jueves, 30 de enero de 2014

¿PAPA O ANTIPAPA?


El cardenal Bergoglio confirma en sus errores a los protestantes y además se comporta como uno de ellos. Aberrante.

 


Pastor protestante (es decir, lobo disfrazado de cordero que conduce a las almas a la perdición) elogia la labor apostólica de un jardinero evangélico (empleado de Bergoglio) que “enseñó al cardenal Bergoglio a rezar”. 

   


El rabino Skorka habla de su encuentro con el ¿Papa? Francisco. Imágenes de su encuentro. Retrospectiva de Bergoglio hablando de los “fundamentalistas” de la religión (es decir: los que no aceptan las enseñanzas heréticas de la iglesia conciliar).  

 


En esta misa nueva celebrada por Francisco el 17 de marzo de 2013, no hace genuflexión en la consagración (ni nunca durante la misa), aunque dejó claro al entrar a la iglesia que puede arrodillarse perfectamente, pues así lo hizo ante la exposición del Santísimo. En la consagración, en vez de arrodillarse, lo que hace Bergoglio es inclinarse, del mismo modo que se inclinó ante “el pueblo” en el balcón cuando hizo su primera aparición. Pueden verse estos momentos en el 0.00.57 y la consagración en el minuto 0.43.00. Al final de la Eucaristía (así la llaman insistentemente), y tras haber inferido esa afrenta a Nuestro Señor –de haber alguna validez en lo efectuado por Francisco, pues todo es más que dudoso- los sacerdotes y obispos se dedican a rendir pleitesía y los fieles (a esta altura devenido en “público”) a aplaudir y rendir honores a Francisco (lo mismo ocurrió a la entrada: mientras estaba expuesto el Santísimo el “público” se levantó para aplaudir ruidosamente a Francisco). En definitiva, el olvido de Nuestro Señor y el culto al hombre, al “humilde” Francisco que no tiene la humildad de arrodillarse ante Dios.