sábado, 18 de septiembre de 2010

DICHOS DE SANTOS - 3



Reza, ten fe y no te preocupes. La preocupación
es inútil. Dios es misericordioso y
escuchará tu oración


La oración es la mejor arma que
tenemos; es la llave al corazón de
Dios. Debes hablarle a Jesús, no solo
con tus labios sino con tu corazón. En
realidad, en algunas ocasiones debes
hablarle solo con el corazón
El don de la oración está en manos del
Salvador. Cuanto más te vacíes de ti
mismo, es decir, de tu amor propio y de
toda atadura carnal, entrando en la santa
humildad, más lo comunicará Dios a tu
corazón.
San Pío de Pietrelcina