned by the Apostolic See or by the Ordinary, does not retract.

Which would desecration if who fails one of these canons, does not agree to our way of faith with respect and consistency. By which I mean that would be desecration and that those who participated in this activity at the Cathedral of Buenos Aires did not settle in our faith, but on the contrary, that in the case of the B'nai B'rith is said to belong to the Freemasonry, so applied as I said the canon 1376 which reads: "Whoever desecrates a sacred thing, real or personal, to be punished with a just penalty." I could go on quoting, but would be going into redundancy.

Why a Catholic Archbishop and the Pope now strives year after year to consent to such acts at a Catholic cathedral? Why a Catholic Pastor allows the insult and defamation of his flock? Why he is not father to their children and it is all courtesy to strangers? Why allow that insult and harass, to Catholic children who defended his Cathedral and His Faith? Why Catholics around the world, we have to look so sad spectacle and the appointment of our brothers as Catholic fundamentalists?

His Excellency person, well known within Catholicism there are different charismas and Lefebvrist are one more. Do not we should thank so much spiritual wealth that the Lord gives us, instead of wanting to eliminate them as has skipped in some way? Really traditionalists bother?

Look honestly I confess that I have not attended for me unfortunately to any Tridentine Mass, because as I said, I grew up in conciliarism, but you do. Is that bad? Is it wrong to worship God as the Church has done for almost 2000 years?

Or maybe someone made a mistake in the sixties? As I said I have not looked prospectively, but retrospective. Do you sincerely believe that we gain from the change? Have not cooled our faith and our love? Do not have to do with the desecration of the sacraments and our acts of piety that become increasingly icy?

And now I ask:
Do you think honestly that complies with the work that God entrusted to you as prelate, with neatness and charity deserves your commission?
Call provocateurs to the Catholics who went to redress the wrong, and have called them Nazis. I honestly do not know who the provocateur is. And if they are Nazis, I, who have a proud Jewish blood in my veins, I am too?

Look, your Excellency, Catholics constantly suffer desecration in our temples, or they throw a stink bomb us as recently in Paris, or they put us a real one massacring our brothers in, Syria, Iraq, Pakistan, Nigeria, China …and a long, sad etc ... Do you think we need to also feel abandoned and violated by our own?

Do you think a Jew or a Muslim lend their temples to these events?
NO THEY WOULD NOT. THEY WOULD NOT EVEN THINK OF IT, BECAUSE FOR THEM THEIR TEMPLE IS SACRED. What IS IT FOR YOU?
Because if not you have a serious identity crisis and does not know what religion you practice.

Attentively

María

Enviado por el Padre Cardozo. 

jueves, 21 de noviembre de 2013

SIRIA: 1500 FAMILIAS RETENIDAS COMO REHENES Y 45 PERSONAS ASESINADAS EN UN PUEBLO CRISTIANO

persecucion de cristianos en siria

  • Ayuda a la Iglesia Necesitada muestra imágenes de la masacre perpetrada por rebeldes sirios a finales de octubre.
  • También hubo torturas y estrangulamientos de personas vulnerables incapaces de huir como ancianos, discapacitados, mujeres y niños.
Los habitantes de Sadad (cerca de Homs), que huyeron de esta ciudad mayoritariamente sirio-ortodoxa cuando los rebeldes la atacaron a finales del mes pasado, están regresando ahora y descubriendo la envergadura de las atrocidades cometidas en lo que se puede considerar el peor acto de persecución anticristiana desde el inicio de la guerra en Siria. 

Varias imágenes enviadas a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) muestran la envergadura de los ataques.

En los respectivos informes, enviados por líderes de la Iglesia, se describe cómo en esta antigua localidad cristiana mencionada en la Biblia (Ezequiel), fueron torturadas y estranguladas personas vulnerables incapaces de huir como ancianos, discapacitados, mujeres y niños. En total han sido asesinadas 45 personas.

AIN recuerda que la tragedia en Sadad comenzó el 21 de octubre, cuando las fuerzas rebeldes del Frente Al Nusra y Daash invadieron la localidad y perpetraron lo que el Arzobispo sirio-ortodoxo Selwanos Boutros Alnemeh, Metropolita sirio-ortodoxo de Homs y Hama, calificó de “la peor y mayor masacre de cristianos” desde que se desencadenara el conflicto en Siria en marzo de 2011. 

Al menos 2.500 familias huyeron con lo puesto a la ciudad de Homs, ubicada a 60 kilómetros de distancia, y otras a Damasco, Al-Fhayle, Maskane, Fayrouza, Zzaydal y otros lugares. Algunos recorrieron 8 kilómetros a pie para encontrar refugio. Unas 1.500 familias que no pudieron escapar fueron rodeadas por los rebeldes, y utilizadas para repeler el contraataque de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar el Asad. En los días subsiguientes, al menos 30 habitantes fueron heridos y 10 todavía están desaparecidos.

En una entrevista concedida a Ayuda a la Iglesia Necesitada, el Patriarca greco-católico melquita Gregorio III de Damasco, calificó las atrocidades cometidas en Sadad de “bestiales”. Haciendo hincapié en el asesinato de la familia arrojada al pozo, el Patrarica Gregorio III dijo: “¿Cómo puede alguien ser tan inhumano con una pareja anciana y su familia? No entiendo por qué el mundo no eleva su voz ante tales actos de brutalidad”.

Reiterando su llamamiento a un fin del envío de armas a Siria y, en especial, a los grupos rebeldes extremistas, el Patriarca Gregorio III dijo que estas atrocidades ya estaban desencadenado una nueva ola de emigración de cristianos de Siria. Según señaló, hasta ahoralos creyentes habían considerado que Sadad era un lugar seguro en comparación con lugares como Homs, donde las comunidades cristianas ya habían sido atacadas con anterioridad. 

El Patriarca dijo que estos hechos eran “un signo del auge del fundamentalismo y del extremismo” en el país, y añadió: “Lo que ha ocurrido en Sadad es muy significativo, pues está impulsando a los cristianos a abandonar el país. Un párroco de Sadad y el Obispo de la localidad me han contado que mucha gente está abandonando Siria”.

Como siempre decimos, urgen oraciones por los cristianos perseguidos por su fe en Cristo

José Ángel Gutiérrez