sábado, 6 de febrero de 2016

UN GUERRILLERO Y UN LEGIONARIO ESPAÑOLES, VOLUNTARIOS EN EL FRENTE CONTRA EL ESTADO ISLAMICO


Un voluntario español contra el
Estado Islámico en Irak, posa
con chaleco de combate y su
prenda de cabeza del Ejército
de Tierra /Facebook
Dos españoles se han alistado en milicias cristianas para combatir al IS en Irak. Cuentan con visados para seis meses, permiso de armas. Su bautismo de fuego fue el pasado 15 de enero.

Desde el pasado 11 de enero, dos ciudadanos españoles, un cabo segundo del Ejército de Tierra, antiguo guerrillero y miembro del Grupo de Operaciones Especiales, y un legionario, se encuentran en el frente de batalla contra el Estado Islámico en Irak

Según ha podido saber Actuall de un ex militar español que también formó parte de milicias cristianas durante la Guerra de Yugoslavia, es costumbre que los voluntarios extranjeros vistan la prenda de cabeza de su unidad de origen.

Como es sabido, no se trata de los primeros españoles en acudir al frente contra el Estado Islámico. Probablemente no sean los últimos tampoco. Pero la experiencia de los anteriores les ha servido para tomar algunas precauciones de cara a no ser detenidos a la vuelta.


Con permiso de armas y en ejército regular 


Como se recordará, los dos españoles “antifascistas” que se unieron al PKK en la frontera Sirio Turca contra Estado Islámico el pasado año, fueron acusados de tenencia ilícita de armas y colaboración con grupo terrorista al regresar a España.

En esta ocasión, tanto el legionario como el guerrillero contarían, en primer lugar, con un permiso para comprar y portar armas emitido por los peshmerga, que bloquearía en principio una posible acusación de tenencia ilícita de armas.

En las fotos y vídeos que se están publicando en Facebook se especifica que estarían utilizando fusiles AK47 de origen soviético, ametralladoras BKC de fabricación inglesa o tipo DOSHKA; lanzagranadas RPG o rifles Dragonoff rusos, entre otras armas de guerra. 


Por otro lado, su incorporación como voluntarios al ejército peshmerga aleja la posibilidad de que sean acusados de colaboración con grupo terrorista, al tratarse de un ejército regular y no el PKK, considerado como grupo terrorista por la mayoría de la comunidad internacional.


Simbología patriótica y religiosa

Otra de las características que diferencian a estos combatientes de los dos españoles que colaboraron con el comunista PKK son sus referencias ideológicas y sus motivaciones para acudir al frente.

Entre las pocas pertenencias que guardan en el lugar donde viven se encuentran:

1.- Una bandera de España con un Sagrado Corazón de Jesús en el centro, con la promesa revelada al padre Hoyos “Reinaré en España” y la leyenda “¡Viva Cristo Rey!”.

2.- Una Virgen Inmaculada (patrona de España y de la Infantería española) en su advocación de Lourdes.

3.- Un rosario y varios “detentes”, con la tradicional jaculatoria “¡Detente, el Corazón de Jesús está conmigo! Venga a nosotros tu Reino”.

4.- Por último, a modo más anecdótico, un pato de goma amarillo disfrazado de fraile franciscano, con su cíngulo, su cruz y su tonsura.

Estos artículos no son óbice, por otra parte, para que viertan en la página de Facebook alguna crítica desairada a la jerarquía católica: “El mismo Vaticano, ha cedido al indiferentismo, el relativismo y el falso ecumenismo” señalan en una publicación del pasado 13 de enero. 

“Es increíble que uno pueda quedarse dormido entre disparos, sólo te rompe el sueño el estruendo del ametrallador”


Bautismo de fuego en Irak

Según se detalla en la comunidad de Facebook, la noche del 15 de enero fue la del bautismo de fuego en tierras iraquíes para estos dos soldados. Tras haberse dado la alarma, se desplazaron hasta la posición a cubrir: “Allí entre 500 u 800 metros nos separan del IS. Delante, a unos 100 metros de nosotros, una hilera de focos alumbra el terreno a batir. A nuestra izquierda la camioneta con la Doshka, y a nuestra derecha la camioneta con la BKC, a unos 100 metros una posición dotada con misiles Milán”, cuentan.

La noche se hace larga, por lo que es necesario hacer  turnos: “Cada dos horas somos relevados de la casamata y nos metemos en la camioneta a descansar. Es increíble que uno pueda quedarse dormido entre disparos, sólo te rompe el sueño el estruendo del ametrallador de gran calibre Doshka montado sobre nuestro mismo vehículo”. 


Al amanecer, fin de su bautismo de fuego contra el IS: “A las 6 de la mañana, antes de que amanezca y los vehículos sean presa fácil en la carretera, evacuamos y sólo se queda en la posición los efectivos destinado a ello”.


Milicias cristianas contra el Estado Islámico

Se hacen llamar Dwekh Nawsha, que significa sacrificados en arameo, la lengua que hablaba Cristo, y surgió para hacer frente al Estado Islámico después de que este grupo terrorista haya causado la huida forzosa de más de 160.000 cristianos de Irak.

Vestidos como militares y portando una AK-47, esta milicia cristiana de alrededor trescientos voluntarios que opera junto a los peshmerga patrulla cada hora las calles de Alqosh, una ciudad del Kurdistán iraquí.

En sus filas también se puede oir hablar en inglés, porque cada vez hay más extranjeros que deciden unirse a esta batalla.

Es el caso del estadounidense Brett, un veterano de la guerra de Irak, que siempre va acompañado de su Biblia y lleva en su uniforme escrito en árabe ‘El Rey de Nínive’. O el de la única mujer extranjera de Dwekh Nawsha – cuyo nombre, como el de casi todos los voluntarios occidentales no ha trascendido. Inspirada en las Unidades de Protección Popular (YPG), brazo armado oficial de Comité Supremo Kurdo, decidió enrolarse, pero prefirió hacerlo con una milicia cristiana.

Dwekh Nawsha no es el único grupo que ha decidido organizarse para defender a los cristianos del IS. También existen otras milicias como las Unidades para la Protección de la Defensa de la Llanura de Nínive (NPU) que actúa junto a los peshmerga kurdos.

Cuenta con más de 4.000 miembros que son entrenados en una base al norte de Mosul por Matthew VanDyke, un documentalista que durante la Guerra de Libia en 2001 cooperó en la lucha armada, mientras la filmaba.

La organización de VanDyke recibe cientos de ofrecimientos de voluntarios que quieren unirse, pero sólo acepta al 1%. En este sentido, VanDyke puso en marcha Sons of Liberty Internacional (SOLI), una empresa que ofrece servicios de seguridad gratuita a poblaciones vulnerables.

Existen otras Brigada Babilón. Esta última, más pequeña en número, pero con fuertes principios cristianos, está aliada con las milicias chiítas..

Una página que cuenta el devenir de las milicias

Dentro de este grupo de occidentales que buscan enrolarse a estas milicias cristianas, también hay españoles que han buscado el modo de formar parte de ellas a través de la página de Facebook Resistencia Cristiana en la que se informa del trabajo que desarrollan los combatientes cristianos en Irak.

Aunque el procedimiento más habitual, según informa el diario El Público, es contactar con las organizaciones asirias y, en especial, con sus oficinas en Chicago, Australia, Suecia, Holanda y otros países europeos, donde se encuentran numerosas comunidades de cristianos orientales.

*Con información de Tamara García y Nicolás de Cárdenas. 


   
Un español desplazado a irak
posa con una ametralladora
inglesa BKC /Facebook

La bandera de España con un
Sagrado Corazón de Jesús
en la habitación de los
voluntarios españoles/ Facebook
x

 
Una inmaculada, patroina de la
Infantería española, entre los
efectos de dos milicianos
voluntarios en Irak /Facebook

 
El típico pato amarillo,
versión franciscano acompaña
a milicianos españoles
en Irak /Facebook


Matthew VanDyke posa con
una ametralladora en la
guerra de Libia / MvD

Un miembro de las Babylon
Brigades combatiendo
en Irak / BB

Fuente: 
http://www.actuall.com/persecucion/un-guerrillero-y-un-legionario-voluntarios-en-el-frente-contra-estado-islamico