viernes, 24 de junio de 2016

LOS DESVARÍOS DE UN RUIN: TRINCADO


He leído la carta que enviara el Padre Ángel Fabián Benzi a algunos Sacerdotes y Fieles, con motivo de una que inicialmente redactaras tú, Trincado, a raíz de ciertas informaciones que circulan en relación al primero, y me han producido dos sensaciones encontradas: por un lado, la alegría de confirmar, una vez más, que en todo momento el Padre Benzi se ha desenvuelto como una Persona de Bien, y que no me equivoqué al presentarlo y recomendárselo inicialmente al P. Cardozo, junto con otro Fiel, y por otro, el profundo asco y rechazo que he sentido por lo cobarde de tu actitud, Trincado.

Y me voy a detener unos momentos analizando tu “cartita”.

Una carta redactada sin la más mínima pausa para analizar la información recibida, dando crédito de lleno a lo que se decía, al mejor estilo del chisme rastrero, que no sólo te daña el Alma aunque no lo sepas o no lo quieras ver, sino que además propagas y perpetúas ese nefasto defecto del espíritu, verdadera ponzoña, en quienes pones a tu servicio como espías ladinos y maliciosos. 

¿Acaso no te importan en algo, de tus alcahuetes, el estado de salud de sus Almas, o única y egoístamente atiendes a tus enfermas acciones, basadas en la amarga levadura del egoísmo y los rencores? ¿No eres capaz de darte cuenta, que esos Fieles prefieren la inquina a la Caridad, las acciones arteras a la claridad que da la Paz en el Alma, y que en la tuya anida exclusivamente el deseo del hacer daño a quienes te han descubierto, puesto en evidencia y señalado como delincuente, y lo que te hace aún más ruin, no contento con lo que perpetras ahora incluyes sus Amigos?

Acusando sin mediar siquiera el pensamiento especulativo, no virtuoso, de la duda posible, la reacción lógica de toda persona de bien: me fijo primero si es cierto y hasta dónde son los alcances reales de las noticias, hasta qué punto son ciertas, qué más habrá detrás de lo que se publica, atento a la situación actual de ataques despiadados y a toda hora contra todo lo que es verdaderamente Católico, pero claro, para recorrer este camino y no ser un difamador, hay que ser de base, de cuna, buena persona, alguien correcto, y vos no lo sos.

Quedando evidenciada, una vez más, la malicia del comentario, por la ignorancia de datos concretos, como la reordenación celebrada por Mons. Williamson.

Sin considerar el carácter de circunstancial en el camino dual, novus ordo y Tradición, como alternativa previa al Encuentro definitivo con la Iglesia de Siempre. ¿Te acordaste si quiera, de San Pablo, o de San Agustín, como unos de los miles de ejemplos de conversos provenientes de vidas paganas, lujuriosas, de festines y usura?, ¿Y ahora qué más piensas hacer, al quedar tan mal parado?, ¿Acaso los sacarás del santoral? ¡No me quiero imaginar a dónde la tirarías a María Magdalena!

Intentando retomar los terrenos perdidos por tu delincuencial actitud documentada en fotografías, donde quedó evidenciada tu condición de ladrón, y también mentiroso, sumado al resentimiento que padeces ante el rechazo generalizado que recibiste de Fieles, los que siéndote leales, al conocer “la otra campana”, se vieron sorprendidos en su buena fe ante tus actos vandálicos, al extremo que tuvieron que desalojarte por tus bochornosos comportamientos ……… mal inquilino, mal pagador, mal Sacerdote, moroso moral y espiritual consuetudinario.

Y te “olvidaste” de mencionar lo más importante: que el Padre Benzi, bien puede ser un bendecido de Dios Nuestro Señor, Quien lo asiste con Gracias Especialísimas para su Conversión. Cabe en este punto lo que te dije más arriba: Acusando sin mediar siquiera el pensamiento especulativo, no virtuoso, de la duda posible.

No lo hiciste, porque en tu Alma, en tu inteligencia y en tu corazón, ya no queda lugar para apreciar lo que es Bueno, el Bien, La Belleza, el Orden, La Justicia.

Te recuerdo además, que Mons. Williamson, no sólo promueve asistir a la misa nueva, hay que sumarle varias “cosillas” más aparte de la Valtorta, Elliot, y la larga lista de la cual nada mencionas, a apropósito por cierto, porque actúas como lo hacen los avarientos y pringosos selectivos.

Al mismo tiempo, el Padre Benzi está empeñado, comprometido, en salirse para siempre, lo está haciendo, y da fecha definitiva en la carta que me enviara, pero esto a vos no te importa porque te gusta la mugre, lo inverso.

¿Qué pretendes al “relacionar” una actriz en potenciales actitudes “dolosas”, argumentando que actúa junto al Padre Benzi? ¿Que es también doloso moral, que es un mentiroso, que es un delincuente probado? ¿Te condiciona directamente al pecado, el compartir espacios con los pecadores? ¿Y vos quien te crees que sos, y qué autoridad declamas representar para acusar veladamente a una persona de pecador, porque se relaciona con otros pecadores? ¿No caminas vos también por este Mundo de pecado? ¿Y por qué se mancharía él y vos no? ¿No pecas vos? ¿No pecan quienes usas como viles víboras serviles de “tu” servicio de informaciones-chismes? San Pedro estuvo por instantes en la Gloria del Cielo en el Monte Tabor, ¿acaso tú vives más tiempo que Pedro en el gozo del Cielo, y pernoctas por la Tierra, dando sablazos justicieros en todas las direcciones? Y si fuese un Alma perdida, siguiendo tu enfermo razonamiento, a esa actriz pecadora, ……… ¿No intentarías salvarla? ¿La dejarías de lado para que se condene? ¿No te ha dado permiso para eso Nuestro Señor? ¿Acaso miras de mal ánimo al Padre Pío, por confesar a una actriz, que andaba en malos pasos? ¿Quién en realidad sos vos? ¿Qué haces en el Sacerdocio Tradicional? ¿Lo infiltras para hacer daño en la Tradición?

Quizás sea esta última la respuesta más cercana a la explicación de tus actos enfermos, y por eso te juntas con los otros destructores del leprosario modernista.

Y no sería de extrañarse, si en los últimos 30 años hemos visto pasar varias “cosillas” en el mismo rumbo, sentido y olor.

Me detendré en un aspecto que soslayas como si fuera un vuelto de monedillas dejado de propina, como al pasar, como al descuido.

¿Por qué le fue ofrecido al Padre Benzi ir a Méjico?

Muy simple respuesta: porque no había disponibles otros Sacerdotes que atendieran a los Fieles, ya que se carecen de Sacerdotes y hacen falta por todos lados, pero a más de todo esto, porque habrían de estar sin atención por bastante tiempo, dado que el Padre Cardozo tenía que asistir a otras Misiones pues con antelación tiene diagramado el año completo de viajes, pero fundamentalmente debido a que el responsable de su atención, vos Trincado, no cumpliste con tu deber de estado, y los mismos Fieles se vieron compelidos a correrte.

¿Y sabes por cuál otra razón también? Para darle al Padre Benzi, una mayor contención en su resuelta decisión y voluntad de abrazar definitivamente la Tradición, ¡y porque ya había dado el primer paso que era justamente el reordenarse!

No es el Padre Benzi el malo de esta peliculita que intentaste montar, a quien acusas, sos vos Trincado, el que no se termina de convencer, que tienes que frenarte en tus malas acciones, o te tienen que frenar a como dé lugar, porque si sigues en esta actual tendencia, vas a terminar tus días peor que Lutero y Voltaire, enfermo del odio que te ha ganado el Alma y el corazón.

Pero tu “cartita” ha servido para cosas buenas, muy a pesar tuyo: por un lado, el Padre Benzi ha comentado de manera simple y concreta, las realidades de su vida hasta el presente, las que se conocían; por otro, te muestras en tu verdadera personalidad, una vez más, justamente en el sentido inverso del cual presumes; por otro, no puedo dejar de pensar y reírme, que ……¡te mordiste la lengua Trincado, como siempre, y te la hizo morder “tu” obispo! …… ¿cómo? …… ¿no te avisó de esta reordenación? …… ¡otra sorpresa más!, se ve que juegas un papel de segundón, en tu propia secta, y no puedes “ascender” a pesar de los esfuerzos en lograrlo, desparramando veneno por todos lados ...... y bueno ……¡era de esperarse!...y ten cuidado, pues de tanto destilar veneno, los otros integrantes de la secta, pueden comenzar a mirarte con ojos de desconfianza, no vaya y sea que los salpiques, y de golpe, te saquen del medio por cualquier razón que les resulte suficiente; y finalmente, siento una gran pena, pues cuando releo el texto, caigo en cuenta que están dirigidas estas palabras muy duras, ………¡a un Sacerdote de Cristo, que dejó de ser de Cristo, para ser de sí mismo! …….. y todos sabemos a dónde terminan los que eligen este desvío.

¿Cómo fue posible que cambiaras tanto?

¿Acaso no te das cuenta en lo que te has transformado?

¿Tan ciego estás?

¿Crees acaso, que mantener de forma porfiada tu pretensión, escondida a medias, de ser consagrado obispo, hará desaparecer tu mal espíritu actual, como por arte de magia, si es que lo logras?
¿Tu confesor no te advierte de todos estos males que padeces? ¿O son los dos integrantes de la cofradía del desbande? ¿Tienes un confesor? ¿Te confiesas?

¡Estás reuniendo a paladas todas las condiciones, y las aumentas con cada intervención, para ganarte el premio al mejor y mayor necio, sofista!

¡DESPIERTA! ¡RECAPACITA! ¡REACCIONA!

¿Por qué no haces la prueba de retirarte por seis meses, o más, a un lugar solitario, donde puedas rezar y Pedir al Cielo, la claridad de la cual hoy careces?

En lo personal te perdono, y te aseguro que no te odio, aunque debo decírtelo, me genera una gran bronca y quisiera encontrarte mañana mismo en la calle y hacerte entender de la única manera en que los varones les hacemos entender las cosas a los tipos como vos, sin palabras de por medio, ¿entiendes a qué me estoy refiriendo?

El Padre Benzi seguirá contando por lo menos con mi apoyo y el de varios, seguros de la palabra que ha empeñado en concretar los pasos que acordamos de mutua conformidad, y que los está cumpliendo, en vistas a su regularización completa y definitiva, en el seno de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Tenemos el deber de ayudarlo, de apoyarlo, de darle contención, no de caga…. la vida por que ha tenido la valentía de acompañar las Gracias recibidas, y ha decidido salir por completo del novus ordo.

Te comento algo más antes que me olvide: el Padre Benzi quería salirse de inmediato del novus ordo, en Febrero de este año, pero le aconsejamos, que lo más importante era primero poner toda su atención en recibir cuanto antes las Gracias Especialísimas de su Reordenación, y más luego cumplimentar los otros dos pasos convenidos, pues en orden a las Prioridades, ¡ERA LO PRIMERO Y DE MAYOR URGENCIA QUE DEBÍA CONCRETARSE PARA SER SACERDOTE DE CRISTO!

Realmente hay que estar muy, pero muy enceguecido y enfermo, para no reconocer siquiera lo elemental, que la propia Prudencia aconsejaba en esos momentos.

Pero, ¡qué olvidadizo que soy! …….. No recordé que a esta información, vos no la conocías.

Sinceramente no sé qué más decirte para que reacciones y trates de volver en tus pasos, así logres reencontrarte con ese otro Trincado más joven y lleno de alegrías interiores, supongo que existió en algún momento, por la feliz decisión asumida de querer ser Sacerdote de Cristo.

Como dice el título de la película: Mi encuentro Conmigo.

Para terminar: si el Padre Benzi resulta ser un marica y pedófilo (¿no te hace recordar al “personaje” que cierto obispo tiene bajo su amparo y del cual, vos Trincado, nada dices?), narcotraficante, usurero, infiltrado de la masonería, agente de inteligencia del vaticano, etc., y se comprueba todo esto, pues evidentemente se trató de un engaño majestuoso, de un agente muy bien entrenado, algunos fuimos muy estúpidos y demasiados confiados, y me hago cargo, pido disculpas a todos, me llamo a silencio de por vida, y busco ubicarme en primer lugar en la fila de los que tienen que ser fusilados, pero aún en esta hipotética circunstancia, no te podré dar la razón, porque vos sos Trincado, hasta el momento, una muy mala persona, un ruin.

¡DESPIERTA! ¡RECAPACITA! ¡REACCIONA!


Eduardo Sebastián Gutiérrez