domingo, 15 de junio de 2014

PERVERSIÓN EN LA CATEDRAL DE LA PLATA


¿Y si se habilitara el Quemadero de la Inquisición?


¡Qué lo explique Mons. Aguer!

Con toda probabilidad el Arzobispo de la Plata, Mons. Héctor Aguer, no supo que el video publicado abajo estaba siendo grabado en su Catedral.
No obstante, sería muy tranquilizador que investigara el caso, para descartar la participación de algún presbítero en tan incalificable acto, dando luego a conocer a los fieles la verdad sobre lo ocurrido.
Por lo pronto, algunos medios informan que las imágenes fueron tomadas hace ya unos meses.
Mientras tanto, rogamos a nuestros lectores que ofrezcan sus oraciones y penitencias como reparación al Señor, ofendido de tan vil cuan burda manera.



Dice Mons. Aguer que continúa “la ola de simpatía al papa y a la Iglesia”.

NOTA SYLLABUS:

Un comentarista del sitio de donde tomamos el informe afirma que este hecho se trataría de un golpe infligido al obispo Aguer por parte de la facción más modernista y pro-homosexualidad que dejó Bergoglio. A esto se remite mediante el testimonio de un periodista activista LGBT (es decir, de toda la lacra degenerada sexual contranatura) donde este afirma algo comprometedor para con Bergoglio: http://en.gloria.tv/?media=583840  Está claro que hay una guerra declarada de este lobby en todo el mundo contra la Iglesia –mejor dicho, estos grupos son usados como arietes de presión y escándalo por sus mandantes judeo-masónicos-, por lo cual estos actos aberrantes avanzan cada día. Pero lo que es también evidente es la cobardía, blandenguería, tibieza y afeminamiento de quienes deberían contraatacar y no lo hacen, claro está, porque ya abdicaron en lo doctrinal y viven la religión como una cosa política-administrativa de la cual aprovecharse. Entre estos funcionarios conservadores se encuentra Mons. Aguer, sindicado como el obispo más conservador y “tradicional” de la Argentina, pero que nunca se despeina ni pierde la compostura para ser ubicuo al lado de políticos y empresarios de gobiernos liberales y falsamente cristianos, contentándose con dar una columna semanal por televisión abierta donde deplora los males del mundo moderno, mientras por otro lado elogia a Francisco y recibe distinciones, por ejemplo del Rotary Club.
De manera tal que no habrá sino una tibia y equívoca reacción ante esto, como la fue la “Misa” de desagravio cuando profanaron la Iglesia de San Ignacio, “Misa” que convirtieron en acto ecuménico y político. La Argentina parece maldecida y los frutos podridos de la apostasía se ven coronados por actos de profanación, blasfemias, paganismo, superstición y, como cereza del postre, un cardenal judaico elevado al Sumo Pontificado. Si no estamos cerca del fin, que alguien nos lo diga. Pero la decadencia entre nosotros es tal que no podemos sino tener constante el pensamiento en la Parusía de Nuestro Señor.  

¿Realmente están enfrentados, o las medias tintas de Aguer son funcionales al estropicio que realiza Francisco?


Mons. Aguer en un agasajo rotariano. El Card. Bergoglio también tiene vínculos con el Rotary Club, organización ligada no oficialmente a la masonería.


Mons. Aguer con su premio honorífico. ¿Y si cuidara la fe y la catedral como cuida su pulcritud, su "honor" y posición social?

Mons. Aguer se suma al mundo en sus loas a Francisco. ¿Acaso a la espera del cardenalato? 


Visto en: Syllabus