martes, 13 de mayo de 2014

SIRIA: LOS YIHADISTAS PROTEGIDOS POR OBAMA MULTIPLICAN LAS EJECUCIONES


BD.- En Siria los bárbaros islamistas que luchan para derrocar el gobierno legítimo multiplican los actos de salvajismo contra la población civil, entre ellos las crucifixiones contra cristianos. ¿Éste es el modelo que debe reemplazar a Bashar ​al-Assad?
​Desde que los yihadistas del grupo Estado Islámico de Irak y del Levante (ISIL, rama de Al-Qaeda)​ han tomado el control de la ciudad de Raqqa hace más de un año, la lista de brutalidades y crímenes no ha cesado de aumentar. La crucifixión pública es el última barbaridad puesta en práctica por esos “luchadores por la democracia” armados por Occidente.
​Según informaciones locales, al menos tres personas han sido víctimas de este modo de tortura y ejecución. La primera fue crucificada el 16 de abril, acusada de robo. Algunos días más tarde apareció en Internet un vídeo en el que se podía ver un joven con los ojos vendados atado a una cruz.​

​La semana pasada otros dos hombres han sido crucificados en una plaza en Raqqa.​
​Según distintas fuentes, los yihadistas tratan de controlar la zona mediante el terror. Por eso matan a gente en lugares públicos en medio de puestas en escena mosntruosas.​ Los grupos yihadistas tratan de someter a la gente usando la crueldad extrema. El 17 de enero pasado, después de la toma de la ciudad de Jarablus, decapitaron a 10 personas y clavaron sus cabezas en unos palos. La mayoría de los habitantes de la localidad huyeron hacia Turquía.
​Si el régimen de Bashar al-Assad​ llegara a caer, éste es el tipo de sociedad que lo reemplazaría. Los aliados occidentales de estos salvajes serían los culpables de esa situación.

Fuente: Alerta Digital