domingo, 27 de noviembre de 2011

DICHOS DE SANTOS - 7



El Señor no deja ningún pecado sin castigo; porque, o los seguimos llorando, o Dios se los reserva para presentarlos en su tribunal y castigarlos.


(San Gregorio Magno)