jueves, 31 de diciembre de 2009

EL INMINENTE GRAN CASTIGO REVELADO EN EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA (IV)


Parte IV
por el Padre Paul Kramer, B.Ph., S.T.B., M.Div., S.T.L. (Cand.)
En su última entrevista en el “Art Bell Show” (1998), el fallecido Padre Malachi Martin declaró que en el Tercer Secreto de Fátima había algo muy chocante y horrible. No se trata de la aniquilación de las naciones, ni de una guerra nuclear, ni de una persecución sangrienta contra la Iglesia. Se trata de algo mucho peor. El Papa Pío XII ya se había referido a esto cuando declaró en 1945: “El mundo se encuentra al borde de un precipicio asustador. (…) Los hombres deben prepararse para un sufrimiento de tal envergadura que jamás ha sido visto por la Humanidad.” E Tercer Secreto es apocalíptico y, por lo tanto, corresponde a los textos escatológicos de la Sagrada Escritura. Fue esto lo que indicó el Cardenal Ratzinger, cuando reveló que el Secreto se refería a los ‘novissimi’ — las últimas cosas — y corresponde a lo que se revela en la Sagrada Escritura.

Cuando, en Alemania, le preguntaron al Papa Juan Pablo II acerca del Tercer Secreto, él respondió que “debemos estar preparados para pasar por grandes tribulaciones en un futuro no muy distante, tribulaciones que exigirán que estemos dispuestos a sacrificar nuestras vidas…”1 Durante una visita a Estados Unidos en 1976, el Cardenal Wojtyla, futuro Papa Juan Pablo II, abordó este tema, declarando:

“Nos encontramos actualmente ante la más grave confrontación histórica por que ha pasado la Humanidad. No creo que gran parte de la sociedad norteamericana, ni tampoco gran parte de la comunidad cristiana, tengan una clara comprensión de lo que significa esto. Actualmente estamos en presencia de la confrontación final entre la Iglesia y la Antiiglesia, entre el Evangelio y el Antievangelio.2 Se trata de una prueba que la Iglesia debe afrontar.”
Es éste el núcleo del Tercer Secreto de Fátima.
Toda la furia del Infierno se desencadenará sobre la Tierra con la intención de destronar a Cristo Rey e instalar a Satanás en Su lugar; será la culminación del “misterio de la iniquidad”, representada por la imagen de la Torre de Babel — el apocalíptico “misterio de Babilonia”: la falsa “iglesia”, la “iglesia de la herejía” y su “papa”. Las persecuciones contra los cristianos en la Antigüedad son insignificantes cuando se comparan con los horrores que tendrán lugar en esta gran “tribulación” que Nuestro Señor profetizó en el Evangelio y que era inminente, según la predicción de Pío XII. Es éste el corazón, el núcleo del Tercer Secreto.

Por lo que parece, la Consagración de Rusia no se hará a tiempo de evitar la tribulación del Gran Castigo, ampliamente previsto en las profecías de los Santos desde la época de los primeros Padres. Sin embargo, se hará a tiempo de impedir la consumación del “misterio de la iniquidad”. Nuestro Señor Jesucristo anunció que el Príncipe de este Mundo ha sido destronado, y que, por tanto, no podrá restaurar su trono. El reino de Satanás será destruido antes que llegue a instaurarse por completo; por consiguiente, la Torre de Babel jamás será erigida.

Con base en las conclusiones a que he llegado — después de haber estudiado desde 1970 la profecía católica —, creo que la Gran Apostasía, profetizada en las Escrituras y en el Tercer Secreto de Fátima, se formalizará bajo el poder del antipapa, anunciado por San Francisco de Asís, durante el pontificado del sucesor inmediato del Papa Juan Pablo II; dicho sucesor tendrá que huir de Roma y no tendrá condiciones de realizar la Consagración. Según mi humilde opinión (y, también, según la profecía del romano estigmatizado Antonio Ruffini), será el Papa que suceda a aquél, es decir, el segundo Papa después de Juan Pablo II, quien, en unión con todos los Obispos del Mundo, finalmente consagrará Rusia al Corazón Inmaculado de María. Rusia se convertirá. Su Corazón Inmaculado triunfará. Una inmensa multitud de tradicionalistas rusos ingresará en la Iglesia Católica. Rusia se convertirá y la Iglesia volverá a Sus tradiciones. Habrá paz. Pero esto sucederá después del Castigo.

Según una fuente altamente confiable en Fátima, poco antes de la primavera de 1991, cuando visité Fátima, Nuestra Señora había informado a la Hermana Lucía que el Tercer Secreto sería revelado durante una guerra de grandes proporciones. El Tercer Secreto aún no ha sido completamente revelado, conforme lo admitió el propio Cardenal Ratzinger, en una conversación privada que mantuvo con una persona de lengua alemana, amigo personal de muchos años del Papa Juan Pablo II (y a quien conozco personalmente); esa persona le confrontó al Cardenal con la supuesta publicación “íntegra” del Tercer Secreto. Ratzinger respondió: “De hecho, aquello no era todo”. El Tercer Secreto sí será revelado, pero ya será tarde: Solamente después de haber estallado la próxima guerra mundial.

La profanación de iglesias y santuarios católicos por cultos paganos y la mezcolanza de la religión verdadera con falsas religiones son la señal de que el Castigo llegará en un futuro próximo. La profanación del santuario, del Lugar Sagrado de Dios, es un acto sacrílego y blasfemo de impiedad, que, por estricta justicia, exige un castigo inmediato. Por ese motivo, Dios, en Su justicia eterna, no puede tolerar la presencia de las sacrílegas abominaciones que actualmente están ocurriendo en iglesias y santuarios católicos. Precisamente para esta especie de pecados, Dios declara: “¡Pues Yo también obraré con furor! No tendré piedad con ellos, ni compasión. (…) Pues tampoco Yo les volveré piadoso mis ojos, ni tendré compasión. Les pido cuenta de sus obras.” (Ezequiel 8:18; 9:10)
Notas
Cf. Stimme des Glaubens de noviembre de 1980.

“Notable and Quotable”, Cardenal Karol Wojtyla, en The Wall Street Journal de noviembre de 1978.
Fin del articulo.
Tomado de fatima.org

miércoles, 30 de diciembre de 2009

VILLANCICOS


Campana sobre campana




Blanca Navidad




¡Ay del chiquirritin!




Hacia belen(Rin Rin)




Los peces en el rio


Mi burrito sabanero


¡Arre burriquita!

martes, 29 de diciembre de 2009

PROFECÍAS DE BERTA PETIT


Berta Francisca Mª. Ghislaine Petit nació en Enghien (Bélgica) el 23 de enero de 1870. Desde su más tierna infancia, el Divino Maestro la colmó de favores. A la edad de cuatro años tuvo la primera manifestación de la Santísima Virgen María, y poco después en la capilla de las religiosas de la Unión del Sagrado Corazón vio abrirse el tabernáculo y al Niño Jesús venir hacia ella, y haciendo una cruz en su frente le dijo: “Tu has de sufrir siempre, pero Yo estaré contigo.” Siendo joven visitó la ciudad de Venecia, acompañada de su madre, en un viaje por Italia, y en la sacristía de la Catedral de San Marcos encontraron al entonces Cardenal Sarto (luego San PIO X), que, mirando a la señorita Berta con atención y signándola en la frente, le dijo estas palabras: “Oiga usted bien la voz de Dios, hija mía, que El tiene especiales designios sobre usted.” Desde los treinta y ocho años hasta los setenta y tres no se alimentó más que con un café negro, que expulsaba una hora después . Solamente la Sagrada Comunión la sostenía: “tu verdadero alimento soy Yo”, le dijo en distintas ocasiones el Divino Maestro. En la noche de Navidad de 1893 se ofreció a Dios como víctima por las almas de los sacerdotes. Fue su Director espiritual el P. Darcosant, que había de servir de instrumento de la Providencia, como intermediario para comunicar a las autoridades eclesiásticas los deseos y mensajes del cielo. A Berta, en distintas ocasiones, le fue revelado que su misión en la tierra consistiría en obtener la CONSAGRACIÓN MUNDIAL AL CORAZON DOLOROSO E INMACULADO DE MARIA. Estos deseos fueron comunicados a Su Santidad el Papa PIO X. El CARDENAL MERCIER, de Malinas, aprobó la invocación en 1911, indulgenciándola. Un día, Nuestro Señor le comunicó: “EL CORAZON DE MI MADRE tiene derecho al título de “DOLOROSO”, que debe de preceder al de INMACULADO, ya que ELLA se lo ganó con sus merecimientos. La Iglesia ha reconocido en mi Madre lo que Yo hice por Ella: SU CONCEPCION INMACULADA. Ahora quiero que se comprenda y reconozca el derecho que tiene MI MADRE para que, en justicia, se le otorgue un título ganado por ELLA al participar en todos mis dolores y sacrificios. Su inmolación en el Calvario fue aceptada en plena correspondencia a mi gracia, por la salvación del mundo, ya que en esa corredención mostrose MI MADRE especialmente heroica. Por eso pido que esta invocación, tal como la he dictado, sea aprobada y extendida por toda la Iglesia, tal como si fuera dirigida a mi CORAZON.”
Por medio de ella se han obtenido y se obtendrán muchas gracias. “SE PROPAGARA MIENTRAS ESPERAMOS LA EXALTACION DE LA SANTA IGLESIA Y LA RENOVACION DEL MUNDO, QUE SE LOGRARAN POR LA CONSAGRACIÓN DEL MUNDO Y DE TODA LA HUMANIDAD AL CORAZÓN DOLORIDO DE INMACULADO DE MARIA.”
Los sucesos sobrenaturales de Berta Petit estuvieron relacionados íntimamente con los acontecimientos políticos y sociales de la PRIMERA GUERRA del 14 al 18. En 1912 asistía en Viena al Congreso Eucarístico el Emperador de Austria-Hungría, y Nuestro Señor, el 12 de septiembre le dio a entender a la VIDENTE el siguiente aviso: “UN ASESINATO DOBLE MATARA AL SUCESOR DEL VIEJO SOBERANO, FIEL A SU FE. ESTE SERA EL PRIMERO DE LOS HECHOS DOLOROSOS, PERO UTILES SEGÚN MIS DESIGNIOS, que precederán AL CASTIGO.” (Inesperadamente, en efecto, el día 28 de junio de 1914, el Archiduque heredero y su esposa fueron asesinados en Sarajevo.) Al día siguiente, Nuestro Señor manifestó a Berta: “Desde este momento empezarán los sucesos precursores, que conducirán a la gran manifestación de mi JUSTICIA.”

El 20 de septiembre de 1914, Nuestra Señora se apareció a Berta diciéndole: “Con voluntad resuelta quiere mi Hijo ver a las almas recurrir a mi Corazón doloroso; Yo espero este movimiento de las almas con el corazón lleno de ternura, no pidiendo otra cosa sino poder trasmitir al Corazón de mi Hijo todo cuanto se confía a mi Corazón y así obtener para todos gracias de salvación.” Tanto el Papa Benedicto XV como el Cardenal Granito di Belmonte, ex nuncio en Bruselas, fueron decididos propagandistas de la devoción al Corazón doloroso e inmaculado de María. Otros muchos Obispos y Cardenales consagraron sus Diócesis y Patrias respectivas a ese Corazón Misericordioso, en el cual ha puesto Nuestro Señor la salvación de la HUMANIDAD, en estas horas del poder de las tinieblas.
El 24 de octubre de 1921, la SANTISIMA VIRGEN manifestó a BERTA: “Los acontecimientos se avecinan como una nube que se agiganta y extiende sin que en ello se repare, aunque lleva centellas que anegarán de nuevo a las naciones en el fuego y en la sangre, ¡terrible perspectiva! Mi Corazón de Madre se despedazaría si no conociera hasta que punto la justicia divina se impone para la salvación de las almas y la purificación de los pueblos.”
Y el 24 de septiembre de 1924 le añadía Nuestro Señor: “Todas las naciones se hallan encaminadas hacia un CATACLISMO TERRIBLE. Yo soy el único que puede apaciguar el odio y las discordias y emprender algo positivo para que se afiance la paz. Lo haré cuando se cumpla mi deseo respecto al Corazón de mi Madre, ESTO ACAECERA CUANDO LLEGUE LA HORA DESESPERADA, que lo ha de reparar todo. Entonces, en respuesta a las súplicas que han de subir al Corazón doloroso e inmaculado de mi Madre, YO MANIFESTARE MI PODER POR UNA INTERVENCION MILAGROSA que se impondrá a todos. La cristiandad entera se inclinará ante este TRIUNFO QUE YO, COMO HIJO, DESEO PARA MI MADRE.”
El 2 de julio de 1940 confiaba Jesús a la vidente estas manifestaciones, “Son los corazones los que deben cambiarse, y esto se logrará solamente cuando esta DEVOCION sea conocida, propagada y predicada por todas partes. ESTE ES EL ULTIMO AUXILIO QUE YO DOY ANTES DEL FIN DE LOS TIEMPOS, EL REFUGIO DE MI MADRE BAJO EL TITULO QUE YO DESEO PARA ELLA UNIVERSALMENTE. Y en otra ocasión le añadió: “Como Hijo, Yo he concebido esta devoción para mi Madre, y como Dios la exijo.”

Por fin, a principios del año 1942, manifestó NUESTRO SEÑOR a su confidente que ella no tendría el consuelo de conocer oficialmente el triunfo de esta DEVOCION (de la cual era el APOSTOL), pero que había llegado el momento de dar a conocer a los fieles la DEVOCIÓN por medio de escritos y por la difusión de estampas e imágenes de su Santa Madre, según el original venerado en el CONVENTO DE OLLIGNIES, y “el Corazón de mi Madre será comprendido debidamente y la devoción de este Corazón unido al mío dará la paz, la verdadera paz, tanto tiempo deseada y tan poco merecida.” (SU SANTIDAD EL PAPA PIO XII consagró RUSIA y TODO EL MUNDO al CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADAO DE MARIA, según el espíritu de estas manifestaciones y las de FATIMA, con las que están íntimamente relacionadas.) Por fin, en 1943, recibió estas últimas manifestaciones: “La Humanidad marcha hacia una TORMENTA ESPANTOSA, que dividirá más aún a los pueblos; REDUCIRA A LA NADA TODAS LAS COMBINACIONES HUMANAS; mostrará que nada subiste sin MÍ y que YO sigo siendo el Director de los pueblos… Un ESPANTOSO HURACAN se está preparando: Se verán desencadenar con furor todas las fuerzas preparadas, ése será el tiempo de abandonaros al Corazón dolorido e inmaculado de María.”

(Extracto del original francés que contiene LAS REVELACIONES DE BERTA PETIT, con el “IMPRIMATUR” de varias diócesis francesas, 1949-1955.)

Tomado del libro ¡Alerta Humanidad!

domingo, 27 de diciembre de 2009

EL INMINENTE GRAN CASTIGO REVELADO EN EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA (III)


La “Nueva” Guerra Fría
por el Padre Paul Kramer, B.Ph., S.T.B., M.Div., S.T.L.(Cand.)
En 1989, la Secretaria de Estado del Vaticano ha promulgado “La Línea del Partido”1: “La Consagración de Rusia se ha realizado en 1984” — a pesar del hecho real, de que, desde Pío XII en 1952, ningún otro Papa ha realizado la Consagración de Rusia. Esa consagración de 1952 solamente la ha realizado el Papa, sin la participación de todos los Obispos; por eso no ha cumplido los requisitos de la petición de Nuestra Señora de Fátima.

Para darle alguna credibilidad a la mentira, los fundamentalistas que apoyaban “La Línea del Partido” del Vaticano, han insistido siempre en que Rusia ya se ha convertido, o por lo menos, se halla en el camino de la conversión.

La prueba de esa tal “conversión” consiste de cosas como la Caída del Muro de Berlín y el “colapso” del Comunismo que tuvo lugar en Europa Oriental, y la “desintegración” de la Unión Soviética en 1991. En esa ocasión se afirmó que la Guerra Fría había “terminado”. El Occidente la había ganado (por lo menos, fue lo que se dijo). El Comunismo había sido derrotado (sin embargo, Rusia continuaba aliada a otros países comunistas). La Rusia “democrática” había hecho un acuerdo con Estados Unidos, que ahora eran vistos (erróneamente) como siendo la única superpotencia del planeta. La ‘Civilización del Amor’ fue proclamada a los cuatro vientos — y ahora Fátima podía relegarse al pasado, sin mayores preocupaciones, juntamente con otras piezas de museo, como la Unión Soviética, el Muro de Berlín y la Guerra Fría.

Con el “fin” de la Guerra Fría, los antiguos adversarios podían desarmarse y unir fuerzas contra los “estados rebeldes”, los “agentes del mal”, los propagadores de armas de destrucción en Masa (ADM) y los promotores del terrorismo. Ya no había por que temer un cataclismo global: como declaró Mons. (hoy Cardenal) Tarcisio Bertone, “Cerró una página de historia, marcada por la trágica voluntad humana de poder y de iniquidad.”

Las maniobras militares de Rusia
El 17 de febrero de 2004, el analista de defensa ruso, Pavel Felgenhauer, escribió lo siguiente en el diario The Moscow News: “Las Fuerzas Armadas rusas han iniciado un ejercicio estratégico, anunciado como el más importante desde la era soviética. Las tácticas — proseguía el Sr. Felgenhauer — son soviéticas tanto en estilo como en contenido, representando una posible confrontación con Estados Unidos y sus aliados.” A continuación, Felgenhauer formula una pregunta muy apropiada:

Putin afirma constantemente que Rusia había escogido el camino de la democracia y de las reformas económicas de mercado; si así es, ¿por qué gastar dinero en los preparativos de una guerra nuclear con las democracias occidentales (…)?

La respuesta a esta pregunta es realmente asustadora, y es totalmente ajena a la “percepción controlada”, impuesta al público por los medios de comunicación controlados por los poderes establecidos, es decir: aquello que el Presidente Eisenhower había denominado “el complejo industrial-militar” y lo que Lenin había llamado “la cúpula dominante”.

En la primera parte de esta serie ya he resaltado que se había formado un “Nuevo Eje” de naciones coaligadas contra Estados Unidos y sus aliados. Ese “Nuevo Eje” es el Eje Moscú-Beijing, y su existencia es bien conocida en los medios ministeriales del Gobierno norteamericano2.

Tratado de Amistad China-Rusia
En julio de 2001, Rusia y China firmaron o Tratado de Amistad Chino-Ruso y manifestaron explícitamente sus intereses estratégicos contra Estados Unidos. A esta altura podemos reformular la pregunta del Sr. Felgenhauer de este modo: “Si Rusia ha optado realmente por el camino de la democracia y de las reformas económicas de mercado, entonces…

¿por qué se alinea Rusia con las potencias comunistas contra Estados Unidos, y se prepara para una guerra nuclear con las democracias occidentales (…)?

La primera y más importante consideración sobre este asunto es que el “colapso de la Unión Soviética” ha sido previa y meticulosamente planificado por el Partido Comunista de la Unión Soviética. Christopher Story resalta que el aparente “colapso” del Comunismo no ha sido un “colapso”, “sino más bien que los soviéticos han desmantelado el modelo estalinista y, en su lugar, han restaurado un modelo revolucionario leninista en escala mundial, modelo planificado con gran antecedencia, actualizado y fortalecido.”3

Por eso, quien lo admitió sin rodeos ha sido el teniente-general Alexander Lebed (citado por Itar-Tass, la agencia noticiosa comunista rusa, el 19 de agosto de 1994), el cual describió el ‘dramático acontecimiento’ previsto por Gorbachov como siendo una provocación en larga escala y sin precedentes, brillantemente planificada y ejecutada, en que se han asignado las atribuciones de los inteligentes y de los estúpidos, y todos ellos han desempeñado sus papeles consciente o inconscientemente.4

Por eso, análogamente, Oleg Poptsov, director del Segundo Canal Nacional de TV, declaró en junio de 1995 al periódico Obshchaya Gazeta: “No debemos olvidarnos de que todos los representantes del sistema político anterior se han adaptado a las mil maravillas a la nueva situación económica. Se hallan en los bancos. Han sido los primeros a entender todos los aspectos positivos de un sistema de Capitalismo controlado por el Gobierno. Ellos se han revelado excelentes organizadores, y han sido pioneros en la comercialización del País.”5

‘Ellos’ eran los ‘antiguos’ oficiales de la KGB y del GRU, especialmente preparados, que, como resalta Story, “en 1990-91, se apoderaron de la economía y del sistema financiero.”

Por eso, el presidente Vladímir Putin, ex jefe de la policía secreta soviética, en su Discurso a la Cheka (la predecesora de la temible KGB), en 20 de diciembre de 2001, declaró que “el principal resultado de las actividades de los servicios de seguridad en la última década ha sido el haberse convertido en una parte orgánica del gobierno democrático, y su componente natural y necesario.”

Por eso, concluye Story lógicamente: “Esta confesión confirma aquello que se puede determinar fácilmente, al examinar el ‘pedigree’ del personal clave en la escena política de Moscú — es decir, que el Gobierno ruso es ‘dirigido’ y ‘ha sido capturado’ por los servicios de informaciones”, que continúan siendo soviéticos y comunistas.6

Según el pensamiento de Marx y Lenin, el Comunismo es el resultado del proceso dialéctico de la Revolución Mundial — un proceso que, aparentemente, va en dos direcciones: primero, a la derecha, después, a la izquierda, pero que, al final, acaba yendo en la dirección que desean los marxistas. Cuando las potencias occidentales hubieren sido definitivamente derrotadas por las fuerzas ‘progresistas’ de la Revolución Mundial comunista, entonces sí habrá ‘paz’, lo cual, en la mente marxista, es sinónimo de la dominación del Mundo por el Comunismo.
Victoria comunista, “Paz” comunista
En una entrevista para el programa de TV “Fátima: Es llegado el momento”, el general del Ejército de EE.UU. Daniel Graham contó que cierta vez estaba en Moscú hablando con un oficial soviético sobre el tema de la ‘paz’. El oficial le preguntó: “¿Vd. no desea la paz?” A lo que respondió el general Graham: “¡No! Yo sé muy bien lo que vosotros queréis decir al hablar de ‘paz’.” En ese preciso momento pasó frente a un enorme letrero en que se veía un soldado armado del Ejército Rojo soviético. Debajo de la figura, había la siguiente leyenda: “Pobieda kommunista eta mir” (La victoria comunista es la paz).

Los idiotas útiles (como los llamaba Lenin) de los medios de comunicación liberales e izquierdistas dan a entender que la idea de que el Comunismo se dedica integralmente a la Revolución Mundial no es sino una expresión paranoica de la ‘histeria anticomunista’; pero el ‘dogma’ más fundamental de la doctrina marxista continúa siendo que el Comunismo debe conquistar el Mundo, y que lo conseguirá. Por eso, Mijaíl Gorbachov declaró en noviembre de 1987:

Estamos avanzando hacia un Mundo Nuevo, el Mundo de Comunismo. Jamás dejaremos de seguir este camino.7

Los ‘cambios’ en la Rusia Soviética deben ser comprendidos a la luz de aquello que Gorbachov denominó ‘método de cognición dialéctica’ leninista. Yelena Bonner, viuda de Andrei Sajarov, renombrado disidente anticomunista ruso, nos ofrece una clave para que podamos comprender todas las declaraciones comunistas/leninistas/marxistas, a saber:

La cuestión es que el objetivo comunista es fijo, inmutable — nunca muda ni un ápice de su objetivo de dominar el Mundo; pero si los juzgamos con base en la dirección que parecen seguir, nos engañaremos redondamente.8

El ‘colapso del Comunismo’ y el ‘fin’ de la ‘antigua’ Unión Soviética, fueron etapas programadas de la Revolución Mundial leninista, planificadas con décadas de antecedencia.
Habrá que poner a dormir la burguesía
Ya en 1930, Dimitri Manuilski previó los ‘cambios’ en la Unión Soviética, y explicó la finalidad de esos cambios:

Habrá que poner a dormir la burguesía. Por eso, empezaremos por lanzar el movimiento de paz más sensacional que ya se ha conocido. Habrá aperturas electrizantes y concesiones sin precedentes. Los países capitalistas, estúpidos y decadentes, se alegrarán por participar de su propia destrucción. Se abalanzarán sobre una nueva oportunidad de hacer amigos. En cuanto bajen la guardia, los aplastaremos con nuestro puño cerrado.9

En la misma línea, Gorbachov declaró al Politburó (el máximo organismo dirigente del régimen comunista en la Unión Soviética), en el momento en que se llevaban a cabo los preparativos inmediatos para los ‘cambios’:

Señores, Camaradas, no se preocupen con todo lo que oigan sobre ‘glasnost’ y ‘perestroika’ y sobre democracia en los próximos años. En la Unión Soviética, no habrá cambios internos significativos, sino tan sólo algunos con objetivos “cosméticos”. Nuestro objetivo es desarmar a los norteamericanos y ponerlos a dormir.10

En 17 de mayo de 1990, Gorbachov enfatizó la naturaleza revolucionaria leninista de los ‘cambios’ cosméticos, cuando declaró:

Aunque las personas que me rodean están gritando ‘¡esto es el caos, el caos, el caos!’, y ‘¡esto es el colapso, el colapso!’, yo creo que — como había dicho Lenin — este caos revolucionario todavía podrá adquirir una forma clara y precisa con nuevas formas de vida (…). HEMOS INICIADO LA ÚLTIMA VUELTA.11

La última vuelta de la Revolución Mundial comunista, naturalmente.12

Tuvo inicio con la Revolución de Octubre, seguida de la Nueva Política Económica de Lenin, que, a su vez, fue seguida por el Socialismo de un Único País de Stalin, viniendo a continuación la Coexistencia Pacífica de Khruschev, la Détente de Brezhnev, la perestroika de Gorbachov, los preparativos inmediatos para el nuevo democratismo ruso. Es éste el sistema de democracia dirigida que existe hoy en Rusia, y que, en realidad, constituye la implementación de la Nueva Política Económica de Lenin, sólo que en mayor escala. Esta política soviética tiene por objetivo la sustitución de la dictadura del proletariado por el estado de todo el pueblo, que es la etapa final que precede a la imposición del Comunismo en todo el Mundo.

En su libro Perestroika: Un nuevo pensamiento para nuestro País y para el Mundo, Gorbachov pone énfasis especial en el período leninista: “Las obras de Lenin y sus ideales de Socialismo continúan siendo para nosotros un manantial inagotable de pensamiento creativo, de riqueza teórica y de astucia política (…) Es revelador que [el período leninista] haya demostrado el vigor de la dialéctica marxista-leninista, cuyas conclusiones se basan en un análisis de la situación histórica de la actualidad.”13

Story explica que ‘la situación histórica de la actualidad’, a que se refiere Gorbachov, “era la ‘Nueva Política Económica’, un embuste estratégico idealizado por Lenin, que tuvo un éxito notable”, y que “le tapó los ojos al Occidente, convenciéndolos de que los revolucionarios comunistas habían moderado o abandonado su ideología comunista.”14 Como resultado de este fraude leninista, el New York Times, de 13 de agosto de 1921, anunció en primera página: “Lenin abandona la propiedad estatal [de los medios de producción] como política soviética”.

Setenta años después, comenta Story: “El 26 de julio de 1991, el New York Times, por la segunda vez en primera página, ha anunciado de forma prematura la ‘muerte del Comunismo’. En esa “segunda vez — explica Story — la KGB precisó cuidar de los mínimos detalles al organizar la divulgación mundial de la provocación del ‘Golpe de Agosto’ (con el nombre cifrado ‘Gólgota’), con el objetivo de presentar un pretexto ‘convincente’ para el aparente abandono del Comunismo, para la presunta proscripción del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), y para el subsiguiente ‘colapso’ controlado de la Unión Soviética.”15 El nombre cifrado ‘Gólgota’ es una alusión blasfema a la futura resurrección de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas. El proceso de esa ‘resurrección’ está actualmente en marcha.

Escribiendo desde Rusia, el analista de Defensa ruso Pavel Felgenhauer, en su columna del 11 de septiembre de 2003 en el Moscow Times, explica que “el Mundo pos 11 de Septiembre [de 2001] parecía ofrecer una oportunidad para una sociedad con América [EE. UU.] en igualdad de condiciones. (…) Washington debería volver a la ONU y actuar en conjunto con otros países, dando especial atención a Rusia.”

“Por supuesto — prosigue Felgenhauer — había escépticos en las comunidades militares y de seguridad rusas que jamás han confiado en los americanos, que estaban convencidos de que Estados Unidos será siempre un enemigo — el centro del mal y del Sionismo mundiales.”

Por lo visto, el gobierno de Bush se ha esforzado todo lo que pudo para probar que esos rusos escépticos estaban ciertos. Felgenhauer dice que éstos, irritados, murmuraban entre bastidores: “Los yanquis dicen que han ido a Asia Central ‘temporariamente’, pero se van a quedar allí, y seremos nosotros quienes tendremos que salir de forma gradual.”

“Hoy — continúa Felgenhauer — después de tantas acciones unilaterales de EE.UU., aparentemente, estos escépticos están dominando por completo la toma de decisiones de la política interior y exterior de Rusia. El punto de inflexión — dice — ha sido Irak.” “Los lobbies de la seguridad y de los militares — los chekistas y los siloviki — han presionado para que Rusia se opusiera terminantemente a América (…) La fuerza de los chekistas [la KGB, la policía secreta] en el Kremlin continuó aumentando.” A principios de septiembre [de 2003], el bien informado comentarista del Kremlin, Gleb Pavlovski, ha admitido públicamente que los chekistas y los siloviki están en la inminencia de tomar el poder en Rusia.”

La verdad es que los chekistas nunca han abandonado el poder, porque, de hecho, han sido ellos quienes promovieron los ‘cambios’ previstos que culminaron con el ‘colapso’ de la Unión Soviética. Sin embargo, falta poco para consumarse la ‘Operación Gólgota’. Como explica Felgenhauer, los chekistas y los siloviki, los soviets de la línea dura que actualmente detentan el poder, quieren “la restauración del la ‘Gran Rusia’, al estilo soviético — un estado policial rígidamente autoritario, con una economía estatizada, xenófobo, antiamericano y antisemítico.”
Rusia se prepara para la guerra con EE. UU.
La nueva Guerra Fría ya está en marcha, mientras la Rusia Soviética se prepara para la guerra con Estados Unidos. El Gobierno Soviético ha informado a Estados Unidos que sus maniobras de febrero de 2004 serían un ejercicio, que describió como siendo “parte de los esfuerzos para neutralizar las amenazas de terrorismo, si bien imite el escenario de una guerra total, como sucedía durante la Guerra Fría.”16 Ivan Safranchuk, jefe de la sede en Moscú del Centro de Informaciones de Defensa, ha declarado: “El ejercicio sigue el escenario antiguo, y es absurdo designarlo como antiterrorista.”17 Un editorial del Moscow Times dice que es “un poco alarmante” que el Kremlin simule ahora una guerra nuclear; pero “lo que es todavía más alarmante es que los comandantes rusos, aunque no lo admitan públicamente, continúan convencidos de que es posible una guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia, y que por eso deberían estar preparados para ella. Desgraciadamente, es lo mismo que piensan los comandantes de EE.UU.18

Putin ha anunciado que hasta el 2030 algunos SS-19 estarán en operación — “No es un buen presagio”, concluye Felgenhauer.

La tensión entre los rivales de la Guerra Fría continúa aumentando: “Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia — dice Vladímir Issachenkov — han empeorado a causa de las críticas de Moscú a la guerra de Irak, de las preocupaciones de los norteamericanos con las tendencias autoritarias en la política interna del Kremlin, y de las tentativas de Rusia para firmar su autoridad entre sus vecinos ex-soviéticos.”19

El lunes 26 de enero [de 2004], el secretario de Estado norteamericano Colin Powell, lanzó una clara advertencia acerca del estado de la ‘democracia’ rusa, al declarar: “Somos de opinión de que el sistema democrático de Rusia todavía precisa encontrar el necesario equilibrio entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial (…) El poder político todavía no se halla totalmente vinculado a la ley.” Bueno, como diría Clinton, “todo depende de cómo se define un democracia.”

En su ensayo El Futuro de la Democracia Dirigida, Sergei Markov, director del Instituto de Estudios Políticos y secretario de la Comisión Cívica de Asuntos Exteriores, explica: “Existen en el Kremlin tres equipos (…) Ninguno de ellos se opone a la democracia, pero cada uno entiende la democracia a su modo.” Markov explica: “Los chekistas de San Petersburgo [Putin es un chekista de San Petersburgo] se consideran los responsables de restaurar la grandeza de Rusia (…). Son a favor de la democracia, siempre que los ayude a alcanzar su objetivo: el estatuto de una gran potencia. Cuando les perjudica, la democracia debe ser limitada.”20

Markov da un ejemplo: “Esto a veces significa perjudicar los intereses de una minoría egoísta — para neutralizar las ambiciones de Mijaíl Jodorovsky, a quien los chekistas consideran una amenaza al bien del estado.”

Jodorovsky fue considerado por los chekistas “una amenaza al bien del estado”, exactamente por ser una amenaza a ellos mismos: Estaba financiando partidos de oposición. Otro ejemplo es Ivan Rybkin, candidato de oposición, secuestrado a mediados de febrero y desaparecido durante varios días. Cuando reapareció, se encontraba visiblemente perturbado, y desistió de la carrera electoral contra Putin. No pasaba de un insignificante candidato a la presidencia, pero su campaña electoral contra Putin era tan vehemente, y sus ataques personales tan consistentes, que no había más remedio que neutralizarlo.

Markov explica además: “Putin cree firmemente en la obediencia a la ley. Por supuesto, los enemigos deben ser aplastados, pero siempre dentro del marco de la legalidad. Una vez más, todo depende de cómo se define la ley — Lenin la definía como “el ejercicio del poder absoluto sin cualquier limitación.” Es esta “obediencia a la ley” leninista la que la Rusia Soviética pretende imponer por la fuerza a todo el Mundo.
Bancarrota espiritual
El Nuevo Orden Mundial del Mundo capitalista no puede salvar el Mundo de la esclavitud comunista: es creación de la Masonería, y el orden que le impondría al Mundo es substancialmente idéntico al Comunismo.21 Como lo demuestra Manfred Adler,22 los principales revolucionarios que han creado el Mundo comunista eran masones — el Comunismo es creación de la Masonería. La lucha entre ambos es la lucha entre “El Imperio del Mal” y “El Gran Satán”. No podemos esperar que el Occidente salve el mundo del “Dragón Rojo”, tan sólo para ser devorado por el “Dragón Negro”, puesto que el Comunismo soviético y la imposición norteamericana del Nuevo Orden Mundial, en realidad, constituyen la mismísima Bestia masónica.23

Al Occidente corrupto y decadente le han drenado su savia espiritual, que es la fe en Jesucristo. Estados Unidos no puede salvar el Mundo — ni siquiera puede salvarse a sí propio. El ‘Siglo Norteamericano’ ha sido el siglo pasado, y Estados Unidos, en bancarrota espiritual, camina actualmente hacia una rápida y total ruina, a medida que se hunde en su propio océano de decadencia moral: el aborto, el divorcio, la contracepción, el casamiento entre homosexuales, los derechos de los homosexuales, la pornografía, etc. La superpotencia titánica sufre el mismo destino del Titanic. La gloria de Estados Unidos es la gloria de su pasado.

Sin embargo, Dios ha designado la gran nación de Rusia para ser un ‘vaso de elección’, que pretende usar como Su instrumento escogido para destruir la Bestia masónica — el Nuevo Orden Mundial. Es llegado el momento de Rusia, y ése ha sido el motivo por el que Nuestra Señora de Fátima solicitó la Consagración de Rusia:

Es llegado el momento en que Dios le pide al Papa que realice, y que determine que, simultáneamente en unión con él, todos los Obispos del Mundo realicen, la Consagración de Rusia a Mi Corazón Inmaculado, prometiendo salvarla por este medio. (…)24

Dios ordenó que San Pablo fuese designado y consagrado, porque había sido escogido por Él para ser un ‘vaso de elección’ para la conversión de las naciones. Antes de convertirse, Pablo había sido un tenaz perseguidor de la Iglesia. También Rusia ha sido una gran perseguidora de la Iglesia; pero es llegado el momento de transformarse en vaso de elección, el instrumento en manos divinas para matar el dragón, la Bestia del Apocalipsis. Dios solamente le concederá a Rusia el poder de destruir el Nuevo Orden Mundial Ateo, cuando esa nación haya sido, como San Pablo, designada y consagrada. Rusia ha sido escogida, como David fue escogido por Dios; pero David fue consagrado antes de ir y matar al gigante filisteo. Sin embargo, mientras no se cumpla la petición divina de la referida consagración, Rusia continuará siendo un instrumento de la ira divina.

Como explicó la Hermana Lucía:La Santísima Virgen, repetidas veces, tanto a mis primos Francisco y Jacinta, como a mí, nos dijo: que (...) Rúsia sería el instrumento del castigo del Cielo para todo el mundo (por sus pecados), si antes no alcanzábamos la conversión de esa pobrecita Nación (...).25

En mayo de 1952, Nuestra Señora de Fátima le dijo a la Hermana Lucía:Comunícale al Santo Padre que continúo esperando la Consagración de Rusia a Mi Corazón Inmaculado. Sin la Consagración, Rusia no se podrá convertir, y el Mundo no tendrá paz.26

Como hemos visto en el inicio de este artículo, públicamente Rusia está amenazando el uso de sus armas nucleares. La política externa de EE. UU., al promover su Nuevo Orden Mundial, ha irritado aquellos que siguen la línea dura rusa, actualmente en el poder, y declararon con todo énfasis: “¡Ya llega!”

Sólo hay una alternativa a esa confrontación: la Consagración y la Conversión de Rusia, que dará fin al Nuevo Orden Mundial masónico y llevará a todo el Mundo a convertirse a Jesucristo.

El Mundo se halla al borde de una insondable destrucción: el aniquilamiento nuclear. Dios ha prometido que, por medio de la Consagración de Rusia, “por este medio”, ese país se salvará y el Mundo estará en paz. Hasta ahora, el Papa decidió no hacer la única cosa, el único acto, por medio del cual Dios ha prometido salvar el Mundo. El diabólico embuste difundido por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Angelo Sodano, es la mentira de que la petición del Cielo ya ha sido atendida.

Por creerse la mentira del Cardenal Sodano (y también suya), el Cardenal Bertone está convencido de que no hay motivo para preocuparse, puesto que ya ha “cerrado una página de historia, marcada por la trágica voluntad humana de poder y de iniquidad.” Por consiguiente, según ellos, ya no hay ningún peligro de una guerra mundial, ningún peligro de un aniquilamiento nuclear, y ningún motivo en el Mundo para perder tiempo preocupándonos de la petición de Dios para que se consagre Rusia. Difícilmente se podría imaginar una locura más grande.

El Papa Juan Pablo II declaró en Fátima que “el Mensaje de Fátima impone una obligación a la Iglesia.” Debido a las inconmensurables consecuencias catastróficas, derivadas de no atender la petición del cielo, el Obispo Rudolf Graber ha declarado que el no cumplimiento del Mensaje y de las peticiones de Nuestra Señora de Fátima se puede caracterizar como “un crimen contra la Humanidad.” No me atrevo a juzgar a aquellos cortesanos del Vaticano que se han opuesto a la petición de Nuestra Señora para que se consagrase Rusia, y que han impedido que el Santo Padre la realizara. En todo caso, ¡que Dios se apiade de sus almas!
[ Continuará ]
Notas

The Devil’s Final Battle [El Postrer Combate del Demonio], Capítulo 8, pp. 89ss.

El 20 de octubre de 2002, Paul Wolfowitz, subsecretario de Defensa [de EE. UU.] ha declarado: “El asunto que surgió en la Comisión Rumsfeld, la gran sorpresa, ha sido comprender hasta qué punto esos agentes del mal (los estados del Nuevo Eje) se han ayudado unos a otros, y, peor aún, cuánta ayuda tuvo origen en Rusia y en China.”

Christopher Story, The European Union Collective, Londres y Nueva York, 2002, p. 7.

Ibid., p. 52.

Ibid., p. 63.

Victor Shenderovich — cuyo programa satírico sobre política Kukli (Títeres) fue retirado del aire debido al retrato altamente irreverente que hacía de Vladímir Putin —, en un programa de radio el dia 27 de febrero declaró que Putin había reformado la Economía introduciendo “a la KGB y a los comunistas.”La entrevista se halla en la página www.theconnection.org

Christopher Story, Ibid., p. 19.

Ibid., p. 19.

Ibid., p. 35.

Ibid., p. 44.

Ibid., p. 49.

Gorbachov, en 15 de noviembre de 1985: “En la construcción de nuestro futuro nos hemos basado en (…) el Marxismo-Leninismo (…). A través de la reestructuración [‘perestroika’ — reforma] queremos darle al Socialismo un segundo impulso.” Ibid., p. 38.

Ibid., p. 53.

Ibid., p. 53.

Ibid., p. 53.

The Moscow Times, 2 de febrero de 2004.

“Military Planning New Exercises”, en The Moscow Times, 2 de febrero de 2004.

The Moscow Times, 3 de febrero de 2004.

The Moscow Times, 2 de febrero de 2004.

The Moscow Times, 27 de enero de 2004.

Cf. Manfred Adler, Die Söhne der Finsternis: Die Geplante Weltregierung.

Manfred Adler, Die Antichristliche Revolution der Freimaurerei, Jestetten, 1983, p. 47.

Para una explanación más profunda, pida el folleto del P. Kramer The Chastisement of the World Foretold by Our Lady of Fatima [El Castigo del Mundo, Profetizado por Nuestra Señora de Fátima].

Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima, Vol. III, The Third Secret, p. 555; cf. António Maria Martins, S.J., Documentos de Fátima, p. 411.

Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima, Vol. III, The Third Secret, p. 505; cf. P. Paul Kramer, O Derradeiro Combate do Demónio, p. 28; cf. P. Joaquín María Alonso, La Verdad sobre el Secreto de Fátima, pp. 103-106.

Cf. Il Pellegrinaggio delle Meraviglie, p. 440 (publicado pajo los auspicios de Episcopado italiano).
Tomado de fatima.org

jueves, 24 de diciembre de 2009

NOCHE DE PAZ



¿Y SI LO SIGUIENTE FUERA EL INFANTICIDIO?


Vean este video hasta el final, son sólo dos minutos.
¿Hay abortistas que quieren matar ahora niños hasta de dos años?.

28-D EN MADRID OBLIGADOS A CAMBIAR LOS LUGARES

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid se refugia en un increíble aspecto formal para obligar a que las concentraciones ante las clínicas abortistas en la capital se realicen en las inmediaciones de los centros. AES pide la nulidad de la sentencia.

Una vez más la Delegación del Gobierno de Madrid se ha posicionado contra el derecho y la libertad de expresión obligando a trasladar las concentraciones ante las clínicas del próximo día 28 a las inmediaciones de las mismas. Fundamenta la prohibición en una supuesta amenaza física y psicológica que se produciría contra quienes, pacientes o empleados, acudieran ese día y a esa hora a las clínicas, entendiendo que además se produciría un menoscabo al derecho a la salud, el honor y la intimidad de los pacientes o clientes de las clínicas.

Presentado el recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, éste, no entrando en la cuestión fundamental, el derecho a la libertad de manifestación y expresión, ha optado por desestimar el recurso por defecto de forma alegando “presentación extemporánea”. Ésta se habría producido por no poder presentar en registro abierto el recurso, lo que AES tampoco considera que sea exacto. Ahora bien, AES ha pedido la nulidad de la sentencia porque el recurso sí fue presentado en plazo, el problema es que como reconoce la propia sentencia del Tribunal éste carece de registro ininterrumpido y los juzgados han sido relevados de la obligación de recoger escritos del tipo del recurso que tenía que presentar AES. Lo que significa que, aplicando la sentencia del Tribunal, se restringen los derechos de defensa por cuestiones de índole organizativo-administrativa, lo que resulta gravísimo.

AES, además, quiere reseñar que en sentencia del Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana, ante el mismo caso y las mismas alegaciones esgrimidas por la Subdelegación del Gobierno de Alicante, se ha revocado la decisión de la delegación del gobierno y la manifestación tendrá lugar ante la clínica. El Tribunal ha recordado que el ejercicio del derecho de manifestación en uno de los pocos medios de que disponen muchos grupos sociales para expresar sus ideas y reivindicaciones, indica que no se puede restringir el derecho en función de sospechas y que no se puede prohibir la manifestación ante una Clínica por las razones aportadas por la subdelegación del Gobierno porque equivaldría a prohibir cualquier manifestación ante cualquier Clínica.

AES, pese a que espera que el recurso de nulidad salga adelante, quiere dejar constancia de los nuevos emplazamientos de las concentraciones en Madrid:

Clínica Isadora zona peatonal a la altura del número 14 de la calle Francisco de Diego.
Clínica El Bosque zona peatonal a la altura calle Navaleno 14.
Centro Médico Pacífico zona peatonal Plaza Patriarca Elijo Garay, detrás de la entrada al edificio del centro Médico.
Ginecología Callao zona peatonal Plaza Santa Maria Soledad Torres Acosta, confluencia de la calle Silva con dicha plaza.
Clínica Dator zona peatonal de la confluencia de los números impares de la calle Huesca con los impares de la General Varela.
Clínica Mayrit zona peatonal de la confluencia de los números impares de la calle San Isidoro de Sevilla con los pares del paseo Olmos.

La concentración en la Puerta del Sol de Madrid tendrá lugar a las siete y media de la tarde del mismo día.

Alternativa Española.
Madrid 24 de diciembre de 2009

28-D NO AL ABORTO POR TODA ESPAÑA, CONVOCADO POR ALTERNATIVA ESPAÑOLA

AES se manifestará por toda España ante las Clínicas Abortistas para pedir el fin del “infanticidio” y la derogación de toda la legislación abortista.

El 28 de Diciembre, fecha en la que los cristianos recordamos el sacrificio de los Santos Inocentes, y que en muchos puntos del mundo se iguala al Día de los No Nacidos, AES volverá a concentrarse, a las doce del mediodía, por toda España ante las clínicas abortistas.

Con estas concentraciones AES quiere denunciar el “infanticidio” que es el aborto y el negocio que se esconde tras el mismo. AES también reclamará a las autoridades sanitarias de las diversas Comunidades Autónomas que se ponga punto y final a los conciertos económicos con las clínicas abortistas y exigirá la derogación de toda la legislación abortista.

AES quiere, con estas concentraciones, dejar constancia de que no existe un aborto bueno, el que defiende el Partido Popular, y un aborto malo, el que propone el PSOE. La Vida es un valor absoluto y su defensa implica que no se puede admitir ningún tipo de excepción -los supuestos- para acabar con ella.

Los centros ante los que AES se concentrará son:

ALICANTE ante la Clínica Ginetec, Avda. General Marvá10, Alicante.
ALMERIA, ante la clínica Ginecología Almería, Calle Artes de arcos, 4, Almería.
ASTURIAS ante la Clínica Buenavista, Avda. Buenavista 6, Bajo, Oviedo.
- ante la Clínica Belladona, Avda. Constitución 32. Paralela a estación ALSA, Gijón.
BALEARES ante la Clínica EMECE, C/Capitán Salom 11, Palma de Mallorca.
BARCELONA ante la Clínica Tutor Médica, C/ Berguedá 19, Barcelona.
CANTABRIA ante la Clínica Los Lagos, C/Respuela 4, Sta. Cruz de Bezana.
CASTELLÓN ante la clínica Mediterránea médica Castellón, Paseo Ribalta 13, Castellón.
GRANADA, ante la Clínica Sáenz de Santamaría, C/ Ntra. Sra. de la Salud, 4
HUELVA ante la clínica Poliplanning Huelva, Calle José Nogales 7, Huelva
ISLAS CANARIAS ante la Clínica Tara , Casas altas s/n, Tacoronte (Tenerife).
JAEN, ante la Clínica Ginecológica Sáenz de Santa Maria, Avenida de Madrid, 25 - ppal. izq. Jaén
LEÓN ante el Centro ginecológico Buenavista, Avda. Mariano Andrés 20, Bajo, León.
LORCA (MURCIA) ante la clínica Delta médica Lorca, Canal San Diego 1, Lorca
MADRID
- ante la Clínica Isadora, C/ Pirineos7, Madrid.
- ante la Clínica El Bosque, C/ Alonso Saavedra 29, Madrid.
- ante el Centro médico Pacífico C/ Severino Aznar Embid 8, Madrid.
- ante la clínica Ginecología Callao , C/ Concepción Arenal 8, Madrid.
- ante la Clínica Dator , C/ Hermano Gárate 4, Madrid.
- ante la Clínica Mayrit, C/ Toledo 135
MALAGA, ante la Clínica El Sur Málaga, Carlos Haya 60, Málaga.
SEVILLA ante la Clínica Triana Sevilla, Ronda Triana, 14 F, Sevilla.
TARRAGONA ante el Centro médico Eira, C/Frederic Mompou 5, Tarragona.
VALENCIA ante la Clínica Acuario, Avda. Manuel Candela11, Valencia.
VALLADOLID ante la Clínica Ginemédica, C/ San José 15-17, Valladolid.
VIZCAYA ante la Clínica Lasaitasuna, C/ Ercilla 7, Bilbao.
ZARAGOZA ante la Clínica Actur, C/Adolfo Aznar 26, Zaragoza.

Además, Alternativa Española ha convocado una concentración en la Puerta del Sol en Madrid, a las siete y media de la tarde, para pedir la derogación de la legislación abortista en España.

Madrid, 20 de diciembre de 2009.

martes, 22 de diciembre de 2009

EL INMINENTE GRAN CASTIGO REVELADO EN EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA ( II )



Parte II
por el Padre Paul Kramer, B.Ph., S.T.B., M.Div., S.T.L. (Cand.)

En la primera parte de esta serie sobre el Gran Castigo inminente, me he concentrado en especial en el aspecto físico del castigo: el papel de Rusia, iniciando guerras y provocando la aniquilación de varias naciones. Por lo que parece, la aniquilación de la mitad del Mundo es, cuando menos, muy aterradora: sería la mayor catástrofe desde el Diluvio. Sin embargo, no es ése el aspecto más terrible del castigo profetizado en el Secreto. El aspecto más aterrador es su profecía acerca del castigo espiritual.

En la segunda parte del Secreto ya se menciona la persecución contra la Iglesia y contra el Santo Padre. Nuestra Señora de Fátima ya nos lo había advertido el 13 de julio de 1917:

Si cumplen mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, difundirá sus errores por todo el Mundo, promoviendo guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre habrá de sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas.

“Dios — dijo Nuestra Señora — va a castigar al Mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de la persecución contra la Iglesia y contra el Santo Padre.” La persecución que se prevé contra la Iglesia será muy distinta de todas las que han ocurrido en el transcurso de la Historia humana. Sucederán cosas aparentemente imposibles; sin embargo, todo eso está previsto en la parte no publicada del Tercer Secreto y en las Sagradas Escrituras.

En carta dirigida al Profesor Baumgartner, el Cardenal Mario Luigi Ciappi reveló: “En el Tercer Secreto se predice, entre otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia comenzará por lo alto.” Esto corresponde a lo que se lee en el Libro de las Lamentaciones: “No creían los reyes de la Tierra, todos los habitantes del Mundo que el opresor y el enemigo atravesaría las puertas de Jerusalén (Lam 4:12). Lo que se predice es que los secuaces del Demonio ocuparán la Curia Romana bajo el reinado de un antipapa masón.

En 1998, el fallecido P. Malachi Martin afirmó en el programa “The Art Bell Show” que, a principios de febrero de 1960, cuando era Secretario del Cardenal Bea, tuvo la oportunidad de leer el Tercer Secreto de Fátima, que, según él, estaba escrito en una sola hoja de papel. Dijo que las palabras de Nuestra Señora eran muy escuetas y específicas, y hablaban de un futuro “papa” — un impostor que usurparía la Sede Romana, estando totalmente dominado por el Demonio. Así, pues, el Tercer Secreto de Fátima revela el “misterio de iniquidad” (2 Tes 2:7): La falsa Iglesia “Católica” — la contra Iglesia, la anti Iglesia — el misterio del dragón, cuya cola derribó la tercera parte de las “estrellas del Cielo”, esto es, la tercera parte de la Jerarquía católica bajo el liderato del antipapa herético.

Ha sido esto lo que el Papa Juan Pablo II reveló enigmáticamente acerca del Tercer Secreto, el 13 de mayo de 2000: “El Mensaje de Fátima es un llamamiento a la conversión, alertando a la Humanidad para que no haga el juego del «dragón», cuya «cola arrastró una tercera parte de las estrellas del Cielo, y las lanzó sobre la Tierra.» (Ap 12:4)

Cuando hablé con el P. Malachi Martin sobre el antipapa herético de la apostasía profetizada en el Tercer Secreto, el P. Malachi respondió: “¡Ojalá que fuera sólo eso!” El antipapa y sus colaboradores apóstatas serán (como dice la Hermana Lucía: ‘os partidários do demônio’) los secuaces del Demonio, [que] trabajan para el mal y no tienen miedo de nada.”1 Estos “secuaces del Demonio” constituyen la “tercera parte de las estrellas del Cielo” arrastradas por la cola del dragón. Estos hombres, que se presentan como clérigos ‘católicos’, son miembros secretos de la secta y están consagrados al Demonio. Llegarán a controlar el aparato de estado del Vaticano y a implantar el ramo ‘católico’ de una nueva religión ecuménica mundial. Su falsa ‘iglesia’ tendrá de ‘católica’ solamente el nombre. Constituirá la parte ‘católica’ de la religión oficial, compulsoria, del Nuevo Orden Mundial. El auténtico Catolicismo será proscrito, y los que todavía mantuvieren su Fe católica arrostrarán la persecución más brutal que jamás haya ocurrido en la Historia Universal.

Los católicos no serán bienvenidos a la Civilización del Amor: el exclusivismo de sus dogmas (por ejemplo, Extra Ecclesiam nulla salus (Fuera de la Iglesia no hay salvación) hará que sean considerados unos peligrosos “fanáticos” y “terroristas” — una amenaza mortal a la unidad y a la “paz” ecuménicas del Nuevo Orden Mundial. Así, la verdadera Iglesia Católica será tratada como una organización fuera de la ley, una amenaza a la paz mundial. Por lo tanto, la situación de la Iglesia será equivalente a la que había durante las persecuciones romanas, cuando la Iglesia era considerada una organización subversiva y criminal. Se promulgarán leyes penales para castigar a los no conformistas que practiquen formas “superadas” de religión preconciliar, que signifiquen una amenaza a la “paz” mundial (el orden ecuménico neopagano de la Civilización del Amor) por disgregadora adhesión a un exclusivismo dogmático (y de esto ya se les acusa actualmente) que lleva a “persecuciones” inquisitoriales, guerras religiosas y cruzadas.

Para que puedan evitar la desgracia de la persecución y del martirio, se les ofrecerá a los católicos una alternativa. La gran mayoría caerá en el engaño y cometerá apostasía. A semejanza de lo que ocurre hoy en China, tendrán su latín, su incienso, su “Misa”, etc. — pero con la condición de estar en comunión con la iglesia oficial — la que, a esa altura, se habrá transformado en una Roma apóstata. Se les obligará a someterse al papa impostor, cuya falsa iglesia formará parte de la Gran Iglesia Ecuménica, que reunirá todas las religiones.

Aquellos que tuvieren la gracia y la fortaleza de mantenerse fieles a la Fe católica se negarán a abandonar la verdadera religión católica tradicional. Y por haberse negado, serán considerados fanáticos incorregibles y cismáticos obstinados. Por toda parte sufrirán el desprecio por ser enemigos de la Civilización del Amor, y serán acusados por el fracaso del Nuevo Orden Mundial en alcanzar la paz, el amor, la unidad y la armonía universales. Su destino está descrito en la visión del Tercer Secreto: el Papa, el Clero y los católicos fieles serán sistemáticamente perseguidos y brutalmente exterminados por su rechazo en abrazar la falsa religión del Ecumenismo y de la Libertad Religiosa — principios explícita y vigorosamente condenados por la Iglesia Católica en las declaraciones preconciliares de varios Papas, como Pío IX (en el Syllabus), Pío XI (en la Mortalium Animos) y Gregorio XVI (en la Mirari vos).

Sobre esta persecución, escribió San Metodio (+358): “Llegará un tiempo en que los enemigos de Cristo se habrán de vanagloriar: ‘Hemos subyugado la Tierra y todos sus habitantes, y los cristianos no podrán huir de nuestras manos.’”

Según San Cesareo de Arles (469-543), “habrá una gran mortandad, (…) los altares y los templos serán destruidos, (…) los pastores de la Iglesia abandonarán sus púlpitos, y la propia Iglesia será despojada de todos sus bienes temporales.”

Es particularmente significativa la profecía del Obispo George Michael Wittman (+1833):

¡Ay de mí! Están llegando días tristes para la Santa Iglesia de Jesucristo. La Pasión de Jesús será renovada de la manera más dolorosa en la Iglesia y Su Jefe Supremo. En todas las partes del Mundo habrá guerras y revoluciones, y correrá mucha sangre. Por toda parte serán inmensas las angustias, los desastres y la pobreza, porque las enfermedades contagiosas, la carestía y otras desgracias vendrán unas atrás de otras.

Manos violentes serán colocadas sobre el Jefe Supremo de la Iglesia Católica; obispos y padres serán perseguidos, y se producirá un cisma, y el desorden reinará entre todas las clases. Tiempos vendrán tan extraordinariamente aciagos que parecerá que los enemigos de Cristo y de Su Santa Iglesia, fundada por Él con Su Sangre, están en la inminencia de triunfar sobre Ella. (…) Sociedades secretas acarrearán una gran destrucción, y ejercerán un extraordinario poder económico, y muchos se cegarán por medio de éste, y serán infectados con los más nefastos errores. Sin embargo, todo eso será en vano, [porque] serán incapaces de mover la roca sobre la cual Cristo edificó Su Iglesia: ‘Portae inferi non praevalebunt’.

Anna Katarina Emmerich (1774-1824), religiosa agustina alemana con estigmas en su cuerpo, también profetizó “la falsa iglesia de las tinieblas”:
“He visto cómo se construía una extraña iglesia contra todas las normas, (…) como siendo la nueva iglesia heterodoxa de Roma. La Iglesia afronta un gran peligro. Están queriendo algo de él (el Papa). Las doctrinas protestante y greco cismática se van a propagar por toda parte. (…) La Iglesia está siendo demolida con gran astucia. He visto a muchos pastores dejándose llevar por ideas peligrosas para la Iglesia. Estaban edificando una Iglesia grande, extraña, disforme. A fin de estar todos unidos y de tener los mismos derechos, todos serían admitidos en ella: evangélicos, católicos, sectas de todo género. Así sería la nueva Iglesia.”

La Hermana Emmerich resumió así su descripción sobre las tribulaciones de la Iglesia: “En aquellos días, la Fe decaerá mucho, y sólo se conservará en algunos lugares, en algunas casas de campo y en algunas familias que Dios protegerá de los desastres y de las guerras.”

Evidentemente, la Iglesia Católica no será la verdadera causa del fracaso de la Civilización del Amor. [Sin embargo,] las naciones apóstatas e infieles del Mundo lo entenderán así, porque la Fe de la Iglesia constituirá el testimonio contra la ausencia de Dios en el Nuevo Orden Mundial. Precisamente porque los apóstatas serán privados de la luz de la Fe y de los dones del Espíritu Santo, en la ceguera de su entendimiento entorpecido serán incapaces de comprender la verdad enseñada por San Agustín: que la Ciudad del Hombre, sin Dios, no se puede fundar en la paz, porque le falta la Fe y es perversa en su rebelión contra Dios, y hará que la cólera divina recaiga sobre ella.

Habrá una gran apostasía, conforme lo profetizan las Sagradas Escrituras (2 Tes 2:3). También la mencionan muchas profecías de los Santos y las apariciones de la Santísima Virgen, y, además, lo revela el Tercer Secreto de Fátima. La apostasía forma parte importante e integral de aquello que San Pablo llamaba “el misterio de la iniquidad [que] está ya en acción.” (2 Tes 2:7) De hecho, constituye un misterio, porque el mal en sí es un misterio; no obstante, lo que no constituye ningún misterio es el motivo por el que el aparato de estado del Vaticano, dirigido por el Cardenal Angelo Sodano, no desea que los fieles católicos tengan conocimiento del contenido del Tercer Secreto, en lo que se refiere a la apostasía. No es porque quieran evitar que las personas confundan “una profecía religiosa con sensacionalismo”, según declaró falsamente el Cardenal Ratzinger en 1984. Tampoco es por el bien de la Iglesia y la salvación de las almas. Para evitar ser censurados y para defender su estrategia modernista y sus propias carreras eclesiásticas, se mancomunan diabólicamente con el propósito de impedir la publicación de “las palabras que Nuestra Señora le confió, como un secreto, a los tres pastorcitos, en Cova da Iria.”2 Al fin y al cabo, son ellos quienes en nombre del Vaticano II, promueven las reprobadas enseñanzas del Ecumenismo y de la Libertad Religiosa; y son ellos quienes quieren hacer de estos errores ya reprobados la piedra angular de la nueva religión en lo que el Cardenal Benelli denominó la Iglesia Conciliar, con su Nueva Evangelización y su Civilización del Amor. El Tercer Secreto es una denuncia contra ellos, y clava una estaca en el corazón de la falsa iglesia.

Como ya he mencionado anteriormente, es un misterio el que casi la totalidad de la Iglesia pudiese caer en la apostasía. Eso nunca podría suceder en una Iglesia en que la instrucción de los fieles tiene por base la Doctrina cristiana tradicional y la práctica de las virtudes cristianas. No será la Nueva Evangelización, sino antes la fidelidad a la Tradición lo que mantendrá una minoría de fieles. Como explica San Vicente de Lérins: “¿Qué hará el católico (…) si un nuevo contagio amenaza envenenar, no sólo a una reducida parte de la Iglesia, sino a toda la Iglesia de una sola vez? En ese caso, su mayor preocupación será mantenerse vinculado a las cosas antiguas, que ya no pueden ser seducidas por ninguna novedad engañosa.”

Desgraciadamente, en la actualidad los católicos no están recibiendo una instrucción basada en la Tradición católica milenar, ni en la ortodoxia del Catecismo tradicional, sino que se basa en el Nuevo Catecismo del “magisterio vivo” y de la “tradición viva” de la Iglesia Conciliar y de la Nueva Evangelización. La “renovación posconciliar”, consecuencia del aggiornamento, la implementación de las reformas posconciliares, han ocasionado la “pérdida de la Fe” y la “desorientación diabólica”, a que se referían el antiguo Obispo de Fátima (D. Alberto Cosme do Amaral) y la Hermana Lucía, como siendo el punto central del Tercer Secreto de Fátima.

“La desorientación es diabólica — escribió la Hermana Lucía [29.12.1969]; “no se deje engañar”. La desorientación es doctrinal: “en estos tiempos de orientación diabólica, no nos dejemos engañar por falsas doctrinas.” [12.4.1970] Es un “cáncer” en la Iglesia [29.5.1970], que afecta a los “sacerdotes” y a las “almas consagradas” que “se han descarriado”: “¡Es doloroso — escribió la Hermana Lucía [16.9.1970] — ver tanta desorientación, y en tantas personas que ocupan cargos de responsabilidad! (…) Son como ciegos guiando a otros ciegos”. Por consiguiente, aquellos que ocupan las posiciones más elevadas en la Curia Romana han sido los que prepararon el camino para la Gran Apostasía.

El P. Joaquín María Alonso, que durante 16 años fue archivero oficial de Fátima, acertó en lleno cuando dijo: “Sería, pues, de todo probable que (...) el texto haga referencias concretas a la crisis de fe de la Iglesia y a la negligencia de los mismos Pastores [y a las] luchas intestinas en el seno de la misma Iglesia y de graves negligencias pastorales de altos Jerarcas ...”

Como escribió Frère Michel de la Sainte Trinité “pocas semanas antes de morir, [el P. Alonso] prudentemente dio la impresión de que justificaba el silencio de Roma (sobre el Tercer Secreto), al escribir, con notable clarividencia, las siguientes líneas:

Una inoportuna revelación del texto sólo serviría para exacerbar todavía más los ánimos de las dos tendencias que continúan dividiendo la Iglesia: un tradicionalismo que se juzga corroborado por las profecías de Fátima, y un progresismo que vitupera estas apariciones, las cuales, a su ver, estarían frenando escandalosamente el avance de la Iglesia conciliar. (…) El Papa Pablo VI juzgó oportuno y prudente postergar la revelación del texto para días mejores. El Papa Juan XXIII declaró que el texto no se refería a su pontificado. (…) Y los Papas subsiguientes entendieron que aún no había llegado el momento de levantar el velo del misterio, puesto que la Iglesia todavía no había superado el asustador impacto provocado por los veinte años posconciliares, durante los cuales la crisis de la Fe se ha instalado en todos los niveles. (La cursiva es del A.)3

Esta es la denuncia contra el aparato de estado del Vaticano acerca del Tercer Secreto: Por su negligencia, los responsables de la desorientación diabólica en el seno de la Iglesia son las más altas Autoridades. El resultado es que “la crisis de la Fe se ha instalado en todos los niveles.” Es una ineludible verdad que la desorientación diabólica se ha instalado en todos los niveles, incluso en el nivel más elevado. Prueba de ello es que se enseñan herejías en el nivel más elevado en Roma: En nombre del “magisterio vivo” y de la “tradición viva” de la “Iglesia”, se están modificando el sentido y la exégesis del dogma, según fue definido anteriormente.

Presentamos aquí uno de los numerosos ejemplos de las herejías que se enseñan en el más elevado nivel de la Iglesia: En el Catecismo Católico de la Doctrina Cristiana, siempre se ha enseñado que el Antiguo Testamento había desaparecido al iniciarse el Nuevo Testamento, que sustituyó a aquél. Esta es la doctrina universal y perpetua sobre la Fe de la Iglesia Católica, enseñada en una multitud de catecismos, manuales de Doctrina cristiana y tratados de Teología, aprobados por la Autoridad eclesiástica y pontificia, certificando que dichos documentos no contienen errores doctrinales. Es, además, de forma explícita, la doctrina apostólica de las Sagradas Escrituras. Al escribir específicamente sobre el tema de la relación entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, San Pablo cita a Jeremías: “Y yo concluiré con la casa de Israel y con la casa de Judá una alianza nueva, no como aquella que hice con sus padres (…)” (Heb 8:8-9) Bajo la infalible inspiración del Espíritu Santo, San Pablo explica: “Al hablar de ‘alianza nueva’, Dios ha declarado anticuada la primera. Ahora bien, lo que es viejo y anticuado está a punto de desaparecer.” (Heb 8:13). (La palabra griega “aphanismou” (fin) tiene el sentido de “destrucción”; aphanismos: desaparecimiento, destrucción. – Heb 8:13)4

La doctrina de la sustitución del Antiguo Testamento por el Nuevo Testamento es un artículo definido de la Fe católica. En la solemne Profesión de Fe, del Concilio Ecuménico de Florencia, bajo la autoridad del Papa Eugenio IV, se lee:

La Sacrosanta Iglesia Romana (…) cree firmemente, profesa, y enseña que las materias que pertenecen al Antiguo Testamento, de la Ley Mosaica, divididas en ceremonias, ritos sagrados, sacrificios y sacramentos, han cesado, puesto que habían sido establecidas para significar algo en el futuro — si bien adecuadas al culto divino de aquel tiempo —, después del advenimiento de Nuestro Señor, que les ha dado un significado, y tuvieron inicio los sacramentos del Nuevo Testamento. Por consiguiente, a todos aquellos que, a partir de ese momento, continúan observando el rito de la circuncisión y del sábado, y los demás preceptos de la ley, ella (la Iglesia Romana) los declara alejados de la Fe cristiana, y definitivamente incapaces de participar de la salvación eterna, a menos que algún día se liberen de esos errores. (D.S.1348)

La nueva doctrina de la Iglesia Conciliar se opone abiertamente a este dogma de la Fe católica. El 17 de noviembre de 1980, en una alocución a la comunidad judaica de Mainz, Alemania, el Papa Juan Pablo II declaró que Dios nunca había derogado la “Vieja Alianza”. Esto es una herejía. Por más que sea la doctrina “oficial” del Vaticano (del Vaticano, no de la Iglesia Católica Romana), según consta en las Notas sobre la manera correcta de presentar a los judíos y el Judaísmo en los sermones y en la catequesis de la Iglesia Católica Romana, de 1985, no deja de ser una herejía. En su tercer párrafo, ese documento declara que el Judaísmo es “una realidad actual”, no “una realidad histórica”, anacrónica. Cita la autoridad de Juan Pablo II y transcribe las palabras de su discurso, proferido en aquella ocasión, en el que el Papa habla del “pueblo de Dios de la Vieja Alianza que nunca ha sido derogada.” En un artículo reciente, John Vennari ha resaltado que, en 28 de octubre de 1985, “en vez de declarar que las Notas interpretaban mal sus palabras, Juan Pablo manifestó su apoyo incondicional al documento.” Del mismo modo, la Conferencia Episcopal de Estados Unidos cometió la misma herejía en su documento La Misericordia Divina dura para siempre — Normas para la presentación de los judíos y del Judaísmo en la predicación católica. Este documento cita las palabras del Papa — de que la Vieja Alianza “nunca ha sido derogada” — en apoyo de la herejía de que Cristo no había abolido la Vieja Alianza cuando estableció la ‘Nueva y Eterna Alianza’.5

Lo que hemos presentado constituye un ejemplo, entre tantos, de la desorientación diabólica en el nivel más alto de la Iglesia.

La Sagrada Doctrina de la Fe católica, por su propia naturaleza, es inmutable. Esto ha sido claramente definido por el Primer Concilio Vaticano, en la Dei Filius (Sesión II, Cap. IV), con las siguientes palabras:

Puesto que la doctrina de la Fe, revelada por Dios (…) ha sido confiada a la esposa de Cristo como un depósito divino, para que ella lo guardase fielmente y lo interpretase de una manera infalible. De ahí se sigue que habrá de conservarse siempre la interpretación de sus Dogmas sagrados, declarada en un determinado momento por la Santa Madre Iglesia. Bajo ninguna circunstancia se permitirá una desviación de este sentido, aunque tal desviación se presente con el engañoso nombre de un conocimiento más profundo.

Por consiguiente (…) es de desear que, con el suceder de las edades y de los siglos, se desarrollen firmemente la comprensión, el conocimiento y la sabiduría de todos — no sólo de cada persona, sino también de toda la Iglesia; pero sin menoscabo de su propia esencia, es decir, en el mismo dogma, en el mismo sentido y en el mismo entendimiento. (San Vicente de Lérins) [D.S. 3020]

En la encíclica Mirari vos, el Papa Gregorio XVI ha declarado a los Obispos de todo el Mundo católico que “nada de lo que ha sido regularmente definido puede sufrir reducción, modificación o añadidura, y rechaza toda y cualquier alteración del sentido, y aun de las palabras.” Todo aquel que cambie, altere o modifique el sentido o el significado de los artículos de Fe, en la forma en que han sido definidos, comete herejía e incurre en el anatema promulgado por el Primer Concilio Vaticano: “Si alguien llega a decir que, bajo ciertas circunstancias, se debe atribuir a los dogmas declarados por la Iglesia un sentido coherente con el progreso de la ciencia, distinto del que la Iglesia ha entendido y entiende — sea anatema.” [D.S. 3043]
[Continuará]

Notas
Hermana Lucía, carta de 29 de mayo de 1970.

Comunicado de prensa del Vaticano a la UPI, febrero de 1960.

Frère Michel de la Sainte Trinité The Whole Truth About Fatima, Vol III “The Third Secret”, Buffalo, 2001, p. 712, Esta citación es una traducción del inglés. Para encontrar las palabras originales, se hallan en: P. Joaquín María Alonso, “De nuevo el Secreto de Fátima” en Ephemerides mariologicae, 1982, p. 93.

Joseph Henry Thayer, A Greek-English Lexicon of the New Testament, Grand Rapids, 1982, p. 88.

John Vennari, “The Attack on the Oberammergau Passion Play”, Parte III, Catholic Family News, julio de 2003.
Tomado de fatima.org

domingo, 20 de diciembre de 2009

PROFECÍAS DE SAN ANTONIO ABAD

"Los hombre se someterán al espíritu de la edad. Ellos dirán que si hubieran vivido en nuestros días, la fe hubiera sido simple y fácil. Pero en sus tiempos, ellos dirán, que las cosas son complejas, y que la Iglesia debe ser actualizada de acuerdo a los tiempos y sus problemáticas. Cuando el mundo y la Iglesia sean uno, entonces esos días habrán llegado"

SAN ANTONIO ABAD (SIGLO IV)

SI LOS TRIBUNALES DEL SISTEMA OBLIGAN A QUITAR A CRISTO NOSOTROS LO PONEMOS

El Cristo de Lepanto. Catedral de Barcelona

La tradición oral nos cuenta que esta imagen del Santo Cristo de Lepanto (Siglo XV) presidió la galera capitana del bando cristiano que en el golfo de Lepanto hundió la flota otomana el 7 de octubre de 1571, durante el pontificado del Santo Padre Pío V."
Según un relato, una bala de cañón llevaba dirección de impactar sobre él pero la figura, milagrosamente, se ladeó ligeramente esquivando el proyectil. Así quedó.

de arbil.org

sábado, 19 de diciembre de 2009

EL PADRE NUESTRO REZADO POR PÍO XII





De gloria.tv

PUERI CONCINITE


Jean Baptiste Maunier - Pueri Concinite

viernes, 18 de diciembre de 2009

EL INMINENTE GRAN CASTIGO REVELADO EN EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA (I)



Parte I
por el Padre Paul Kramer, B.Ph., S.T.B., M.Div., S.T.L. (Cand.)

El Mensaje de Fátima, y en particular el Tercer Secreto, revela el Gran Castigo que Dios impondrá a todo el Mundo por los crímenes de la Humanidad pecadora, si las personas no se arrepintieren ni dejaren de ofenderLo. El 13 de octubre de 1917, en Fátima, momentos antes del gran Milagro del Sol, dijo la Santísima Virgen: “Es preciso que se enmienden, que pidan perdón por sus pecados. Que dejen de ofender a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido.”

Nuestra Señora nos advirtió acerca de las gravísimas consecuencias que advendrían de no aceptarse este aviso. La peor consecuencia y el supremo castigo para las almas que no se arrepientan es el castigo eterno del Infierno. Fue para evitar la condenación eterna de las almas redimidas por la Sangre de Nuestro Divino Salvador Jesucristo, por lo que Su Madre Santísima vino a Fátima. Así lo explicó Ella en la aparición del 13 de julio de 1917:

Habéis visto el Infierno, para donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, quiere Dios establecer en el Mundo la devoción a Mi Corazón Inmaculado. Si se hace lo que os digo, muchas almas se salvarán, y habrá paz.
No se dieron oídos a la petición que formuló Nuestra Señora, para que “se enmendasen y pidiesen perdón por sus pecados”. Dijo Nuestra Señora de Fátima a la Beata Jacinta: “Las guerras no son sino castigos por los pecados del Mundo.”1 Al santo Sacerdote Père Lamy le fue revelado que la 1ª Guerra Mundial había sido un castigo concreto, por la “blasfemia, la profanación del matrimonio y del trabajo a los domingos.” En la aparición del 13 de julio de 1917, predijo Nuestra Señora: “La guerra va a terminar. Pero si no dejan de ofender a Dios, comenzará otra peor en el pontificado de Pío XI.”

Desgraciadamente, las personas no han dejado de ofender a Dios, y la peor guerra, la 2ª Guerra Mundial, estalló bajo el pontificado de Pío XI.2

Nuestra Señora le reveló a la Hermana Lucía la señal indicativa de que el castigo era inminente:

Cuando viereis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que ésa es la gran señal que os da Dios de que va a castigar al Mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones contra la Iglesia y el Santo Padre.
En la noche del 25 de enero de 1938, la Hermana Lucía vio el siniestro resplandor rojo, que Nuestra Señora le había avisado que sería la gran señal de que Dios iría a “castigar al Mundo (…) por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones contra la Iglesia y el Santo Padre.” Al día siguiente, el extraño fenómeno de la “noche iluminada” fue publicado en diversos periódicos en Europa y Norteamérica.3 La Hermana Lucía percibió que iba a comenzar el castigo del Mundo, y algunas semanas después, en marzo de 1938, Hitler invadió Austria y la anexionó a Alemania — una acción que dio inicio a la escalada de acontecimientos que transformaron en la 2ª Guerra Mundial las diversas agresiones de Alemania, Italia y Japón.

Si las peticiones de Nuestra Señora hubiesen sido atendidas, podría haberse evitado la 2ª Guerra Mundial. Ella ya lo había prometido: “Si las personas hacen lo que os digo, muchas almas se salvarán, y habrá paz.” Nuestra Señora resaltó que la única manera de obtener la paz es obedecer a Sus peticiones, cuando pidió que se rezara el Rosario diariamente “en honor de Nuestra Señora del Rosario, a fin de obtener la paz en el Mundo (…) porque sólo Ella podrá ampararlos.”

Fue precisamente para evitar el castigo del Mundo, “por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones contra la Iglesia y el Santo Padre”, por lo que Nuestra Señora pidió la Consagración de Rusia y la devoción de los Cinco Primeros Sábados. Sus palabras fueron exactamente éstas: “Para evitarlo, vendré para pedir la Consagración de Rusia a Mi Corazón Inmaculado, y la Comunión Reparadora en los Primeros Sábados.” La promesa vinculada a esta petición fue: “Si las personas hacen lo que os digo, muchas almas se salvarán, y habrá paz.”

Es extremamente importante observar que la 2ª Guerra Mundial significó tan sólo el comienzo de los castigos anunciados. Si las personas no se arrepintieren ni enmendaren sus vidas, otros castigos más severos vendrán. Nuestra Señora anunció específicamente el castigo de la 2ª Guerra Mundial cuando dijo: “La guerra va a terminar. Pero si no dejan de ofender a Dios, comenzará otra peor en el pontificado de Pío XI.” Este castigo ya ha ocurrido.

El anunciado castigo del Mundo “por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones contra la Iglesia y el Santo Padre”, es una advertencia profética mucho más amplia, que sólo se ha cumplido parcialmente. Si se va a realizar o no, eso depende de si las peticiones serán atendidas o no. La revelación del castigo, en su totalidad, consta en la tercera parte, aún no publicada, del Tercer Secreto — si bien se haga mención a él de modo muy genérico en la segunda parte. Lo que ha dicho Nuestra Señora sobre el castigo en la segunda parte del Secreto es esto:

Si cumplen mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, difundirá sus errores por todo el Mundo, promoviendo guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre habrá de sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas.
El 13 de junio de 1929, en Tui, España, la Santísima Virgen se le apareció a la Hermana Lucía, cumpliendo así la promesa de que vendría para “pedir la Consagración de Rusia”, la cual sería realizada por el Papa, en unión con todos los Obispos del Mundo. La Hermana Lucía anotó por escrito las palabras utilizadas por Nuestra Señora para pedir la Consagración de Rusia: “Es llegado el momento en que Dios pide que el Santo Padre, en unión con todos los Obispos del Mundo, realice la Consagración de Rusia a Mi Corazón Inmaculado, prometiendo la salvación por este medio. (...)4 Este acto solemne de la Consagración de Rusia, a ser celebrado simultáneamente por el Papa y por todos los Obispos del Mundo, nunca se llegó a realizar. Nunca hubo ningún acto de Consagración de Rusia (ni del Mundo, ni de cualquier otra cosa), celebrada simultáneamente por el Papa y por todos los Obispos del Mundo. Ningún de los actos de consagración realizados por Pio XII, Pablo VI o Juan Pablo II fueron hechos simultáneamente por el Papa y por todos los Obispos del Mundo. Trátase de un acontecimiento histórico, claramente establecido de forma irrefutable — contra factum non est argumentum.5

Era voluntad divina que el acto de la consagración se realizase sin tardanza. El 21 de enero de 1935, la Hermana Lucía escribió: “Hace unos tres años, Nuestro Señor estaba muy insatisfecho porque todavía no se había atendido Su pedido. Se lo hice saber al Señor Obispo por medio de una carta (…) Hablando íntimamente con Él, me parece que está dispuesto a mostrar Su misericordia con la pobre Rusia (como lo había prometido hace cinco años), un país que tanto desea salvar.” El 19 de agosto de 1931, Nuestro Señor se le apareció a la Hermana Lucía transmitiéndole este mensaje: “Comunícale a Mis ministros que, caso sigan el ejemplo del Rey de Francia en la tardanza en ejecutar Mi demanda, ellos lo acompañarán en la aflicción, tal como le sucedió a él.”6

Esta es una advertencia muy enérgica, transmitida por el mismo Jesucristo, puesto que el ejemplo a que Él se refiere es el de la desobediencia del Rey francés, que no llegó a consagrar Francia a Su Sagrado Corazón. Esta petición fue formulada directamente por Nuestro Señor Jesucristo, quien se lo revelo a Santa Margarita María, la cual, a su vez, se lo comunicó al Rey Luís XIV. Ni éste ni Luís XV llevaron a serio tal petición. Por fin, Luís XVI, ya en prisión, intentó obedecer la orden divina; pero no pudo realizar el acto público y solemne, conforme había sido solicitado, y fue guillotinado en 1793.

Nuestro Señor ha declarado de forma inequívoca que el Papa disponía de cierto período para realizar la Consagración de Rusia. Si, después de agotado ese plazo, todavía no se hubiese realizado la Consagración en la forma debida, algunos de los pastores de la Iglesia pagarían tal omisión con sus vidas. Esto se halla muy claramente descrito en la visión del Tercer Secreto, publicada el 26 de junio de 2000. En dicha visión, el Papa es muerto por la soldadesca, y lo mismo les sucede a otros altos prelados, que también son muertos.

El aparato de Estado del Vaticano intentó interpretar la visión del “Obispo vestido de blanco”, como siendo una previsión del frustrado atentado contra la vida del Papa Juan Pablo II, ocurrido en mayo de 1981. La revista The Fatima Crusader ha demostrado exhaustivamente que la interpretación de la visión, publicada por el Cardenal Ratzinger el 26 de junio de 2000, no pasa de una tentativa fraudulenta de situar en el pasado la realización de los acontecimientos futuros relatados en la visión. El motivo para echar mano de esa interpretación es promover la idea de que la Consagración de Rusia ya se ha realizado, y, por lo tanto — según dijo el Arzobispo Monseñor Tarcisio Bertone, “ha llegado a su fin un período de la Historia, marcado por trágicas ambiciones humanas de poder e iniquidad.” En otras palabras, ya se había realizado aquello que Nuestra Señora había pedido, y, por lo tanto, ya no tenemos que continuar a preocuparnos con eso.

El Cardenal Sodano, en 13 de mayo de 2000, dijo: “Los acontecimientos a que se refiere la tercera parte del Secreto de Fátima aparentemente ya son cosas del pasado (…)” La interpretación que Sodano le da a la visión es como querer resolver la cuadratura del círculo; explica de forma muy burda la profecía de un acontecimiento futuro — un Papa que será muerto por militares, o sea, por un grupo de soldados — con base en acontecimientos del pasado — el frustrado atentado contra la vida de Juan Pablo II, practicado por un único pistolero civil. La interpretación de Sodano é claramente fraudulenta: alteró las palabras que, en la profecía, se refieren al asesinato de un Papa: de “postrado de rodillas a los pies de una gran Cruz, fue muerto por la soldadesca” para “también él … cae al suelo como muerto.” Una profecía sobre el asesinato de un Papa en el futuro se convirtió así, por medio de un juego de palabras, en una predicción de un atentado frustrado contra la vida del Papa Juan Pablo II en 1981.

En el folleto “El Mensaje de Fátima”, el Cardenal Ratzinger presenta su primera premisa para interpretar la visión: “En primer lugar, debemos afirmar, con el Cardenal Sodano, que: “(…) los acontecimientos a que se refiere la tercera parte del ‘Secreto’ de Fátima aparentemente ya son cosas del pasado.” Esta afirmación es un fraude deliberado: Cuando el Cardenal Ratzinger habló del ‘Tercer Secreto’, en su entrevista de 11 de noviembre de 1984 a la revista Jesús, dijo: “El contenido de este ‘Tercer Secreto’ corresponde a lo que ha sido anunciado en las Sagradas Escrituras, y a lo que, con mucha frecuencia, se ha afirmado en muchas otras apariciones de Nuestra Señora. (…)”

Es claramente evidente que estas palabras del Cardenal Ratzinger no se referían al atentado frustrado de 3 años antes, que no estaba anunciado en las Sagradas Escrituras ni había sido previsto en las muchas apariciones marianas — ni se referían específicamente a la visión revelada en junio de 2000. Al contrario, se referían a acontecimientos futuros previstos por la Santísima Virgen, en la “carta” de enero de 1944 al Obispo Don José Correia da Silva, “en la que la Hermana Lucía transcribió las palabras que Nuestra Señora confió, como un secreto, a los tres pastorcitos en Cova da Iria.”7 Este es el 'Tercer Secreto' que la Hermana Lucía le reveló el 2 de septiembre de 1952 al emisario del Papa Pío XII, el Padre Schweigl, quien explicó que el ‘Tercer Secreto’ es “la continuación de las palabras [de Nuestra Señora]: En Portugal el dogma de la Fe se conservará para siempre etc.”8

Éste sí es el ‘Tercer Secreto’ de que habló el Cardenal Ratzinger, cuando afirmó que “reiteradamente contenido de este ‘Tercer Secreto’ corresponde a lo que ha sido anunciado en las Sagradas Escrituras, y a lo que, con mucha frecuencia, se ha afirmado en muchas otras apariciones de Nuestra Señora. (…)” Este punto de vista fue defendido por el sobrino de la Hermana Lucía, el Padre José dos Santos Valinho. En el programa Enigma de la TV italiana, el día 14 de febrero de 2003, el Padre Valinho dio a conocer de manera inequívoca su entendimiento, según la cual la tercera parte del Secreto está íntimamente vinculada a la segunda. Se refiere a la Iglesia: guerra, persecución y pérdida de la Fe. Habrá una crisis universal, tanto en la Iglesia como en todo el Mundo.9 Por consiguiente, esto corresponde a las palabras de la Santísima Virgen en la segunda parte del Secreto: “Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas.”

Corresponde en especial a la revelación del 13 de julio de 1917, de que Dios iba a castigar al Mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de la persecución contra la Iglesia y el Santo Padre.” El Padre Valinho también afirma claramente que la tercera parte del Secreto es la continuación de la segunda parte, que concluye con las palabras “En Portugal el dogma de la Fe se conservará para siempre etc. (…)” Fueron éstas sus palabras exactas: “Los puntos suspensivos (después del etc.) indican que ‘aquí está la tercera parte, que todavía no ha sido revelada’.”

También es importante tener en cuenta que, a partir de un cierto punto, como el inicio de una guerra mundial, los pastores de la Iglesia podrán estar físicamente incapacitados para hacer la consagración, como sucedió con Luís XVI, que, sin éxito, intento realizar la consagración de Francia, cuando ya era demasiado tarde para salvarla de la Revolución y del Reino del Terror. De acuerdo con lo que le ha revelado Nuestro Señor a la Hermana Lucía, parece que el castigo del Mundo, mencionado en la segunda parte del Secreto e ilustrado en la visión de la tercera parte, tendrá lugar antes de la consagración. Esto ha sido lo que Nuestro Señor le dijo a la Hermana Lucía: “¡Oh, Santo Padre! Rogad mucho por el Santo Padre. Él la hará, sí [la Consagración de Rusia], pero será tarde.”

El mismo Nuestro Señor Jesucristo ha explicado el motivo por que es tan necesario este acto de consagración. En una carta con fecha de 18 de mayo de 1936, la Hermana Lucía escribió: “(…) Por lo que se refiere a la otra pregunta — si será conveniente insistir para obtener la Consagración de Rusia (…) — he hablado con Nuestro Señor sobre este asunto; y aún hace poco Le preguntaba por qué Él no convertía a Rusia, sin que Su Santidad realizase esa Consagración. (Respondió): ‘Porque quiero que la totalidad de Mi Iglesia reconozca esa consagración como un triunfo del Corazón Inmaculado de María, para difundir después Su culto y poner, al lado de la devoción a Mi Divino Corazón, la devoción de este Inmaculado Corazón. (…) Sin embargo, es el Corazón Inmaculado de María el que ha de salvar a Rusia. Este le ha sido confiado a Ella.’”

La finalidad suprema de la Consagración de Rusia no es su conversión, ni tampoco la paz mundial. Éstas son gracias prometidas por Dios, que se obtendrán mediante la Consagración; pero la finalidad suprema de la Consagración es salvar del Infierno a las almas, estableciendo la devoción al Corazón Inmaculado de Maria. Ha sido Nuestra Señora quien declaró: “Para salvarlas, quiere Dios establecer en el Mundo la devoción a Mi Corazón Inmaculado.” El 13 de junio de 1917, la Santísima Virgen dijo que es Jesús quien desea establecer esta devoción: “Él quiere establecer en el Mundo la devoción a Mi Corazón Inmaculado. A quien la abrace, le prometo su salvación; y estas almas serán queridas por Dios, como flores colocadas por Mí para adornar Su trono.” [Así, pues,] el Cielo pide la Consagración de Rusia para la salvación de las almas. “La salvación de las almas (…) es siempre la ley suprema de la Iglesia.” (Can. 1752) Aquellos que combaten o impiden la Consagración, independientemente de los motivos que los mueven, se colocan en oposición a la ley suprema de la Iglesia, y, por tanto, son transgresores ante Dios.

Las consecuencias de no obedecer las peticiones del Cielo serán incalculables y catastróficas. Aquellos que dicen que ya han sido atendidas las peticiones de Nuestra Señora, que la Consagración de Rusia ya se ha realizado, han perdido la noción de la realidad. En septiembre de 2002, Navarro-Valls, portavoz del Vaticano, mencionó el hecho de que la Iglesia Católica es actualmente objeto de persecución en Rusia. Nuestra Señora de Fátima ha advertido que Rusia perseguiría a la Iglesia Católica, si no fuesen atendidas Sus peticiones. Dijo Ella que “si atendieren mis peticiones, Rusia se convertirá, y habrá paz (…)”

Con el objetivo de preparar el ataque contra Irak, doscientos cincuenta mil soldados americanos y una tercera parte de la Fuerza Aérea Británica han sido enviados al Golfo Pérsico, y las Fuerzas Armadas americanas también se preparan para atacar a Corea del Norte e Irán. A pesar de ello, la Congregación para la Doctrina de la Fe nos asegura que "la decisión de Su Santidad el Papa Juan Pablo II, de hacer pública" la visión del 'Obispo vestido de blanco', “ha llegado a su fin un período de la Historia, marcado por trágicas ambiciones humanas de poder e iniquidad.”

En mayo de 1952, Nuestra Señora de Fátima le dijo a la Hermana Lucía: “Comunícale al Santo Padre que continúo esperando la Consagración de Rusia a Mi Corazón Inmaculado. Sin la Consagración, Rusia no se podrá convertir, ni el Mundo tendrá paz.”10

Nuestro Señor ha dicho a que no convertiría a Rusia sin que el Santo Padre realizase su Consagración, "porque quiero que la totalidad de Mi Iglesia reconozca esa consagración como un triunfo del Corazón Inmaculado de María.” Hasta hoy, no hay señal de ese triunfo, o de esa conversión, porque las peticiones de Nuestra Señora no han sido atendidas, y, por lo tanto, el Mundo camina hacia el Gran Castigo, a través del cual Dios “va a castigar al Mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones contra la Iglesia y el Santo Padre.”

El Gran Castigo revelado en el Tercer Secreto de Fátima, es concisamente presentado por la Hermana Lucía en la carta de una sola página que dirigió al Obispo Don José Correia da Silva, y que contiene el ‘Tercer Secreto’. El Secreto a que se refirió el Cardenal Ratzinger en la entrevista a Jesús, es el mismo de esa carta. Cuando dijo: “Sí, lo he leído”, Ratzinger se refería a esa carta, “en que la Hermana Lucía escribió las palabras que Nuestra Señora confió, como un secreto, a los tres pastorcitos, en Cova da Iria."11

Fueron esas las palabras de Nuestra Señora a las que se refería el Cardenal Ratzinger cuando, en la entrevista a Jesús, dijo que el Tercer Secreto se refiere a “los peligros que amenazan la Fe y la vida del cristiano, y, por consiguiente, del Mundo”, añadiendo que “el contenido de este ‘Tercer Secreto’ corresponde a lo que ha sido anunciado en las Sagradas Escrituras, y a lo que, con mucha frecuencia, se ha afirmado en muchas otras apariciones de Nuestra Señora. (…)” Al analizar “lo que ha sido anunciado en las Sagradas Escrituras, y a lo que, con mucha frecuencia, se ha afirmado en muchas otras apariciones de Nuestra Señora” descubriremos “los peligros que amenazan la Fe y la vida del cristiano, y, por consiguiente, del Mundo”, que han sido anunciados en las Sagradas Escrituras y que constan en las profecías.

El 13 de octubre de 1973, la Santísima Virgen se le apareció a la Hermana Agnes Sasagawa, en Akita, Japón, y le reveló lo siguiente: “Si los hombres no se arrepintieren (…) el Padre hará caer un terrible castigo sobre toda la Humanidad. Será un castigo más grande que el diluvio, un castigo como jamás se ha visto. Caerá fuego del cielo, y destruirá una parte considerable de la Humanidad.”

La Beata Anna Maria Taigi (†1837) escribió lo siguiente sobre el inminente castigo:

Dios establecerá dos castigos: Uno, en forma de guerras, revoluciones y otros males, tendrá su origen en la Tierra; el otro será enviado desde el Cielo. Sobre toda la faz de la Tierra se extenderá una profunda oscuridad, que durará tres días y tres noches (Joel 2:31)12 (…) el aire quedará cargado de pestilencia, que arrastrará sobre todo, pero no exclusivamente, a todos los enemigos de la religión. (…)
El primer castigo será al mismo tiempo físico y espiritual: guerras, revoluciones, etc., serán la parte más substancial del castigo físico; “varias naciones serán aniquiladas”; y “las persecuciones contra la Iglesia y al Santo Padre” constituirán el castigo espiritual: “los buenos serán martirizados, y el Santo Padre habrá de sufrir mucho.”

En 1945, poco tiempo después del término de la 2ª Guerra Mundial, el Papa Pío XII dijo en su Mensaje de Navidad a los Cardenales: “El Mundo se encuentra al borde de un precipicio asustador. (…) Los hombres deben prepararse para un sufrimiento de tal envergadura que jamás ha sido visto por la Humanidad.” Habrá una guerra mundial, mucho más destruidora que las dos primeras.

A la Hermana Elena Aiello (†1961), muy famosa por sus profecías, Nuestra Señora le transmitió el siguiente mensaje:

Mi Corazón está triste por tantos sufrimientos en un Mundo que se aproxima a la destrucción. (…) El castigo divino es inminente. En breve el Mundo será atormentado por grandes calamidades, por cruentas revoluciones, horribles huracanes e inundaciones de ríos y mares (…) El Mundo será trastornado por una nueva guerra, mucho más terrible. Armas sumamente mortíferas destruirán pueblos y naciones. Los dictadores de la Tierra, especímenes infernales, demolerán las Iglesias y profanarán la Sagrada Escritura, y destruirán las cosas que nos son las más queridas. En esta guerra encarnizada, mucho de lo que ha sido construido por las manos del hombre será destruido (…)

Otra guerra terrible avanzará del este hacia el oeste. Con sus ejércitos secretos, Rusia luchará contra América y devastará Europa. El Rin transbordará de cadáveres y de sangre. También Italia será trastornada por una gran revolución y el Papa sufrirá terriblemente. (…)

Rusia marchará sobre todas las naciones de Europa, en especial sobre Italia, y su bandera tremolará sobre la cúpula de San Pedro. Italia arrostrará trágicamente una gran revolución, y Roma será purificada de sus muchos pecados, especialmente los de la impureza. (…)

En la aparición de Nuestra Señora del Buen Suceso, que tuvo lugar el 2 de febrero de 1634, la Madre de Dios le reveló a la Madre Maria Ana de Jesús Torres:

Habrá una guerra terrible, en que correrá la sangre de sacerdotes y de religiosos (…) parecerá que el mal hubiera triunfado.

La Hermana Rose Asdente de Taggia (†1847) hizo una previsión semejante:

Ocurrirá una gran confusión de un pueblo contra otro pueblo, y de naciones contra naciones. Los rusos — explicó — vendrán a guerrear en Italia (…) Sacerdotes y religiosos serán masacrados, y la tierra, especialmente en Italia, quedará regada con su sangre.

Hay una profecía escrita hace siglos en una losa sepulcral inglesa: “Cuando las pinturas parecieren vivas, con movimientos libres, cuando los barcos navegaren como peces bajo la superficie, cuando los hombres volaren por el cielo, sobrepasando a los pájaros, entonces la mitad del Mundo, anegado en sangre, perecerá.”

Parece, pues, que la ciudad semidestruida, en la visión de Fátima publicada el 26 de junio de 2000, representa la destrucción de la mitad del Mundo: La mitad del género humano, más de 3 mil millones (3.000.000.000) de seres humanos morirán en el castigo, como dice la profecía de la losa sepulcral. La Hermana Lucía se ha referido a este tema en 26 de diciembre de 1957, cuando le dijo al Padre Fuentes: “Dígales, Padre, que varias veces, tanto a mis primos Francisco y Jacinta, como a mí misma, la Santísima Virgen nos ha dicho que muchas naciones desaparecerán de la faz de la Tierra, que Rusia sería el instrumento del castigo que el Cielo aplicará a todo el Mundo — si antes no obtuviésemos la conversión de esa pobre nación.”

Con efecto, parece que el Mundo se encuentra hoy “al borde de un terrible precipicio”. Las proféticas revelaciones transmitidas a la Hermana Elena Aiello confirman las profecías anteriores de San Juan Bosco, de la Beata Anna Maria Taigi y de otros, según las cuales habría una guerra de grandes proporciones contra las naciones occidentales, por iniciativa de Rusia, China y las naciones islámicas. La mayoría de los norteamericanos no tiene ni idea de lo peligrosa que es la situación geopolítica. Se tragaron ingenuamente la idea de que Estados Unidos es la única superpotencia mundial, y, por eso, se creen que ese País puede imponer su voluntad donde se le antoje.

En realidad, sólo hay una superpotencia militar en el Mundo, que es Rusia. “Rusia — explica Donald McAlvany — (la ‘extinta’ Unión Soviética) todavía posee la mayor máquina militar en todo el Mundo: el mayor arsenal de misiles nucleares (…), el mayor número de tanques, vehículos blindados, submarinos nucleares, misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y misiles balísticos submarinos (SLBM), y aviones militares en todo el Mundo.”13

La Rusia Soviética continúa con su pretensión de conquistar todo el Mundo. En un discurso pronunciado en la década de 1930 en la Escuela Lenin de Guerra Política, en Moscú, declaró Dimitri Manuilski: “La guerra total entre el comunismo y el capitalismo es inevitable. Hoy por hoy, somos demasiado flacos para atacar. Nuestra vez ha de llegar dentro de 30, 40 años. Pero, antes, debemos adormecer las naciones capitalistas mediante concesiones de paz y de desarmes, las más grandes en toda la Historia. Entonces, cuando [las naciones capitalistas] aflojen sus defensas, las destrozaremos con nuestro puño cerrado.”

La Rusia Soviética ha mantenido esta política de forma intransigente, desde aquel entonces hasta hoy. En noviembre de 1987, en un discurso dirigido al Politburó, el Presidente soviético Mijail Gorbachov afirmó: “Señores, camaradas: No os preocupéis por todo lo que oigáis en los próximos años acerca de la glasnost, de la perestroika y de la democracia. Todo eso se dirige principalmente al consumo externo. En la Unión Soviética no habrá cambios internos significativos, solamente algunos cambios superficiales. Nuestro objetivo es desarmar a los americanos y dejarlos adormecidos.”

Los jefes militares soviéticos son discípulos de Sun Tsu, autor de El Arte de la Guerra, escrito en el año 500. A.C. “Avanzamos batiéndonos en retirada.” La retirada ha sido el desmantelamiento del estado estalinista, ineficiente y burocrático — la Unión Soviética —, reestructurándolo bajo la forma del estado leninista actual — la Rusia Soviética. En el número de Invierno-1993 de la revista The Fatima Crusader, he escrito:

Europa se está alejando del equilibrio de fuerzas, surgido en la Posguerra, entre el bloque OTAN-CEE y el bloque del Pacto de Varsovia-COMECON. Gorbachov está promoviendo la disolución de los bloques y el reordenamiento de Europa en una sola unidad. Una Europa unida y neutra será una aglomeración de pequeños estados dominados por el gigante soviético. Con sus vastos recursos, población y armamento, la Unión Soviética fácilmente se enseñoreará de toda Europa. No me sorprende que el nuevo eslogan en Rusia sea “Dominar desde Siberia hasta Iberia”.14

Los soviéticos han cumplido su programa de disolución y reordenamiento de Europa en una sola unidad mediante el ingreso de Rusia en la OTAN, en la condición de miembro participante. Fue esto lo que ha declarado abiertamente el Presidente soviético Wladímir Putin, cuando el 28 de mayo de 2002, en Roma, afirmó sobre la OTAN: “Llegaremos a llamarnos ‘La Casa de los Soviets’”. Putin ha conseguido realizar aquello que Brezhnev había promovido como la détente. Brezhnev había promovido la détente por el mismo propósito de conquista que Manuilski había anunciado en los años treinta. Se sabe que, en 1972, Leonid Brezhnev, hablando confidencialmente a un grupo de miembros influyentes del Partido Comunista, dijo: “Confíen en nosotros, camaradas, porque alrededor de 1985, como resultado de lo que ya estamos consiguiendo con la détente, habremos alcanzado la mayor parte de nuestros objetivos en Europa Occidental. Habremos consolidado nuestra posición. (…) Y el cambio decisivo en la correlación de fuerzas será de tal orden que, a partir de 1985 podremos imponer nuestra voluntad dondequiera que necesitemos hacerlo …”

Para que el plan se hiciese realidad, tardó más de lo que Brezhnev había calculado; sin embargo, la constante fidelidad de los dirigentes de la Rusia Soviética al programa anunciado por Manuilski los ha colocado en una posición en que pueden emplear su poder dondequiera que lo deseen. Su intención es conquistar Estados Unidos mediante un plan militar conjunto ruso-chino. En febrero de 2002, Donald McAlvany anotó: “El plan para una campaña militar conjunta contra América, llevada a cabo por Rusia y por China, ha sido concebido hace muchos años, y quien me lo ha descrito fue el desertor de mayor rango de la Dirección Central de Informaciones del Estado Mayor General ruso, el coronel Stanislav Lunev.”15

“Sobre la existencia de un plan militar ruso-chino — prosigue McAlvany — Lunev ha dicho que, en su última visita a Moscú, antes de su deserción en 1992, el Estado Mayor ruso estaba incumbido de combatir y vencer una futura guerra nuclear contra América. ‘El plan de la guerra nuclear permanece válido’, le informaron. Pero habría algunos cambios. Las tropas rusas ya no serían responsables de la posterior invasión de los 48 estados de la metrópolis norteamericana. Las fuerzas rusas se encargarían se ocupar ‘Alaska y parte de Canadá’. Los chinos serían los responsables de la ocupación de los 48 estados.”

La división de misiles nucleares de la Rusia Soviética y el inmenso potencial humano de la China Roja se han unido en un solo puño cerrado que constituye el corazón del Nuevo Eje, al que también se le podría llamar Eje Moscú-Pequín. Richard Maybury inventó esa expresión en 1996. No se restringe a Rusia y China — que han firmado el Tratado de Amistad Chino-Ruso en julio de 2001, y han declarado sus intereses estratégicos conjuntos contra Estados Unidos —, sino que también incluye muchas otras naciones que forman parte de una alianza secreta contra Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. En el número de febrero de 2003, del Early Warning Report, Maybury explica que “el grupo consiste de 12 miembros, por lo menos; entre ellos, Irán, Irak, Corea del Norte, Siria, Libia, Cuba, etc.

El Gobierno de Estados Unidos está al corriente de la existencia del Nuevo Eje: El 10 de octubre de 2002, el Subsecretario de Defensa, Paul Wolfowitz, declaró que “Para nuestra total sorpresa, la cosa que nos ha surgido de la Comisión Rumsfeld ha sido comprender de qué manera estos agentes malignos (los estados del Nuevo Eje) no sólo se ayudaban unos a otros, sino también el volumen de ayuda que recibían de Rusia y de China.

El Nuevo Eje sobrepasa con creces el poder de los armamentos y del personal de Estados Unidos. La intención del Nuevo Eje es envolver a Estados Unidos en múltiples guerras con los miembros menos expresivos del Eje: primero, con Afganistán, después, con Irak, enseguida tal vez con Irán y con Corea, y después, posiblemente, con China — por causa de Taiwán. Quieren enflaquecer las fuerzas armadas norteamericanas, haciendo que se desplieguen por una gran extensión, y que acaben por sentir falta de personal suficiente, y, en ese momento, atacarán a las naciones europeas y a Norteamérica, por medio de una gigantesca Blitzkrieg (guerra relámpago). Este será solo el inicio del Gran Castigo.

Porque se levantarán pueblos contra pueblos, y reinos contra reinos; habrá terremotos por diversos lugares, habrá hambruna. Eso será el comienzo de los dolores. (Mc 13:8)

[Continurá]Notas
1. “As guerras não são senão castigos pelos pecados do mundo.” Era uma Senhora mais brilhante que o Sol; P. João de Marchi, 1996, Torres Novas, Portugal, p. 268.

2. A fin de desacreditar el Mensaje de Fátima, algunas personas han insinuado que la guerra [la 2ª Guerra Mundial] tuvo inicio con la invasión de Polonia, en 1 de septiembre de 1939, durante el pontificado de Pío XII; pero eso no es correcto. La verdad es que el conflicto tuvo inicio el 7 de julio de 1937, entre el ejército japonés radicado en Manchuria y las fuerzas chinas, en el Puente Marco Polo, cerca de Pequín (Beijing). Los japoneses aprovecharon este incidente como pretexto para invadir el norte de China, y de allí pasaron al este y al sur de ese país. La guerra sólo terminó cuando el ejército japonés en Manchuria (el Ejército de Kwantung) se rindió a las tropas soviéticas, que habían entrado en guerra contra Japón hacía tan sólo 5 días, en agosto de 1945, después del lanzamiento de las bombas atómicas.

3. En 1971, mi profesor de Filosofía, el P. Robert Schubert, Ph.D., me mostró su colección de recortes de periódicos sobre la ‘luz desconocida’. Hubo ciudades en que se enviaron camiones de bomberos a los alrededores, pensando que hubiese ocurrido un gran incendio; pero no era otra cosa sino la extraña luz de que había profetizado Nuestra Señora. Hubo quien dijese, sin cualquier fundamento, que la ‘luz desconocida’ era una aurora boreal. Decididamente, esto es un absurdo, puesto que no tenía ninguna semejanza con la manifestación de una aurora boreal.

4. Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima; Buffalo, Fort Erie, 1989, vol. II, p. 555. Estas palabras las escribió en su Diario la Hermana Lucía.

5. Los que dicen que la consagración ya se ha realizado sólo se limitan a presentar los argumentos más obtusos y de un simplismo poco ingenioso, que van contra la lógica, así como las pruebas más flacas y sin credibilidad, como postales y cartas de dudosa autenticidad, relatos anecdóticos basados en rumores y comentarios según los cuales el Papa, o la Hermana Lucía, habrían afirmado que “ya se había realizado la consagración.” En muchos artículos publicados anteriormente en la revista The Fatima Crusader — disponibles en www.fatima.org —, hemos demostrado hasta la sociedad que todavía no se ha realizado la Consagración de Rusia. Hemos presentado pruebas irrefutables, que no admiten una oposición legítima, y que establecen el hecho concreto, incontestable, de que Nuestra Señora — conforme lo ha admitido públicamente el Papa Juan Pablo II en 25 de marzo de 1984 — “todavía aguarda” el acto de consagración que había pedido.

6. P. Joaquín María Alonso, Fátima ante la Esfinge, Madrid, 1917, p.117.

7. Comunicado de prensa, del Vaticano, para la agencia UPI, en febrero de 1960.

8. Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima, Vol. III, Immaculate Heart Publications, Fort Erie, 1990, p.710.

9. “crisi di tipo universale nella chiesa e nell’umanità.”

10. Cf. Il Pellegrinaggio delle Meraviglie, p.440. (Publicado con el beneplácito de los Obispos católicos italianos.)

11. Comunicado de prensa, del Vaticano, para la agencia UPI, en febrero de 1960.

12. “Se oscurecerá el Sol, y la Luna se cubrirá de sangre: antes que llegue el día del Señor.”

13. The McAlvany Intelligence Advisor, Informe Especial.

14. The Fatima Crusader, Nº 43, p.17.

15. The McAlvany Intelligence Advisor, febrero de 2002, p.7.
(Tomado de fatima.org)