jueves, 19 de octubre de 2017

BONO DE U2 RECIBE LA COMUNIÓN EN COLOMBIA


Desde el Concilio Vaticano II, la Iglesia Conciliar ha promovido una mentalidad de "quédate cómo eres": es decir, que cada uno permanezca en la secta de su elección, o en ninguna en absoluto si eso es lo que quiere. La imagen de hoy no podría ser más simbólica de esta idea equivocada.

En la foto de arriba se encuentra el cantante principal de U2, Paul David Hewson (conocido como "Bono"), que recibe la Comunión en Bogotá, Colombia, el domingo 8 de octubre de 2017.

El grupo de rock estuvo en su gira sudamericana el pasado fin de semana cuando, a pesar de no ser católico, Hewson decidió tomarse un descanso de su "apretada agenda" para pasar por una capilla para la misa del domingo y profanar abiertamente la Eucaristía.

Sin embargo, las noticias progresistas están elogiando este gesto, diciendo que fue admirable ver al rockero orando en silencio.

¿Qué pasa con esta imagen?

Primero, la "música" de rock de U2 promueve la degeneración y la revuelta en la juventud como hemos visto aquí. Su video musical más reciente, "Eres lo mejor de mí", es la evidencia de esto, ya que presenta la mutilación corporal, el "amor libre", la inmodestia, la androginia, el relativismo religioso y la cultura juvenil (aquí). Esta canción reciente también se está utilizando para promocionar a la cineasta georgiana Tatia Pilieva, cuyo título de fama fue su cortometraje con 20 extraños besándose por primera vez, incluidas mujeres con mujeres y hombres con hombres.

Segundo, U2 es un grupo humanitario "políticamente y socialmente consciente" que promueve ideas descaradamente revolucionarias, incluida una Panreligión y un orden mundial, ideales masónicos radicalmente opuestos a una verdadera sociedad católica.

Tercero y más importante: Hewson se suscribe a una rama llamada "no confesional" del protestantismo y trabaja activamente con grupos "humanitarios" evangélicos protestantes. No es sorprendente que haya expresado un fuerte apoyo a Francisco, no como el Vicario de Cristo, sino simplemente como un agente que lucha contra la pobreza y el hambre en el mundo (aquí).

La Iglesia Conciliar no se molestará en corregir a 'Bono' en nada, sin embargo, ya que cree que está bien "permanecer como es".

Abajo en la primera foto, Bono besando a Adam Clayton; segunda foto , besando la lengua Liam Gallagher, tercera foto , haciéndose pasar por un demonio al interpretar como el Sr. MacPhisto.



lunes, 16 de octubre de 2017

EL COMBATE DE SAN MIGUEL - PROFECÍAS DE LA BEATA ANA CATALINA EMMERICH



Ya toda la parte anterior de la iglesia se había derrumbado: no quedaba de pié más que el santuario con el Santísimo Sacramento. Estaba yo derrumbada de tristeza y me preguntaba donde estaba ese hombre que había visto otras veces sobre la iglesia para defenderla, llevando una vestimenta roja y un estandarte blanco. (AA.II.203)

Vi de nuevo la iglesia de San Pedro con su alta cúpula. San Miguel se mantenía en lo alto, brillante de luz, llevando una vestimenta roja de sangre y sosteniendo en la mano un gran estandarte de guerra.

Sobre la tierra había un gran combate. Los verdes y los azules combatían contra los blancos, y estos blancos que tenían por encima de ellos una espada roja y llameante, parecían estar derrotados: pero todos ignoraban por que combatían. (AA.II.205)

La Iglesia estaba completamente roja de sangre como el ángel, y se me dijo que ella sería lavada en la sangre.

Cuanto más duraba el combate, más el color sangrante se borraba de la iglesia y se volvió cada vez más transparente. Sin embargo el ángel descendió, fue hacia los blancos y le vi varias veces al frente de todas sus cohortes. Entonces fueron animados de un coraje maravilloso sin que ellos supieran de donde venía eso; era el ángel que multiplicaba sus golpes entre los enemigos, los cuales huían por todos lados. La espada de fuego que estaba por encima de los blancos victorioso desapareció entonces.

Durante el combate, las tropas de enemigos pasaban continuamente a su lado y una vez vino una muy numerosa.

Por encima del campo de batalla, tropas de santos aparecieron en el aire: mostraron, indicaban lo que había que hacer, hacían signos con las mano: todos eran diferentes entre ellos, pero inspirados de un mismo espíritu y actuando en un mismo espíritu.

Cuando el ángel descendió de lo alto de la iglesia, vi por encima de él en el cielo una gran cruz luminosa a la cual el Salvador estaba ligado; de sus cicatrices surgían haces de rayos resplandecientes que se extendían sobre el mundo. Las cicatrices eran rojas y semejantes a puertas brillantes cuyo centro era del color del sol. No llevaba corona de espinas, sino que de todas las heridas de la cabeza surgían rayos que se dirigían horizontalmente sobre el mundo. Los rayos de sus manos, del costado y de los pies tenían los colores del arco iris; se dividían en líneas muy menudas, a veces también se reunían y alcanzaban de esa manera a pueblos, ciudades, casas sobre toda la superficie del globo. Los vi por un lado y por otro, a veces lejos, a veces cerca, caer sobre diversos moribundos y aspirar las almas que, entrando en uno de estos rayos coloreados, penetraban en la llaga del Señor. Los rayos de la herida del costado se repartían sobre la iglesia situada por encima, como una corriente abundante y muy amplia. La iglesia estaba toda iluminada, y vi la mayor parte de las almas entrar en el Señor por esta corriente de rayos.(AA.II.205)

Vi también planear sobre la superficie del cielo un corazón brillando con una luz roja, del cual partía una vía de rayos blancos que conducían a la llaga del costado...

... y otra vía que se extendía sobre la Iglesia y sobre muchos países...

... estos rayos atraían hacia ellos un gran número de almas que, por el corazón y la vía luminosa, entraban en el costado de Jesús. Se me dijo que el corazón era María. (AA.II.205)

Tuve entonces la visión de una inmensa batalla. Toda la planicie estaba cubierta de una gran humo: había bosquecillos llenos de soldados de donde surgían continuamente. Era un lugar bajo: se veían grandes ciudades en la lejanía. Vi a san Miguel descender con una numerosa tropa de ángeles y separar a los combatientes. Pero esto no llegará más que cuando todo parezca perdido. Un jefe invocará a san Miguel y entonces la victoria descenderá.

Ella ignoraba la época de esta batalla. Dijo una vez que eso ocurriría en Italia, no lejos de Roma donde muchas cosas antiguas serían destruidas y donde muchas santas cosas nuevas (es decir desconocidas hasta entonces) reaparecerían un día. (AA.III.24)

San Miguel descendió en la iglesia (demolida con excepción del coro y del altar mayor) revestido con su armadura, y detuvo, amenazándoles con su espada, a varios malos pastores que querían penetrar allí. Los expulsó a un rincón oscuro donde se sentaron, mirándose unos a otros. La parte de la Iglesia que estaba demolida fue enseguida rodeada de una ligera claridad, de manera que se pudo celebrar perfectamente el servicio divino. Después vinieron de todas partes del mundo sacerdotes y laicos, que rehicieron los muros de piedra, ya que los demoledores no habían podido quitar las fuertes piedras de los cimientos. (AA.III.118)

Texto tomado de Capilla Católica

viernes, 13 de octubre de 2017

EL MILAGRO DEL SOL - FÁTIMA 13 DE OCTUBRE DE 1917 (Extracto de la Película)




Hoy se cumplen 100 años del Gran Milagro del Sol que la Santísima Virgen 
hizo en su última aparición en Fátima el 13 de Octubre de 1917.

jueves, 12 de octubre de 2017

NTRA. SRA. DELPILAR - 12 DE OCTUBRE



NTRA. SRA. DEL PILAR
PATRONA DE LA HISPANIDAD


Oh Virgen del Pilar, Reina y Madre, España y todas las naciones hispanas reconocen con gratitud tu protección constante y esperan seguir contando con ella.

Obténnos de tu Hijo fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor.

Queremos que en todos los instantes de nuestra vida sintamos que tu eres nuestra Madre.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

Bergoglio y curas modernistas se rebelan contra el sacramento del orden sacerdotal.



Populismo: un obispo al revés es.news El 7 de julio Francisco nombró al padre Derio Olivero, de 56 años de edad, como obispo de Pinerolo (Italia). Olivero es un secularista liberal que prefiere ocultar su sacerdocio detrás de una vestimenta casual. El 29 de setiembre, durante una vigilia de oración en la catedral de Fossano, su diócesis de origen, el todavía no consagrado obispo se arrodilló frente a las personas, para hacerles bendecir su cabeza.
El Catecismo enseña que los sacramentales más importantes son tres: las bendiciones, las consagraciones y los exorcismos (1671-1673).

Los sacramentales comunican la gracia ex opere operantis ecclesiae. Literalmente del latín: "por la acción de la Iglesia que obra". Los sacramentales reciben su eficacia de los méritos de la persona que reza y de los méritos y oraciones de La Iglesia como Cuerpo Místico de Cristo.

San Ambrosio (+397) llama a la bendición sanctificationis et gratiarum votiva collatio: ayuda divina para la santificación, por la súplica (votiva) de la Iglesia (De benedictione 2). San Agustín (+430) defiende la santa eficacia de las bendiciones contra el naturalismo voluntarista de Pelagio, que las consideraba como algo vano (Epist. 175,5).

Bergoglio desprecia el Sacerdocio de Cristo y se rebela contra este sacramento.


















– ¡Recen por mí!






El Papa Pío XII, en su encíclica Mediator Dei, escribe:
“De la misma manera, en realidad el bautismo es la marca distintiva de todos los Cristianos. Sirve para diferenciarlos de quienes no han sido depurados en esta corriente purificadora y por consiguiente no son miembros de Cristo. El sacramento de la Orden Sacerdotal establece que el sacerdote es apartado de los demás fieles quienes no han recibido esta consagración. Porque solamente ellos, en respuesta a un llamado interno sobrenatural, han entrado al augusto ministerio, donde son asignados al servicio en el santuario y se han convertidos, como si fuese, en los instrumentos que Dios emplea para comunicar vida sobrenatural del Cielo al Cuerpo Místico de Jesucristo. Hay que agregar a esto, como hemos anotado arriba, el hecho que solamente ellos han sido marcados con la señal indeleble ‘conformándolos’ a Cristo el Sacerdote, y que solamente sus manos han sido consagradas ‘para que todo lo que ellos bendicen fuere bendecido, todo lo que ellos consagren será sagrado y santo, en el hombre de Nuestro Señor Jesucristo’ [Pontificio Romana, Ordenación de un sacerdote: unción de manos].” (Mediator Dei, #43)


LA BENDICIÓN DESCUIDADA
Profecías de Ana Catalina Emmerich

Es muy triste que los sacerdotes, en nuestro tiempo, (el de Ana Catalina) sean tan indiferentes en lo que toca al poder de bendecir. Se diría a menudo que ya no saben lo que es la bendición sacerdotal; muchos a penas creen en ella y se avergüenzan de la bendición como de una ceremonia anticuada y supersticiosa.

Muchos, finalmente, no reflexionan nada en esa virtud y en esa gracia que se les ha dado por Jesucristo y tratan la cosa muy ligeramente. Como el Señor ha instituido el sacerdocio y le ha transmitido el poder de bendecir, me es necesario languidecer y consumirme en el deseo de recibir la bendición. Todo en la Iglesia no hace más que un solo cuerpo: el rechazo de una parte hace que la otra quede afectada. (AA.I.523)



Bergoglio se rebela contra el sacramento del Sacerdocio católico.

La Iglesia enseña que los herejes no puede administrar ni siquiera sacramentales como son las bendiciones.






Papa León XIII declaró en Apostólicæ Curæ que las órdenes anglicanas son invalidas y nulas: pronunciamos y declaramos que las ordenaciones hechas en rito anglicano han sido y son absolutamente inválidas y totalmente nulas.



Código de Derecho Canónico
•Se prohíbe al excomulgado celebrar los sacramentales

El apóstata de la fe, el hereje o el cismático incurren en excomunión latae sententiae. […] Se prohíbe al excomulgado: tener cualquier participación ministerial en la celebración del Sacrificio Eucarístico o en cualesquiera otras ceremonias de culto; celebrar los sacramentos o sacramentales y recibir los sacramentos; desempeñar oficios, ministerios o cargos eclesiásticos, o realizar actos de régimen. (Código de Derecho Canónico, can. 1364, §1; can. 1331, §1)